Llevamos diez meses trabajando y al fin llega el momento: esta semana disfrutaremos del V Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas.

 

 

Han sido cinco o seis las reuniones que el comité organizador ha mantenido en este tiempo, y aún nos queda otra, esta misma semana, para terminar de coser los últimos flecos y que la prenda quede bordada. En ellas hemos ido perfilando desde los temas de cada mesa hasta los invitados. El resultado es un programa de auténtico lujo, con grandes plumas del panorama literario actual, como Javier Negrete, Olalla García o Jerónimo Tristante. Pero este año hemos querido ir un poco más allá, y habrá agentes literarios y editores encima de la mesa, hablando de su trabajo, de las dificultades, de las pasiones… de todo aquello que lleva un texto a convertirse en carne de estantería en las tiendas del ramo. El programa completo, para los rezagados, podéis verlo aquí.

 

 

Y, como siempre, la respuesta del público ha sido maravillosa. Ya hace un par de semanas al menos que estamos rozando el límite del aforo, que es de 130 persona. Mucho me temo que este año habrá gente que se quede fuera. Espero que vosotros pudierais realizar sin problemas vuestras inscripciones.

 

 

Pero, además, este año hay otra novedad. Por primera vez se van a realizar una serie de actividades paralelas al encuentro que tendrán lugar durante la tarde del viernes. El programa de dichas actividades será el siguiente:

 

 

18 horas: LECTORES CREADORES: FANSICS Y ROL (ponencia). presentación de los juegos de fan-sics y de rol como una opción de creación literaria.

 

 

19 horas: INICIACIÓN AL ARTE DE LA ESCRITURA( taller) taller dirigido a jóvenes interesados en escribir sus propias historias y quieran conocer la profesión de un autor más de cerca. EL TALLER ESTARÁ DIRIGIDO POR EL ESCRITOR TEO PALACIOS.

 

 

21 horas: PROYECCIÓN LA PELÍCULA «The Fall. El sueño de Alexandría» a cargo del grupo DH35.

 

 

 

 

De manera que, este año, el encuentro es más largo que nunca, comenzando la tarde del viernes y concluyendo a mediodía del domingo. Dos días completos de confraternización literaria en la que podremos volver a saludar a buenos amigos, conocer a otros nuevos y, sobre todo, aprender, aprender y aprender, porque, como todo en la vida, en el oficio de escribir uno nunca puede pensar que ya lo sabe todo.