Seleccionar página

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cómo escribir una sinopsis, y que sea buena

Una de las preguntas recurrentes que me han hecho mis alumnos en todos estos años es sobre la sinopsis de la novela. En todo curso de escritura que he impartido ha salido ese tema en un momento y otro. Yo considero que los cursos de escritura, cualquier taller de escritura que realices, debería servirte para conocer mejor el sector editorial, qué puede ayudar a vender tu libro. Bien, pues en esta nueva entrega de nuestro curso de escritura online te lo voy a decir, así que presta atención a esto: el primer factor en la compra de una novela es el nombre del autor. El segundo es el género de la novela. El tercero es la sinopsis.

Cuando entramos en una librería solemos seguir siempre el mismo ritual: En primer lugar, nos vamos a la sección en la que están nuestros libros favoritos: novelas de terror, o de aventuras, o policíacas, o de fantasía, o… A continuación, si vemos el libro de algún autor que conocemos, que ya hemos leído y nos ha gustado, lo cogemos de inmediato y le damos la vuelta. El siguiente paso es leer la sinopsis. Y es con ella con la que tenemos que enganchar al lector. Pero, ¿cómo escribir una sinopsis atractiva y que cumpla el objetivo de vender tu libro? Voy a intentar explicarlo en 9 pasos.

Diferencia entre escribir una sinopsis y hacer un resumen

Pero antes de eso hay una cosa que debes saber: escribir una sinopsis no es como hacer un resumen de la novela. Un resumen implica que vas a contar toda la historia, vas a dar detalles, vas a desarrollar los argumentos, los giros narrativos, contarás cómo evolucionan los personajes…

Si haces eso al escribir una sinopsis para tu novela, nadie comprará tu novela, porque le estarás explicando todo lo que ocurre, y el objetivo de escribir una sinopsis es, precisamente, despertar el interés por el libro, activar el deseo de comprarlo.

Por tanto, olvídate de como hacer un resumen de la novela y veamos cómo puedes interesar al lector en tu libro.

 

Tres elementos a desarrollar al escribir tu sinopsis

Los elementos que tendrás que desarrollar a la hora de escribir la sinopsis de tu novela están relacionados con los elementos de una novela, aunque no deben tratarse todos ni tampoco de la misma forma. Las tres claves que debes desarrollar en tu sinopsis son: la trama, el desarrollo de los personajes y los obstáculos. Vamos a verlos de forma individual.

Cómo tratar la trama en tu sinopsis

La trama, de la que hemos hablado en el artículo sobre cómo crear buenos cliffhangers, es el conjunto de las líneas argumentales de tu novela. Básicamente, es todo lo que va a ir ocurriendo a medida que avanzas en tu historia. Bien, pues debes prestar atención a esto en la sinopsis. Tendrás que introducir en ella algunos de los acontecimientos más impactantes de tu trama para que el lector desee saber por qué están ocurriendo esas cosas.

No debes explicar los motivos por los que ocurren esas cosas, solo indicar que ocurren. El ser humano es curioso por naturaleza; si a un amigo le dices algo como «el otro día me atracaron a punta de pistola», de inmediato va a querer conocer los detalles de lo ocurrido. La intención de la sinopsis es justamente esa: despertar el interés por lo que se narra. Si muestras tres o cuatro momentos álgidos de tu novela en la sinopsis, te estarás apuntando un tanto para que el lector se decida a comprar el libro.

Explica el inicio de la trama, cuál es el detonante para que empiece la aventura, y a partir de ahí, avanza hacia la resolución. Pero nunca desveles el final.

Los personajes en la sinopsis

Los personajes son cruciales en toda novela. Leemos porque queremos conocer sus historias, por tanto, tienes que conseguir que el lector empatice con ellos ya desde la misma sinopsis. ¿Cómo puedes lograr esto? La clave está en mostrar el desarrollo que va a vivir el personaje a lo largo de tu novela.

Asegúrate de que haces la presentación oportuna entre lector y personaje. Dile cuál es su nombre, y cuál es su situación inicial al comienzo de la novela. Cuando haces esto y a continuación muestras el detonante de la trama como veíamos en el punto anterior, lo que estamos presentando es a una persona que parece de carne y hueso que de pronto tiene que hacer frente a una situación inesperada y peligrosa. Y de nuevo, la curiosidad del lector entra en juego. ¿Qué le pasará a este personaje? ¿Cómo se va a enfrentar a eso? ¿Qué consecuencias va a tener? Estas preguntas no las escribes en la sinopsis, pero estallan directamente en el cerebro del lector. Si a continuación le hablas de las dificultades que va a pasar el personaje, lo tienes casi en el bote.

Los obstáculos; la piedra angular de la sinopsis

Sabemos a qué se enfrenta el personaje, sabemos quién es… Si además lo mostramos como un ser capaz de superar los obstáculos con el fin de conseguir lo que quiere, el lector se enamorará de él.

En tu sinopsis tienes que dejar muy claro que el personaje es lo suficientemente valiente como para no rendirse. Debe ser capaz de luchar por conseguir lo que quiere. A nadie le gustan las personas a las que se lo dan todo hecho, en cambio admiramos a aquellos que pelean con uñas y dientes por defender lo suyo. Y eso es lo que debes mostrar en tu sinopsis.

Introduce dos o tres obstáculos de los más importantes a los que tenga que enfrentarse el personaje. Por supuesto, no des la respuesta de cómo salva la situación. De nuevo, se trata de jugar con el interés: ¿Será capaz de superar algo así? ¿Y cómo lo consigue?

Con estos tres elementos, tu sinopsis ya funcionaría bien, pero vamos a redondearla para que el lector no pueda dejar el libro en la estantería, sino que se vea obligado a comprarlo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=».vc_custom_1498478560638{background-color: #004071 !important;}»][vc_column][vc_cta h2=»¿Te gustaría escribir novelas inolvidables?» h4=»Descubre todo lo que necesitas para escribir una novela que interese a editoriales y lectores» txt_align=»center» style=»flat» color=»white» add_button=»bottom» btn_title=»¡Me apunto al curso!» btn_color=»primary» btn_size=»lg» btn_align=»center» btn_link=»url:https%3A%2F%2Fteopalacios.com%2Fcourse%2Fcomo-escribir-una-novela%2F||target:%20_blank|» css=».vc_custom_1498478890976{border-radius: 3px !important;}»]

  • Las claves del género que vas a trabajar (histórica, romántica, negra…)
  • Cómo crear buenas historias para interesar al lector
  • Qué argumentos debes utilizar para crear novelas impactantes
  • Cómo crear y desarrollar buenos personajes
  • El modo de utilizar conflictos y detonantes
  • Plantear obstáculos para mantener la atención
  • Escribir finales que dejen al lector con la boca abierta

[/vc_cta][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

1) Sé breve:

Una buena sinopsis no debería tener más de doscientas cincuenta palabras, así que es importante que conozcas los puntos principales de tu historia, aquellos que llevan el peso de la acción y, por lo tanto, la hacen atractiva para poder presentársela a los lectores de forma concisa.

2) Céntrate en la trama principal de tu historia:

Está muy relacionado con el punto anterior. Si empiezas a hablar de tramas secundarias, tu sinopsis será muy larga. Céntrate en lo verdaderamente importante de tu narración: personaje principal + trama principal.

3) Muestra claramente el conflicto principal de tu historia

El conflicto es la cuestión a resolver en tu novela, el enfrentamiento entre protagonista y antagonista; cuanto más interesante sea este, más atraparás al lector. Debes mostrarlo en la sinopsis precisamente para enganchar al lector; provocarle interés por saber qué está ocurriendo en ese libro.

4) Empieza con una frase impactante

Al escribir una sinopsis recuerda que debes impactar al lectorOlvídate de empezar de este modo: “Año 1095, el Papa Urbano envía la petición de iniciar la guerra santa.” Así creas el marco, sí, pero no enganchas al lector. Fíjate en la diferencia: “Alfonso es obligado a ver cómo unos soldados sarracenos saquean su casa y fuerzan a su mujer. Tras lograr sobrevivir de forma milagrosa, decide unirse a la Primera Cruzada”. Has establecido el marco, pero has planteado una situación interesante, algo que puede enlazar al lector con el personaje. Una regla de oro: La sinopsis debe enganchar desde la primera frase.

5) Evita perderte en generalidades

Muestra puntos clave de tu trama. Presenta el personaje principal en situaciones difíciles. ¡Pero ten cuidado de no desvelar más de la cuenta! En una sinopsis están terminantemente prohibidos los spoilers.

6) Apela a los sentimientos

Cómo escribir una sinopsis: Apela a los sentimientosEl fin de toda novela es crear emociones en el lector. Ese trabajo debe empezar en la sinopsis. Consigue que el lector sufra, o se enamore, o se indigne, o cualquier otra cosa, desde la sinopsis.

7) Usa un lenguaje directo

En la sinopsis no tienes que enamorar al lector con recursos literarios. Tienes que enamorarlo de la historia. Cuanto más directo seas, mejor llegará el mensaje al lector.

8) No olvides el objetivo de la sinopsis

Al escribir una sinopsis nunca olvides cuál es tu objetivoLo que pretendes con la sinopsis es que el lector quiera leer más. No cuentes toda tu historia en la sinopsis. Lo que quieres hacer en ella es abrir expectativas para que el lector desee leer la novela. Por tanto, plantea cuestiones a resolver, (no tiene por qué ser directamente por medio de preguntas), pero no ofrezcas las respuestas.

9) Reescribe

Como con cualquier otra cosa que escribas, la primera versión no será la definitiva. Lee y edita varias veces tu sinopsis; acércate a ella con ojo crítico. Plantéate si tú comprarías un libro tras leerla y, cuando estés satisfecho, pásasela a gente de confianza, alguien que tenga buen criterio y pueda ser crítico con ella para resaltar los puntos fuertes y poner en evidencia los puntos débiles.

Cuéntame: ¿Tienes problemas a la hora de escribir una sinopsis? ¿Quieres compartir la de tu novela? ¿Qué te ha parecido esta segunda entrada de nuestro curso de escritura gratis?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]