He hablado en otras ocasiones de lo importante que resulta tener inscrita nuestra obra en el Registro de la Propiedad intelectual. Es cierto que lo que nos hace ser autores es el hecho de crear nuestra obra, pero también que si tenemos cualquier de problema relacionado con el plagio, podremos defender nuestro derecho con la inscripción registral, que establece una fuerte presunción a favor de quien la hace.

De lo que no había hablado mucho hasta ahora es de la posibilidad de inscribir en el Registro de la Propiedad intelectual de forma telemática. Esto es, en lugar de tener que personarnos en la sede que territorial que queramos, podemos inscribir nuestra novela (también otro tipo de obras)  desde el ordenador, siempre que tengamos acceso a internet.

Ventajas de registrar tu novela por internet

Cómo registrar tu obra por internetLas ventajas de este medio resultan evidentes:

  1. Ahorro de costes para el escritor. No tendrá que presentar la novela encuadernada en formato físico, siendo suficiente contar con un archivo pdf para el mencionado registro telemático.
  2. La comodidad que supone hacer el registro en el momento en que lo necesites desde tu despacho, casa… (sobre todo si nada se estropea).
  3. Ahorro de tiempo. Los trámites administrativos son engorrosos y aunque en las oficinas territoriales del Registro de la Propiedad Intelectual no suele haber mucha gente, evitarás perder el tiempo.

¿Qué requisitos necesitamos para registrar nuestra novela por internet?

  • Un certificado digital. Este es un documento que permite identificar a su titular digitalmente, se utiliza para firmar solicitudes, documentos… Garantiza tanto la identidad del firmante como que los documentos no han sido modificados.

Si tienes un DNI electrónico ya tienes certificado digital (tendrás que configurarlo), aunque también puedes emplear otros certificados digitales emitidos por entidades que reconoce la administración.

  • Lector de tarjeta. Aunque hay otros sistemas, el lector de tarjeta suele ser el medio habitual para dar cabida a estos certificados digitales.
  • La propia página del Ministerio te informa del software que vas a necesitar para proceder al registro de tu obra.
  • El solicitante debe ser titular del certificado digital, y el autor o uno de los autores de la obra.
  • Se realizará una solicitud de primera inscripción.
  • La obra no deberá tener derechos cedidos a terceras personas o entidades.

¿Cómo hacer el registro de tu novela por internet?

Una vez que te encuentres en la página del Registro Telemático deberás realizar los siguientes pasos:

  1. Seleccionas la comunidad autónoma donde presentas la solicitud. En la actualidad diferencia entre Andalucía, Madrid y resto de comunidades.
  2. Seleccionas la obra que vayas a presentar.
  3. Rellenas el formulario que te presentan sobre la obra. Hay campos obligatorios y otros voluntarios. Si no rellenas los obligatorios no vas a poder avanzar, pero si hubiera algún error no te preocupes porque la propia Administración te puede requerir para que subsanes los defectos y da un plazo de diez días al respecto.
  4. Detallar los datos del autor de la obra.
    También puedes indicar si deseas registrar la obra con anonimato o con seudónimo (tú sabrás)
  5. Adjuntar el fichero o ficheros con la obra. Este es el momento ahorro, lo más normal es que una novela la presentes en formato digital (personalmente prefiero el pdf).
  6. Pagar la tasa, bien telemáticamente o justificando su abono.

Recuerda que siempre debemos pagar unas tasas por la tramitación del expediente de inscripción. Este abono también puede hacerse electrónicamente, aunque si lo prefieres puedes descargarte el correspondiente formulario de tasas oficial, rellenarlo y acercarte a una entidad bancaria colaboradora a pagarlo.

Firmas digitalmente la solicitud de inscripción y la envías.

El justificante de registro y el silencio administrativo

Después podrás descargarte un justificante. Es muy importante que guardes este fichero, porque ahí constan todos los datos, la fecha y la hora en que has presentado la petición y una clave de identificación. No lo pierdas, guárdalo como si fuera tu vida en ello.

Y con eso ya has terminado la primera inscripción telemática de tu obra. Recuerda que la Administración tiene un plazo de seis meses, desde la fecha de entrada de tu petición, para resolver. Si en ese periodo no tienes noticias, se entiende que se ha registrado la obra. El silencio administrativo tiene efectos positivos (no me pidas por favor que hable del efecto positivo y negativo del silencio administrativo, no me odies tanto). Lo importante es que sepas que, para el caso de que no lleguen a contestarse en el plazo de seis meses a contar desde que hiciste la petición, se entiende que la obra está inscrita.

La inscripción telemática es una buena opción si estás lejos de cualquier sede, quieres ahorrar tiempo o dinero. Como ves, sólo necesitas tener determinados requisitos para llevarla a cabo con éxito.

¿Te ha servido de ayuda?, si es así o crees que puede venirle bien a alguien, comparte esta entrada. Si necesitas alguna aclaración más pregunta, estaré encantada de ayudarte.