Seleccionar página

Aunque supongo que a la mayoría de lectores de este blog no les volará la imaginación al leer el título del presente artículo, dejaré claro que me refiero a ese signo de puntuación también conocido como guion de diálogo y que produce unos cuantos quebraderos de cabeza a los autores cuando hacen hablar a sus personajes. Por lo tanto, esta es la raya que nos ocupa (—). Lo siento, Pocho. Vamos a ver cómo usar la raya de diálogo.

Cómo encontramos la raya de diálogo en word

La raya de diálogo no aparece en el teclado. Si utilizamos Word, tenemos que desplegar el menú Insertar, elegir Símbolo y escoger Más símbolos. Nos aparecerá un cuadro también llamado Símbolo. Clicamos en la pestaña Caracteres especiales y la veremos como nuestra primera opción bajo el nombre de Guion largo. Para insertarla en el texto tenemos que seleccionarlo y pulsar el botón Insertar.

Una opción más rápida y recomendable es aprender la combinación de teclas que la hará aparecer donde tengamos el cursor del ordenador. Por defecto, esa combinación es Alt+Ctrl+- (el guion del teclado). Para mí es bastante cómoda, pero si no os convence, la podéis cambiar en el botón Teclas

Os dejo en vídeo en el que Teo os explica cómo encontrarla.

La raya al comienzo del diálogo

Cómo usar la raya de diálogoLos diálogos se abren siempre con la raya y, normalmente, aplicándoles la misma sangría que al resto de párrafos. El carácter que la siga se escribirá siempre pegado a ella. Si dicho carácter es un signo de interrogación o exclamación y en Word tenéis activada la revisión ortográfica y gramatical, os aparecerá como error el que no haya espacio entre ambos elementos. No hagáis caso, es correcto:

Mamá, hoy iré a verte.

¿Dónde estáis?

La raya en los comentarios o incisos del narrador

Cómo usar la raya de diálogoTranqui, Michael, ya vamos. Cuando introducimos un comentario del narrador en la intervención de un personaje, lo abriremos siempre con una raya que irá separada por un espacio del carácter que la precede y pegada al que la sigue. En el siguiente apartado, veremos las diferentes situaciones que nos podemos encontrar.

Pero antes quiero explicaros qué son los verbos dicendi o de lengua, pues los comentarios que comiencen con ellos recibirán un tratamiento diferente a los iniciados por otros verbos o palabras. Pues bien, los dicendi son verbos como decir, preguntar, contestar, rogar, responder, gritar, asegurar, exclamar, susurrar, declarar, recalcar, subrayar o comunicar, e irán siempre en minúscula.

Si el personaje no sigue hablando tras el comentario del narrador

En tal caso, abriremos el comentario con la raya y lo cerraremos con un punto, sin raya de cierre. Veamos los diferentes casos que nos podemos encontrar.

Con verbo dicendi.

Dependerá del elemento que preceda a la raya:

Si es un signo de interrogación, exclamación o puntos suspensivos.

Estos signos se escribirán antes de la raya y separados de ella por un espacio.Manuel, ¿dónde te habías metido? preguntó Ana.

En el resto de casos.

No habrá signo entre el último elemento de la intervención del personaje y la raya, aunque sí espacio.Su salud es lo único que me importa aseguró su marido.Es decir, que sería incorrecto poner un punto tras importa.

Sin verbo dicendi

A la raya siempre la precederá un signo, sea punto, signo de interrogación o exclamación o bien puntos suspensivos. En este caso, la primera palabra del comentario irá en mayúscula.

    • Tengo miedo a fracasar. Tomó un trago y se levantó.¿Qué será de mí? un suspiro conmovió a los presentes.

Si el personaje continúa hablando tras el comentario del narrador

Cómo usar la raya de diálogoCerraremos el comentario con una raya que irá pegada al elemento que la precede. Igual que antes, veamos las diferentes situaciones que pueden darse:

Con verbo dicendi.

Dependerá del elemento que preceda a la raya:

Si se introduce el comentario en medio de una frase del personaje.

El comentario se enmarca entre rayas. La de apertura, separada del elemento que la precede; la de cierre, del posterior.

La vida dijo su madre es como una caja de bombones…

Si debe haber punto, coma, punto y coma o dos puntos tras la frase interrumpida.

El signo irá después de la raya de cierre y pegado a ella. La palabra que lo siga irá en mayúscula si el signo es un punto y en minúscula en el resto de casos.

No sé qué decirte respondió Marcos. Lo veo difícil.

Es muy posible aseguró; sin embargo, espero que no ocurra.

No me parece bien protestó mi hermana, pero lo haré.

Te lo digo en serio dijo con el rostro desencajado: estás en peligro.

Cómo usar la raya de diálogoCon respecto a los dos puntos, también hay que ponerlos cuando el narrador interrumpe la frase del personaje y luego introduce su continuación. En este caso, la palabra que los siga irá en mayúscula:

¡Vete! gritó antes de añadir: Te lo pido por favor.

Sin verbo dicendi.

Casos:

Si se introduce el comentario en medio de una frase del personaje.

Igual que en el caso de los verbos dicendi. El comentario se enmarca entre rayas y separado del enunciado del personaje. ¡Ah! La primera palabra iría en minúscula, tanto la del propio comentario como, por supuesto, la que continúa la frase del personaje, siempre y cuando no esté precedida por ningún signo de puntuación o este sea una coma, punto y coma o dos puntos.

¿Qué vamos a hacer sus ojos se humedecieron sin su apoyo?

No te lo vas a creer buscó algo en su bolsillo, pero lo tengo.

Si el comentario se introduce tras una frase completa del personaje.

En este caso, esa frase se cerrará con un punto, signo de cierre de interrogación o exclamación o puntos suspensivos; la primera palabra del comentario irá en mayúsculas y pondremos punto tras la raya de cierre:

Come tranquila. Miró el reloj. Tenemos tiempo de sobra.

¡Adiós, cariño! Se levantó para abrazarla. Ve con cuidado.

Ojo… Sacó una navaja de su bolsillo. No estoy para bromas.

Como en el caso de los dicendi, si el narrador introduce la siguiente frase del personaje, pondremos dos puntos tras la raya de cierre y la siguiente palabra irá en mayúscula:

—¡Cuidado! —Mamá corrió hacia mí y dijo—: Tú eres tonto, chaval.

¿Y si la intervención del personaje dura varios párrafos?

En este caso, la raya solo aparecería al inicio del primer párrafo. Para indicar el comienzo de los siguientes, utilizaríamos las comillas de seguir (»), que hay que buscar en Word como la raya: InsertarSímbolo-Más símbolos. Buscar en la pestaña que nos aparece por defecto en el cuadro Símbolo.

            Recuerdo que el sol estaba a punto de ponerse. Sin embargo, yo cada vez tenía más y más calor…

            »Creo que fue entonces cuando me caí. Estaba borracho como una cuba. Cuando me desperté…

            »…

Y ahora, todo resumido en un cuadro

SIN COMENTARIOS DEL NARRADOR ¿Dónde estáis?

Me llamo Carlos.

 

 
CON COMENTARIOS DEL NARRADOR

 

 

Si el personaje no continúa hablando tras el comentario

 

Con verbo dicendi   Manuel, ¿dónde te habías metido? preguntó Ana.

 

Su salud es lo único que me importa aseguró su marido.

 

Con otros verbos

 

  Tengo miedo a fracasar. Tomó un trago y se levantó.

¿Qué será de mí? Su suspiro conmovió a los presentes.

 

Si el personaje continúa hablando tras el comentario

 

Con verbo dicendi

 

Comentario en medio de la frase La vida dijo su madre es como una caja de bombones…

 

Con puntuación tras frase interrumpida  

Punto No sé qué decirte respondió Marcos. Lo veo difícil.

Coma No me parece bien protestó mi hermana, pero lo haré.

Punto y coma Es muy posible aseguró; sin embargo, espero que no ocurra.

Dos puntos Te lo digo en serio dijo con el rostro desencajado: estás en peligro.

 

 

CASO ESPECIAL: dos puntos

introducidos por narrador

 

¡Vete! gritó antes de añadir: Te lo pido por favor
Con otros verbos

 

Comentario en medio de la frase  

¿Qué vamos a hacer sus ojos se humedecieron sin su apoyo?

No te lo vas a creer buscó algo en su bolsillo, pero lo tengo.

 

Comentario tras frase completa del personaje  

Punto Come tranquila. Miró el reloj. Tenemos tiempo de sobra.

Exclamación o interrogación ¡Adiós, cariño! Se levantó para abrazarla. Ve con cuidado.

Puntos suspensivos Ojo… Sacó una navaja de su bolsillo. No estoy para bromas.

 

CASO ESPECIAL: dos puntos introducidos por narrador  

—¡Cuidado! —Mamá corrió hacia mí y dijo—: Tú eres tonto, chaval.

 

SI EL PERSONAJE HABLA EN VARIOS PÁRRAFOS  

Recuerdo que el sol estaba a punto de ponerse. Sin embargo, yo cada vez tenía más y más calor…

»Creo que fue entonces cuando me caí. Estaba borracho como una cuba. Cuando me desperté…

»

 

Cómo usar la raya de diálogoBueno, hasta aquí el artículo de hoy. Ya no tenéis excusa para poner mal los guiones de diálogo. Aprendedlo bien, los correctores de vuestras obras os lo agradecerán mucho. O los profesores…