Hoy voy a hablaros sobre cómo construir un villano para tu novela, así que te voy a explicar todo lo que necesitas saber sobre Voldemort para construir tu gran villano.

No hay nada más decepcionante que un mal villano. Puedes pasar años enteros trabajando en el protagonista, los personajes, los escenarios, los obstáculos y el conflicto. Nada de eso importará si tu villano, el antagonista principal, hace aguas.

Veamos, antes de ver cuáles son los puntos fuertes de Lord Voldemort, algunas cosas que debes tener en cuenta ANTES de construir un villano.

Como NO debe ser un villano

1.- El malvado sin fundamento

Cómo construir un villano - Lord VoldemortSi los motivos son importantes para tu protagonista, deben ser igualmente importantes para tu villano. Pueden existir seres malvados que lo son de nacimiento. Simplemente están del lado del mal y ya está. Igual que tienen los ojos azules. Si eliges uno de estos a la hora de construir tu gran villano, luego no vale cortarse.

En cualquier caso, lo normal es que los personajes con cierta profundidad actúen movidos por sus propias motivaciones. Estas pueden parecernos ruines o mezquinas. Eso da igual. Tienen que ser importantes para tu antagonista. Y deben ser verosímilmente importantes. Si estás escribiendo un relato infantil, a lo mejor el malo del cuento lo es porque le han robado un patito de goma. Esto no vale para personajes como Darth Vader o Lord Voldemort. Proporcionalidad, he ahí la cuestión.

2.- Enseña a tu villano en el momento justo

Hablaremos de esto un poco más tarde, pero es verdad que en La Piedra Filosofal, J.K. lo hace muy bien. Nos pone hasta cuatro señuelos antes de enseñarnos al verdadero villano. Eso hace que su aparición sea de verdad impactante.

3.- Nada de discursos, por favor

En serio. Si el malo tiene a tu protagonista a punto de caramelo para clavarle una espada en la yugular, no le hagas recitar la lista de los reyes godos. Porque todo lector sabe que eso lo que hace es comprar tiempo al autor para que consiga que llegue el salvador caballero blanco o la idea que sacará al prota de su atolladero. Si has sido tan torpe como para poner a tu protagonista en peligro de muerte, más vale que le mates… o que tu excusa para no hacerlo sea impoluta.

4.- La cara no es un reflejo del alma

De nuevo, ya le pondremos los puntos sobre las íes a la Rowling, que se empeña en dibujar malvados seres con pinta de monstruos. El malvado feo, deforme o enfermo se ha convertido en uno de los clichés más manidos de la literatura. Evítalo. La gente no es como el retrato de Dorian Grey. Cuando cometes algún acto vil, cruel, ilegal o cuestionable no te salen llagas supurantes. Tu gran villano debería ser una persona de aspecto normal.

5.- Derivado directamente del 1

Si tu villano necesita unos motivos verosímiles que justifiquen su maldad, también necesita cierto trabajo. Caracterizar al villano es tan necesario como caracterizar a los demás personajes. También lo es que conozcas su pasado, cómo pasa los días buenos y los malos. Con toda probabilidad haga algo más que acariciar un gato de angora con su mano enguantada. Puede que sea un villano 24 x 7, pero seguro que se dedica a otras cosas. Igual va al gimnasio, o hace de voluntario en un asilo. Disimular es de listos.

¿Cumple Voldemort con estas premisas?

1.- ¿Tiene Voldemort su propia motivación?

Cómo construir un villano, el ejemplo de Lord VoldemortPodemos empezar por establecer que el conflicto principal de la Piedra Filosofal es entre Harry y Voldemort. Harry desea detener a Voldemort para que no robe la piedra filosofal. Además, Voldemort no le tiene mucho cariño a Harry porque tuvo la desfachatez de no morirse.

Pero, por encima de todo eso, Voldemort desea hacerse con la Piedra Filosofal para poder volver a la vida. Esa es su mayor motivación en este primer libro de la saga. Parece un motivo importante para realizar todas las maldades que lleva a cabo. Diremos por tanto que sí: Voldemort va servido de motivos.

Además, toda la novela está diseñada para que ambos, protagonista y villano se enfrenten en el clímax de la historia.

  • Una de las primeras cosas que Harry conoce de su pasado es el papel que Lord Voldemort jugó en él.
  • Cuando Harry llega a Hogwarts, se entera del robo en Gringotts y luego descubre la trampilla custodiada por el perro de tres cabezas, la historia evoluciona para que esa confrontación tenga lugar.
  • En un clímax tramposo pero eficaz, Rowling nos lleva a pensar que Snape es el verdadero villano. Al final del capítulo 7, cuando Harry siente dolor en la cicatriz, J.K. nos hace pensar que serán ellos dos quienes finalmente se enfrenten.
  • Mientras tanto, Harry, Hermione y Ron exploran la escuela y recaban información sobre la Piedra Filosofal. Voldemort por su parte se nos va haciendo más odioso. Se dedica a beber sangre de unicornio. Así la tensión entre el bien y el mal se hace más patente. Sobre todo cuando ataca a Harry en el bosque prohibido.
  • En la escena final Voldemort ordena a su lacayo Quirrell atacar a Harry.
  • Es la diferencia esencial entre Harry y Voldemort la que gana la batalla, no Harry por sí mismo.

Durante esta cadena de acontecimientos, tanto protagonista como villano mantienen sus propias motivaciones intactas.

¿Aparece Voldemort en el momento justo?

Cómo construir un villano - SlitheringYa decía más arriba que el timing es lo que la Rowling mejor maneja. Al menos en esta novela y con respecto al villano. Hablaba también de cuatro señuelos que nos coloca en el camino para que los confundamos con el gran protagonista. Y eso que lo menciona al principio de la novela. En el capítulo 4, cuando Hagrid revela su identidad a Harry, se refiere a Voldemort como “Quien-tú-ya-sabes”. No obstante, estos son los malvados que Rowling quiere colarnos como su gran villano:

  • Dudley Dursley: el primo gañán, gordo, tonto y abusón de Harry
  • Draco Malfoy: el niño arrogante, malcriado y racista del colegio
  • Severus Snape: el profesor oscuro que nunca le mira bien
  • El profesor Quirrell: el enclenque profesor de defensa contra las artes oscuras que pronto queda relevado de su rango

Ninguno de estos es el gran villano, el verdadero oponente de Harry, sin embargo todos ellos son sus “reflejos oscuros”.

Verás, a la hora de construir tu gran villano debes tener en cuanta que protagonista y antagonista son como las dos caras de la misma moneda. El villano hace patentes las buenas cualidades del protagonista mostrando las suyas malas. Un poco por contraste.

  • Si Dudley es gordo, Harry es delgado. No es en absoluto un abusón, sino un niño amable y bien educado en lugar de un gañán.
  • Si Draco es arrogante y mimado, Harry, por el contrario, es un niño humilde y con los pies muy en la tierra.
  • Mientras Severus adora las reglas y de hecho detesta a quienes las rompen, Harry no duda en saltarse algunas por una buena causa.
  • Quirrell es un pusilánime sin personalidad, pero Harry es un niño carismático y con amigos.
  • Voldemort, por fin, se deja arrastrar por su ansia de poder individual y su ego; mientras que Harry hace todo lo que hace por el bien común (o eso dice la Rowling, yo tengo mi propia teoría).

¿Se pierde Voldemort en discursos absurdos?

Cómo construir un villanoBueno… la verdad es que la confrontación final entre Harry y Quirrell – Voldemort no es del todo mala.

El capítulo “El hombre de las dos caras” comienza dando demasiada información en forma de diálogo. Debemos recordar, una vez más, que esta novela estaba pensada para niños no mayores de diez años y que, por tanto, las explicaciones no son del todo accesorias.

En el momento en que Voldemort aparece pegado a la nuca de Quirrell no se revuelca en la pocilga de la descripción del dolor que causará, sino que intenta reclutar a Harry. Algo bastante propio de este villano en particular. Y Harry en seguida se da cuenta de cómo debe vencerle. De modo que no, podemos concluir que este villano no peca de hablador. Aunque sí es un poco débil.

No obstante, esa debilidad no resulta demasiado molesta en esta primera entrega de la saga. De hecho, Harry es un advenedizo y Voldemort se encuentra muy débil. Y aún así se las apaña para semi reencarnarse. Yo diría que es un buen comienzo desde el que villano y héroe evolucionarán.

Es la cara de Voldemort reflejo de su alma

De hecho, Voldemort nunca es un ser humano. Excepto cuando Rowling nos muestra al adolescente y postadolescente que fue, el villano solo es un monstruo. Dejo a vuestro criterio si esto es una buena decisión de J.K. o no.

Personalidad del villano

La relación de Harry y Voldemort está muy bien construida desde el mismo capítulo 4 hasta el final de la saga. De hecho, Lord Voldemort se convierte en un villano irresistible… Si no fuera por algunos defectos que desarrolla en entregas posteriores.

Pero para eso todavía faltan semanas. Si quieres seguir aprendiendo cosas sobre Harry Potter que te ayuden a construir tus propias historias y personajes, empieza por el primer artículo de esta serie ¡Y disfruta!