Creo que casi todo el mundo, incluso aquella gente que lee menos que el hijo de una tonadillera, sabe que la palabra que sigue a un punto debemos escribirla con mayúscula inicial. Igualmente, imagino que la mayoría sabrá que este signo de puntuación se escribe pegado a la palabra que lo precede y separado por un espacio de la palabra siguiente. Y todos hemos visto en el cole que a los puntos escritos dentro de un mismo párrafo se les llama a punto y seguido, que a los que ponen fin a un párrafo para iniciar otro en una línea diferente se los conoce como punto y aparte y que al punto que pone fin a un escrito o un capítulo lo hemos bautizado como punto final (en este caso no es correcto lo de punto y final, la conjunción y sobra; si no estáis de acuerdo, protestadles a los de la RAE, que ya están acostumbrados a quejas).

Sin embargo, seguro que muchas veces al escribir dudáis si debéis poner punto final o no en determinadas situaciones, como en títulos, eslóganes o pies de foto. A mí me pasa y, por lo que veo en muchos textos que leo o corrijo, no soy el único que mete la pata en muchos de estos casos. Vamos a ver cuáles son ayudándonos de la Ortografía de la Lengua Española (OLE) de la RAE.

El punto final en títulos y subtítulos

No llevan punto final cuando aparecen aislados y son el único renglón del texto. A estos efectos, da igual si aparecen centrados o en un lado:

Los Miserables

¿Qué pasa en el mundo?

Los medios de información de masas

 

El punto final y los nombres de autor

Nunca llevan punto final en los nombres del autor en las portadas, bajo un texto a modo de firma o en cualquier circunstancia donde aparezcan aislados.

Jamás olvido una cara, pero en su caso

estaré encantado de hacer una excepción.

Groucho Marx

El punto final y los nombres de autorEn este caso particular, fijaos que si dividimos la cita en varias líneas respetaremos la ortografía que tendría en caso de no dividirlas. Es decir, estaré comienza una línea y podríamos pensar en escribirla en mayúscula, pero como tan solo es la continuación de la frase la escribiremos en minúscula. Por otra parte, la cita suele aparecer en cursiva o en tamaño más pequeño, centrada o a la derecha, y el nombre debajo y en redonda. Pero de cursivas y redondas hablaremos en otro artículo.

El punto final en dedicatorias

Espero que algún día tengáis tanta práctica en este apartado que aprendáis a escribirlas sin ninguna duda. Normalmente son unas pocas palabras aisladas, alineadas a la derecha y con un cuerpo de letra diferente al resto del texto. En estos casos, no suele ponerse punto final:

A mi madre

No obstante, cuanto más extenso es el texto, más partidarios hay de poner el punto, y no sería incorrecto. En el siguiente ejemplo ponerlo o no depende de gustos:

Para mis hermanos,

para mis primos,

y, sobre todo, para mi perro (.)

Pero si la dedicatoria tiene varios párrafos y, por lo tanto, hay punto y aparte para poner fin a cada uno de ellos, es aconsejable poner punto final.

Para mis hermanos, porque son tan insoportables

que me empujaron a buscar refugio en la escritura.

Para mis primos, por llevarse a mis hermanos

 durante unas horas a la semana.

Y, sobre todo, para mi perro, por servirme de excusa

para librarme de mis hermanos y mis primos.

El punto final en pies de foto e imágenes

El punto final en pies de foto

Niñas buscando amiguitos

Los textos descriptivos que vemos en periódicos o revistas bajo fotos o imágenes no llevan punto final, como tampoco deberéis ponerlos en vuestros trabajos o relatos si incluis imágenes con pie explicativo. Mirad la foto de la izquierda.

Sin embargo, si el texto es más largo, no sería incorrecto poner punto final, sobre todo si hay puntuación interna, sea punto, coma o cualquier otro signo. Aun así, su empleo sería opcional:

Dos de las huéspedes más jóvenes del hotel, vestidas de azul, buscando amiguitos de juegos (.)

Pero si el pie tiene estructura de oración y es más un texto explicativo que descriptivo, como en el ejemplo siguiente, siempre debe ponerse el punto final.

Foto 1. Las niñas posan para el fotógrafo pensando en acabar pronto para irse a jugar.

El punto final en eslóganes

El punto final en eslóganesTanto si están formados por una frase como por varias que ocupan  diferentes líneas, no llevan punto final:

A Coruña, Ciudad de Cristal

La ciudad donde nadie es forastero

No obstante, si el eslogan tiene dos partes separadas por puntuación interna, sí se puede poner el punto final, como en la imagen, aunque será opcional.

El punto final en listados y numeraciones

Cuando hacemos una lista, solemos poner antes de cada elemento un número  o una letra que debe ir seguida de un punto, aunque también sería admisible un paréntesis:

¿Cuál es su deporte favorito?

  1. Fútbol
  2. Baloncesto
  3. Tenis
  4. Otro

En la OLE nos dicen que el punto no es necesario si lo que utilizamos es un número ordinal (1º, 2º,…), que ya serviría por sí solo como introductor. Y si lo que utilizamos en vez de números, letras u ordinales son viñetas de cualquier tipo, como puntos, asteriscos o elementos similares, debemos escribirlos dejando un espacio de separación con respecto al texto que le sigue.

Por otra parte, como podéis ver, detrás de los elementos (Fútbol, baloncesto…) no puse punto. Eso es porque cuando el elemento es de una sola palabra o unas pocas, se puede prescindir de puntuación. Cuando es algo más largo se admite poner una coma, un punto y coma o un punto al final según el tamaño del texto, algo bastante subjetivo. Pero ya profundizaremos en esa cuestión en otro artículo.

El punto final en índices

Las referencias a otros apartados que complementen la información no van seguidas de punto final:

Usos del gerundio, 2.3.3a

El arte de la Edad media, 25.4.1.1

El punto final en las direcciones electrónicas

El punto final en direcciones electrónicasLas direcciones electrónicas llevan punto para separar los subdominios, pero no punto final si son el único texto en su línea o aparecen al inicio o en medio de un enunciado.

Para más información, escríbanos a la siguiente dirección:

info@xyxy.es

Entre en www.cochesmolones.com.es y encontrará el automóvil de sus sueños

Sin embargo, si cerramos un enunciado con una dirección electrónica, entonces sí tendremos que poner el punto final como en cualquier oración:

Busque el automóvil de sus sueños en www.cochesmolones.com.es.

¡Y punto!

Creo que con esto ya vamos más que servidos, así que lo dejamos aquí. Ya sabéis que vuestros comentarios y sugerencias siempre serán bienvenidos. ¡Hasta el próximo artículo!