En este mundo globalizado en el que miles de obras ven la luz a lo largo del año, sacar la cabecita y que se te vea es una tarea ardua. Lo que no se ve, no existe. En este artículo vamos a hablar un poco sobre marketing para escritores noveles. Queremos gustar, queremos que todo el mundo lea nuestra novela porque es excepcional, pero a veces recurrimos a la peor publicidad posible. ¿Se pueden evitar estos errores al publicitar un libro? ¿Existe algún manual de marketing para escritores noveles que te cuente qué hacer y qué no?

No existen fórmulas mágicas. Bet-sellers hay muy pocos y su éxito es una mezcla entre apuestas editoriales potentes, estrategias inteligentes por parte del autor y suerte.

¿Pero qué es realmente el marketing?

El marketing editorial es decisivo en algunos casos y en otros, el buen trabajo de visibilización por parte del autor si la obra es autoeditada. En ambos casos, el autor no se puede quedar cruzado de brazos mientras su libro se pierde en la marea de las novedades. Nada más y nada menos que 81000 títulos anuales salen al mercado. La figura del escritor que solo se dedica a escribir hacer mucho tiempo que quedó atrás, ahora hay que promocionarse, crearse una marca de autor. Todo esto puede hacer que un autor que no sepa de este mundillo tire la toalla. Yo no tengo esa receta mágica, ese manual de marketing para escritores noveles que te convierta en un autor imprescindible en la feria del libro (más quisiera), pero sí te puedo contar lo que NO debes hacer. Es más fácil detectar los fallos que las bondades, este mundo es así. Y así te lo cuento a continuación.

Uno de los errores al publicitar un libro es ser pesado

No te conviertas en un autor cansino

5 errores al publicitar un libro: marcas de autor que debes evitar

Ya hemos dicho que hoy en día, aunque tenga una editorial detrás que se va a encargar de la publicidad de tu obra, el escritor debe hacer su parte de trabajo en todo este entramado. No solo debes publicitar tu libro, sino venderte como escritor. Esto se denomina crear una marca de autor. Tu sello, aquello que te define como profesional, que dibuja un estilo inconfundible, lo que hace que los lectores te lean y te continúen leyendo. No es un camino fácil y existen errores de novato que no debes repetir.

La forma de publicitar tu libro es el primer paso para crear una marca de autor. Os voy a enumerar cinco errores comunes al publicitar tu libro que dan lugar a cinco marcas de autor que debes evitar. Es decir, cada uno de estos errores te pueden convertir en el típico autor del que los potenciales lectores huyen. ¿Reconocéis u os reconocéis en alguno de ellos?

Errores al publicitar un libro: El autor cansino

Este personaje opta por publicitar su obra de forma feroz. Solo cuelga y comparte anuncios de su novela: dónde encontrarla y cómo. No da ni un respiro a todos sus contactos y crea actualizaciones programadas en cada una de sus redes sociales para que te salte su anuncio hasta de madrugada. Se cuela en cada pantalla, en cada grupo disponible y envía solicitudes de amistad por doquier para, cuando le aceptan, enviar el enlace a su página sin mediar saludo alguno. No, señores, no. Un buen marketing de un escritor novel debe ser más inteligente. Es necesario crear interés, no hartazgo. Ahora lo que se demanda es que compartas un poco de ti, de tus intereses, de tus pensamientos, cúrratelo para que el lector espere tus publicaciones.

[bctt tweet=»A la hora de publicitar tu libro, es necesario crear interés, no hartazgo » username=»Nievesmdelucas»]

Errores al publicitar un libro: El autor prepotente

Errores al publicitar un libro: no mendigues por ayuda

Ojo: no estés mendigando por ayuda todo el día

Es aquel que piensa que su obra va a cambiar el mundo editorial, que él no va a cometer errores comunes al publicitar su libro porque no necesita publicidad. Su novela se va vender sola porque es maravillosa, lo mejor que ha escrito nadie en la vida y los lectores van a caer rendidos a sus pies. Y oye, si no quieres trabajarte el marketing, es tu decisión, pero luego no te enfades con el mundo cuando las ventas son inexistentes. Actuar así es crearte una muy mala marca de autor, porque normalmente todo lo anterior va asociado a una gestión pésima de las críticas. Es el autor que proclama a bombo y platillo que los lectores que han valorado negativamente su novela o que no la han acabado de entender son malos lectores. Afirma además que poseen un bajo nivel intelectual o una comprensión lectora ineficiente. Es lo de buscar la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. ¿Os acordáis de este artículo en el que os hablaba del ego del escritor?

Escuchad atentamente lo que el lector os cuenta y ofrecedle lo mejor de vosotros.

Errores al publicitar un libro: El autor mendicante

Hazme una reseña, que tengo pocas… Escríbeme un comentario positivo en Amazon… Comparte mi publicación…

No es malo pedir ayuda a los compañeros. No pasa nada por solicitar reseñas o comentarios de personas que te han leído, pero jamás debes exigir, y mucho menos enfadarte si no lo hacen. Así conseguirás el efecto contrario y harán una mala publicidad de tu libro, porque van a asociar la obra con el autor. Es mala estrategia , un error común al publicitar tu libro y una forma pésima de crear una marca de autor. Vamos, que parece que estamos en el patio del colegio y lo último que falta por decir es: Pues ahora voy y no respiro. Respira, respira… y pide por esa boquita con amabilidad, agradece las lecturas y el esfuerzo de comentar (tanto cuando es positivo como negativo). Y de las críticas, quédate con las que te sean útiles. De todo esto ya os he hablado. Aquí podéis leer cómo gestionar las críticas.

[bctt tweet=»Escuchad atentamente lo que el lector os cuenta y ofrecedle lo mejor de vosotros. » username=»Nievesmdelucas»]

Errores al publicitar un libro

Adelante, conviértete en el más odiado y verás que no es el mejor camino para vender

Errores al publicitar un libro: El autor Troll

Es aquel que se mete en todas las discusiones habidas y por haber en las redes, que escribe diatribas contra la malignidad del sector editorial o quien pone verde a cualquier compañero escritor que despunte un poco.

Como cualquier troll de las redes, lo mejor es ignorarle, pero como eso le hiere en lo más profundo porque lo que busca es notoriedad y ser el centro de atención, cada vez se vuelve más agresivo. Si te has reconocido en alguno de estos comportamientos, recapacita. Puede que consigas muchos seguidores en las redes porque están pendientes de la carnaza que ofreces, pero no leerán tus libros. Y eso era lo que buscabas, ¿no? Crear una marca de escritor, no convertirte en el más odiado de toda la red. Definitivamente, no es un buen marketing para un autor novel.

La red social es una red, al fin y al cabo. Para recibir, debes dar. Muestra tu opinión (la que sea) con respeto y si quieres que otros escritores te ayuden en algo, ofréceles antes tu ayuda.

errores al publicitar un libro

Por favor, no lloriquees porque nadie te haga caso. Cúrratelo.

Errores al publicitar un libro: El autor llorón

Es el autor que se queja día tras día en sus redes de que nadie le quiere, nadie le lee, de lo mucho que le cuesta sacar adelante la publicidad de su obra, de lo poco que se mueve su novela. ¿Pensáis que es un buen marketing para un autor novel? ¿Vosotros leeríais algo por lástima? No, ¿verdad? Un poco de amor propio, por favor. Has escrito una novela, te gusta cómo ha quedado, has invertido mucho tiempo y mucho trabajo. Ahora debes vender sus bondades y dar a tu trabajo la importancia que tiene. Ni el extremo del egocentrismo, ni el «no valgo para nada» para dar pena. Valórate en su justa medida. Quiérete un poquito, quiere a tu creación. Sólo si tú crees en ella podrás vendérsela a los demás.

Hasta aquí os he contado cinco errores comunes al publicitar un libro, cinco marcas de autor que debes evitar en consecuencia. ¿Se pueden hacer mejor las cosas? Claro.

Ya he mencionado que ahora los lectores demandan saber un poco más de los escritores: intereses, gustos, lecturas… Que haya una retroalimentación para que la relación sea más cercana.

Para ello voy a contaros algunas cosillas que realizar en positivo.

 

Acude a encuentros de escritores, convenciones, ferias de género: es el mejor modo de poner cara a otros compañeros y crear lazos en este mundillo.

 

Programa talleres, charlas, cuentacuentos. Todo aquello que puedas ofrecer como extra a los lectores y que sea un punto de encuentro en el que darte a conocer.

 

Utiliza los recursos locales. ¿Te conocen en tu localidad? Utiliza los clubs de lectura, las bibliotecas municipales, participa en concursos locales…

 

Publica en las redes contenido de interés relacionado con tu género, participa en blogs, comenta y comparte artículos de otros escritores.

 

Interacciona en la red de forma positiva, equilibrando la información personal con la profesional.

 

¿Cómo lo haces tú? ¿Me lo quieres contar? Ya sabes que mi ventanita está abierta a través del blog de Teo Palacios. Si te ha gustado, dímelo y si no… ¡También! ¡Hasta el próximo artículo!