Seleccionar página

La finalidad de este curso de ortografía y gramática es la de ayudaros a escribir mucho mejor de la manera más práctica y sencilla posible. Por eso, seguro que os preguntáis si aquí tiene cabida un artículo tan teórico como este.  La respuesta es que sí. A veces, para poder avanzar y emplear los recursos de nuestra lengua correctamente, necesitamos tener claros algunos conceptos. En este caso, saber distinguir entre complemento directo y complemento indirecto (CD y CI respectivamente) es importante para corregir algunos defectillos del habla que comentaremos en el próximo artículo. Y los estudiantes puede que algún día salgan de un apuro gracias al presente. O eso espero.

Pero sí, entiendo bien las caras de horror al leer el título.

Complemento directo y complemento indirectoCómo diferenciar complemento directo y complemento indirecto gracias a su concepto

En casi cualquier sitio donde miréis os dirán que tanto el complemento directo como el indirecto son funciones sintácticas, como en la casi incomprensible definición de la RAE. Pero aquí vamos a hacerlo mucho más fácil y diremos que ambos complementos hacen referencia  a personas, animales o cosas que tienen relación con el verbo de la oración. Bueno, quizás dicho así tampoco os aclare mucho, pero a partir de este punto en común entre ellos podremos estudiar las diferencias que nos permitirán identificarlos.

Cómo diferenciar complemento directo y complemento indirecto según su relación con el verbo

En el complemento directo, como su nombre indica, la relación es directa, pues la acción del verbo hace referencia, beneficia o perjudica a la persona, animal o cosa en cuestión. Por ello, suele seguir al verbo y normalmente no lleva preposición, salvo cuando se refiera a personas o seres animados, que a veces llevan la preposición «a» delante.

En el complemento indirecto, las personas, animales o cosas se benefician o sufren la acción del verbo de manera indirecta. Muchas veces va acompañado de las preposiciones «a» o «para».

complemento directo y complemento indirectoVale, ya sabemos que ambos complementos pueden ir precedidos de la preposición «a». En el siguiente apartado veremos estos casos en concreto, pero mientras tanto creo que si utilizamos una analogía podemos ver mejor qué función cumple cada complemento: en un envío postal, la carta o paquete sería el complemento directo y el destinatario sería el complemento indirecto.

¿Qué os parece? ¿Todavía no queda claro? Veamos entonces cómo utilizar esta analogía en algún otro ejemplo:

Compré una lavadora para mi madre.

            Le di el dinero a mi padre.

En las oraciones anteriores, lo que compramos o damos es la lavadora y el dinero (el equivalente a la carta en la analogía); es decir, que la acción del verbo hace referencia a estos objetos y, por lo tanto, son el complemento directo. Mi madre y mi padre serían en este caso el complemento indirecto, el destinatario.

No os preocupéis. Por si aún tenéis dudas, repasaremos las clásicas formas de identificar los complementos que vimos en aquellas apasionantes clases de Lengua.

Cómo diferenciar complemento directo y complemento indirecto haciéndole preguntas al verbo

complemento directo y complemento indirecto

Una buena forma de reconocer el complemento directo y el indirecto es haciéndole preguntas al verbo

Complemento directo

Para saber cuál es el complemento directo de la oración, podemos preguntarle al verbo ¿qué? o ¿a quién?, dependiendo de si hablamos de animal, cosa o persona:

Visitaré a mi primo la semana que viene.

¿A quién visitaré? A mi primo, que es el complemento directo.

Haré café para todos dentro de un rato.

¿Qué haré? Pues café, que es el CD de esta oración.

Complemento indirecto

Para saber cuál es el complemento directo, le preguntaremos al verbo «¿a quién?» o «¿para quién?». Tomemos como ejemplo la oración anterior:

            Escribo libros y relatos para niños.

Si preguntamos ¿qué escribo?,  averiguaremos que el CD de esta oración son los libros y relatos, pero si le preguntamos al verbo ¿para quién?, averiguaremos el complemento indirecto.  Para niños, en este caso.

Le compré una consola a mi hermano.

¿Qué compré? Una consola (CD). ¿A quién? A mi hermano (CI)

Ahora dejadme imaginar lo que estaréis pensando: «Un momento, ¿se puede preguntar “¿a quién?” tanto para averiguar el complemento directo como para saber cuál es el complemento indirecto?».

Pues sí. Puede que sea confuso. Lo mejor será preguntar primero ¿qué?  al verbo y ver si tenemos respuesta. Si es así, ya sabremos cuál es el CD, y al preguntarle ¿a quién? (o «¿para quién?») encontraremos el CI, si es que lo hay. Pero si el verbo solo admite la pregunta ¿a quién?, entonces la respuesta que obtendremos será el CD.

En cualquier caso, combinando lo explicado en este punto con lo visto en los anteriores, es probable que ya podamos saber identificar ambos complementos. Y si no es así, todavía nos quedan unos truquitos.

diferenciar complemento directo e indirecto gracias a los pronombresCómo diferenciar complemento directo y complemento indirecto gracias a los nombres

Complemento directo

El complemento directo se puede sustituir por los pronombres lo(s) o la(s), dependiendo del género y el número de las personas, animales o cosas a las que haga referencia:

Veré a Juan esta tarde– Lo veré esta tarde.

            Estoy haciendo galletas – Estoy haciéndolas.

Hay que tener en cuenta que en algunas zonas se utiliza le(s) en lugar de lo(s) en estas ocasiones. Si nos surgen dudas, os propongo que cambiéis el género de la persona, animal o cosa. Si entonces solo se puede sustituir por la(s), estamos ante un complemento. Me explico: en el primero de los ejemplos anteriores, en muchos sitios se podría decir Le veré esta tarde. Pero si en vez de ver a Juan fuésemos a ver a María, entonces solo podría sustituirse por «la«:

Veré a María esta tarde – La veré esta tarde (y no «Le veré esta tarde»).

Además, cuando el complemento directo hace referencia a alguna cosa, se puede sustituir por «eso«:

            Le devolví el libro a Carlos – Le devolví eso a Carlos.

Complemento indirecto

El complemento indirecto se puede sustituir por «le(s)«, con independencia del género:

Estoy haciendo galletas para las invitadas – Estoy haciéndoles galletas.

            Daré un abrazo al abuelo de tu parte Le daré un abrazo de tu parte.

Pero si queremos sustituir ambos complementos por pronombres, utilizaremos «se« para el complemento indirecto y «lo(s)« o «la(s)» para el directo:

Estoy haciendo galletas para los invitados – Se las estoy haciendo.

Cómo diferenciar complemento directo y complemento convirtiendo la frase en pasiva

complemento directo e indirecto

Convertir la frase en pasiva puede ayudarte a diferenciar los complementos

Bueno, este método es para identificar el complemento directo, que en la oración pasiva pasa a ser sujeto paciente. Vamos a utilizar un ejemplo anterior:

Le devolví el libro a CarlosEl libro fue devuelto a Carlos.

El libro es el CD en la oración activa y el sujeto en la pasiva. Ahora bien, tened en cuenta que esta conversión no siempre es posible, y otras veces quedará rara o forzada. Si tomamos otro ejemplo anterior, en este caso Veré a María esta tarde, al convertirla en pasiva nos quedaría algo así como María será vista esta tarde. No es que sea incorrecta, pero tampoco suena muy bien, ¿verdad? Aun así, este método nos puede servir para reforzar los anteriores.

Bueno, ya me diréis si os queda este tema un poquito más claro desde ahora. Podéis comprobarlo practicando un poco en el enlace que os pongo aquí. Contadme qué tal os ha ido dejando un comentario. Las sugerencias y preguntas también serán bienvenidas. Y por si no os animáis a escribir, me despido con un abrazo hasta el próximo artículo.