Seleccionar página

La semana pasada propuse un par de encuestas en mi grupo de Facebook, cómo escribir una novela. Me interesa conocer las preocupaciones de los autores noveles y ver qué corrientes de pensamiento hay entre ellos. No me sorprendió nada que entre los temas que enfadan más a los autores se encuentre el rechazo de las editoriales a los autores noveles. Y tampoco que entre sus mayores temores estuviera que las editoriales rechacen sus obras. Pero ¿será verdad el rechazo de las editoriales a los autores noveles, o es una idea que ha germinado y tras la que hay determinados intereses?

¿Es real el rechazo de las editoriales a los autores noveles? Usa la cabeza

Entiendo que, si eres escritor, también eres un lector asiduo, así que permite que te haga una pregunta: ¿quién es tu escritor favorito?

Estoy haciendo una pausa para que te contestes. Yo te propongo algunos nombres. Si te gusta el terror, seguramente disfrutes con Stephen King. O con Manel Loureiro. O con Paul Pen.

Si te gusta la novela fantástica, tal vez seas seguidor de Martin. O de Sanderson. O de Abercrombie. O de Rowling. O de Laura Gallego.

Elantris, primera novela de Brandon Sanderson

Brandon Sanderson se estrenó como autor publicando Elantris en 2005 en la editorial Tor Books.

Si lo tuyo es la novela histórica, probablemente leas a Follet. O a Posteguillo. O a Pérez-Reverte. O a Matilde Asensi. O a Almudena de Arteaga. Por no hablar de mis amigos: Narla, Blas Malo, Pellicer, Roa, Olalla, Carolina

¿Sabes qué tienen en común todos ellos? ¿Qué tenemos en común, en realidad, todos y cada uno de los escritores que puedes encontrar en una librería?

Exacto. Todos, en algún momento, hemos sido autores noveles. Las editoriales, en algún momento, nos han dado la oportunidad de publicar nuestra primera novela.

Usa la cabeza… No la tienes solo para leer y escribir. Si todos estos autores, todos los miles de autores que te encuentras en una librería, fueron autores noveles en algún momento, ¿cómo puedes decir que el rechazo de las editoriales a los autores noveles es algo que se da por sistema?

Edhasa. Un simple caso de que las editoriales publican a autores noveles

Para escribir este artículo me he puesto en contacto con, Penélope Acero, mi propia editora en Edhasa. Y le he hecho una pregunta: ¿cuántos autores noveles has publicado en los últimos dos años?

Edhasa es una editorial de reconocidísimo prestigio en la novela histórica. Podría decirse, de hecho, que es la editorial de novela histórica por excelencia en España. Su calidad está fuera de toda duda, no en vano publica la obra de nada menos que quince autores ganadores del Premio Nobel.

Los autores noveles de Edhasa

En el caso de Edhasa, en los últimos años ha publicado al menos a cinco autores noveles.

Ahí está el caso, por ejemplo, de Emilio Lara, que en apenas tres años ha pasado de publicar su primera novela a convertirse en un autor de referencia, ganador del II Premio Edhasa y del Premio Andalucía de la Crítica.

La cofradía de la Armada Invencible, primera novela de Emilio Lara, fue publicada en 2011

Nieves Muñoz, alumna mía, acaba de publicar su primera novela, que está siendo todo un éxito de ventas y crítica.

Hugo Egido ha publicado su primera obra, ambientada en la Alemania Nazi.

Jordi Nogués se adentra en la Roma más sangrienta y espectacular con Colisseum.

Isabel García Trócoli se presentó en sociedad con una estupenda novela sobre los orígenes de Barcino.

Y esto solo en el caso de una editorial. El resto de editoriales sigue el mismo patrón, te lo puedo asegurar. Pàmies, por ejemplo, suele apostar mucho por autores noveles, y una parte importante de su catálogo está basado en darle oportunidad a estas nuevas voces. Autores como Agustín Tejadas, Elena Garquin o Pedro Santamaría tuvieron su primera oportunidad en esta editorial.

Pero el rechazo de las editoriales a los autores noveles existe…

Esto es innegable: la mayoría de los autores noveles son rechazados por las editoriales. Pero no es por sistema, sino que se debe a que, en general, las obras que presentan estos autores dejan mucho que desear. Ya hablé de este tema largo y tendido en este artículo de hace seis años, que por cierto es de los más visitados de esta página y que creó un larguísimo intercambio de opiniones, con más de 100 comentarios.

Nieves Muñoz acaba de publicar su primera novela, probando que el rechazo de las editoriales a los autores noveles es un bulo interesado

Las batallas silenciadas es la primera novela publicada de Nieves Muñoz. Llegó a librerías en primavera de 2019

Ahora bien, una cosa es que las editoriales rechacen gran parte, la mayor parte si quieres, de las obras enviadas por los autores noveles por los motivos que explico en ese artículo, y otra muy distinta que el rechazo de las editoriales a los autores noveles sea por sistema; que toda obra de un autor novel que llega a una editorial sea rechazada, tal como he demostrado en los párrafos anteriores.

Entonces ¿por qué se piensa que las editoriales rechazan a los autores noveles?

Así que, si no es cierto que las editoriales rechazan a los autores noveles, ¿por qué este pensamiento está tan extendido?

Para empezar, porque hay, claro, miles de autores noveles que han sido rechazados por las editoriales. En lugar de pensar por qué son rechazados y ponerse a trabajar para mejorar como autores, es mucho más fácil culpar a los demás que aceptar las responsabilidades propias.

Pero más allá de eso, hay toda una industria interesada en que tú, autor novel, creas que las editoriales tradicionales no te van a dar el más mínimo apoyo, ninguna oportunidad, para construir tu carrera como escritor. Todo un sector, una industria enorme, que promueve ese pensamiento con un único fin: ganar dinero a costa de los que compran esa idea.

¿Quién se beneficia de tus sueños como escritor?

Hay una multitud enorme de empresas que sacan beneficios de los miles de autores noveles que creen, que están convencidos, que se han dejado engañar y han comprado la idea, que las editoriales tradicionales no dan oportunidades a los autores noveles.

Okela fue la primera novela que Pedro Santamaría publicó. Pàmies la llevó a librerías en 2011

Empresas como Amazon, para empezar. El gigante de las ventas a nivel mundial saca una tajada tremebunda de la venta de libros de esos autores que, en lugar de esforzarse por mejorar como autor y crear una carrera sólida para intentar publicar por los cauces tradicionales, se decide a autopublicar su libro.

Y toda una retahíla de empresas de autoedición y coedición va detrás. El negocio de estas empresas no está en que el libro se venda al lector. El negocio consiste en que el autor, que piensa que en la edición tradicional no tendrá oportunidades, pague por los servicios de estas empresas, que publican el libro, normalmente con muy baja calidad en general, y luego si te he visto no me acuerdo.

Esto favorece a cientos de personas que se suben al carro: maquetadores, correctores… La mayoría, con escasísima o nula preparación profesional, que ofrecen servicios pobrísimos a un coste muy por debajo de lo habitual para un trabajo profesional. Siempre hay quien se beneficia de estas situaciones, el intrusismo laboral no es nada nuevo.

Los tremendos beneficios de Amazon con los autores noveles

Para que entiendas de lo que hablo, vamos a hacer unos números sencillos:

Solo en el año 2017, y solo en los Estados Unidos, se publicó más de un millón de libros en formato de autopublicación.

Pongamos que, de media, estos libros se vendieran a dos (2) euros. En esta franja de precios, Amazon se queda el 30% de la venta, es decir, 60 céntimos por cada libro. Digamos que cada uno de ese millón de autores ha vendido 2000 ejemplares. Eso hace un total de dos mil millones de ejemplares vendidos (2.000.000.000).

Ahora, multiplica eso por 60 céntimos. El resultado es de mil dos cientos millones de euros. (1.200.000.000).

Dime, ¿renunciarías tú a un negocio de mil doscientos millones de euros? ¿Cada año? ¿En un solo país?

Me dirás que lo de los 2000 ejemplares es por decir un número. Y es cierto. Pero cambia la cifra si quieres… Pon que hayan vendido, de media, solo 500 ejemplares. El beneficio de Amazon sigue siendo una brutalidad: 300 millones de euros (300.000.000).

Súmale a eso todas las ventas en Francia, Reino Unido, España, Alemania… En todos y cada uno de los países en los que Amazon vende libros de autores autoeditados. El resultado es de miles y miles de millones.

Y todo ese dinero, lo perdería Amazon si los autores noveles no creyeran que su única opción es la autoedición. Si estos autores no creyeran que las editoriales rechazan a los autores noveles.

Porque, si no creyeran eso, ¡no autopublicarían! Intentarían ser publicados de forma tradicional, y serían rechazados porque, como es normal en todo profesional que empieza, su obra no tiene la calidad suficiente.

Evita que te manejen. Huye del lavado de cerebro

¿Empiezas a entender ahora que, en realidad, te están manejando? ¿Comprendes que te están vendiendo una idea, reforzada por una realidad, que las editoriales rechazan las obras de baja calidad de la mayoría de los autores noveles, a fin de ganar dinero con tus sueños?

Esto no acaba aquí. En un próximo artículo seguiré hablando de otras empresas a las que les interesa que tú, autor novel, creas que tu único camino es gastar tu dinero a fin de publicar tus novelas.