Decir La fuga de Logan desencadena la imagen de la película, o incluso de la serie de televisión, más que la del libro en sí mismo. La novela original fue escrita a cuatro manos por William F. Nolan y George Clayton Johnson. De estos autores de ciencia-ficción, en España, solo podemos hallar la traducción de La fuga de Logan. A pesar de que Nolan ha escrito varios libros más, entre ellos dos obras que retoman la historia iniciada en la famosa novela: Logan’s World y Logan’s Search publicadas en 1977 y 1980 respectivamente. Le siguieron Logan’s Return, Logan’s Journey y por último Logan Falls. Además de otros libros del género también ha hecho incursiones en terror, fantasía y novela policíaca.

De Clayton podemos destacar su labor como guionista de series de televisión tan míticas como: La Dimensión Desconocida, Alfred Hitchcock Presenta, Star Trek, Kung-Fu, etc

Portadas de La fuga de Logan

Portadas del libro y el DVD

Como en todas las adaptaciones, tanto la serie como la película tienen varias diferencias, por lo cual nos centraremos en la versión original, es decir el libro.

El inicio de La fuga de Logan

La novela empieza con el capítulo 10, con ello nos lleva directamente en una cuenta regresiva. Un modo excelente para introducirnos en lo que se convertirá una historia de búsqueda, dando a entender con la numeración inversa cuanto nos falta para alcanzar el clímax y desenlace de la historia.

El texto tiene como tema principal la búsqueda de un lugar llamado Santuario, pero a eso se le añade la huida, puesto que Logan es perseguido por su antiguo compañero cuando actuaba como Vigilante.

Podemos hallar muchos ejemplos de la búsqueda de un refugio, un lugar seguro donde vivir, en muchas películas de ciencia ficción. Pongamos por ejemplo la nueva versión de Soy Leyenda, interpretada por Will Smith. En ella se plantea que existe un lugar seguro donde vivir a salvo de los vampiros que infestan la Tierra. En la serie The Walking Dead es un tema recurrente, es el eterno buscar un refugio y lugar seguro sin zombies de los que huir. Lo mismo ocurre con el Cuento de la Criada: es la constante lucha por alcanzar el santuario fuera de las fronteras de Gilead.

Básicamente La Fuga de Logan, es una distopía que habla de los problemas que resonaban en la década de los años 60. Y como toda historia distópica lleva una situación al extremo, que tal y como veíamos en un artículo anterior, es la opción más usada en la ciencia-ficción para formular la crítica social. En la presente novela nos hallamos en un mundo que sobrevive en ciudades encerradas en cúpulas y gobernadas por un súper computador al que llaman “el Pensador”. El tirano electrónico para controlar la superpoblación mundial decretó que nadie podía vivir más allá de los veintiún años.

No se puede perder de vista que la obra fue publicada en 1967, una época en la que se auguraba que para el año 2000 no habría sitio en el planeta para tanto ser humano según aseguraban para esas fechas las previsiones más optimistas. Por otro lado, los ordenadores estaban empezando a ser desarrollados y la idea de un mundo gobernado por la mente fría e imparcial no era nueva, ya en 1955 Asimov habló sobre ese tema con los relatos entorno a Multivac.

La evolución del personaje: detonante y motivaciones

En La Fuga de Logan, a diferencia de la película y la serie de televisión, el protagonista no sale en busca del Santuario con el fin de unirse a ellos, si no todo lo contrario: su intención inicial es destruirlo y acabar con los desertores. Logan toma esa decisión por su propia cuenta, lo que provoca que su ex compañero salga en su persecución. No obstante, esa actitud inicial va mutando a medida que avanza en su búsqueda acompañado de Jessica. Pero el detonante que le hará cambiar de idea es el cumplir la edad máxima permitida. Es un caso claro de estar de acuerdo con las leyes hasta que ellas te afectan directamente. Un DETONANTE que modifica las intenciones iniciales del protagonista. Como dicen por ahí, los motivos son importantes.

Aunque muchas de las críticas sobre este libro la tildan de tener personajes planos, no es el caso de su protagonista. Quizás el factor más descuidado es su comportamiento en base a su supuesta edad, ya que descubrimos adolescentes que hablan y se comportan como adultos. Sobretodo, viviendo en una sociedad ociosa y hedonista como la de la novela. En cuanto al antagonista, está presente desde el principio en el párrafo inicial de cada capítulo, que es narrado en presente. Pero nunca llega realmente a estar presente en el resto del capítulo. Por eso, el tema de la huida queda relegado a un plano muy secundario.

Las funciones de Propp en la fuga de Logan

Vladimir Propp

Las funciones de Propp en La fuga de Logan

La estructura encaja con las funciones de Propp. De hecho, lo primero que sabemos en esta historia es la prohibición como factor inicial. Nadie puede vivir más allá de los veintiún años o fuera de las ciudades-cúpulas. Tenemos amigos y aliados, algunos de ellos se vuelven contra los protagonistas, una sucesión de pruebas que deben superar hasta alcanzar su destino final. No entraré a desgranar una a una todas las funciones de Propp que son usadas en La Fuga de Logan. Baste decir que muchas de ellas son incluidas en la historia, como ejemplo: La Marca. Propp dice que el personaje sufre una marca de nacimiento o a partir de un suceso que le deja una señal cuyo significado es decisivo. Logan, al igual que el resto de la humanidad, tiene una marca en la palma de su mano que cambia de color según van pasando los años. En la narración, la marca de Logan toma un peso cada vez mayor, pues está a punto de volverse negra y eso implica que ha llegado el momento de su muerte. Y cuando eso ocurra, no habrá marcha atrás. Es más, el cambio de color será la que conducirá al protagonista a desistir de su deseo de destruir el Santuario.

Es difícil hablar de esto sin desvelar detalles importantes de la historia. Y aquí, me veo obligado a desvelar parte de final de la historia. Así que pongo una ALERTA DE SPOILER, si vas a leer el libro es mejor que saltes al siguiente párrafo.

Como decía, en esta historia se pueden hallar paralelismos con las leyendas que narran sobre héroes en busca del paraíso, Edén, o tierra prometida y que al final se quedan a las puertas del lugar, sin alcanzarlo realmente. En este caso, Logan sabe donde está oculto el Santuario, y aunque al final desiste en su intención de destruirlo, nunca entrará en él. Quizás por esa razón, William F. Nolan decidiera retomar el personaje y escribir dos libros más sobre él.

Lástima que esas dos novelas no hayan recibido la atención necearía como para ser traducidas al castellano.

Enlaces de interés:

La Fuga de Logan (Libro)

La Fuga de Logan (Película)

La Fuga de Logan Serie de TV