¡Welcome a un nuevo artículo, pecadores ortográficos!  Smile, bebé. La vida es wonderful: llevabas los leggins más cool en la última sesión de spinning del gym, tu último post está full de likes y uno de tus tweets fue trending topic, así que prepárate una sabrosa burger y unas popcorns y corre a sentarte frente a la tele, que después de los spots va a empezar tu reality-show favorito. Regálate este momento, disfruta, pues cada día estás más cerca de alcanzar tu sweet dream: ser el nuevo influencer de moda. Smile, always smile. Y seguro que después de leer todo lo anterior podréis suponer el tema de este mes: sí, los anglicismos. Más concretamente, los anglicismos en el cine y la televisión.

Anglicismos en el cine y la televisión

Aunque podría pensarse que su uso cada vez más extendido se debe a la posición predominante de los países anglosajones en el teatro mundial, yo creo que es más bien al goce que los hispanohablantes experimentamos al abandonarnos en el estéril páramo de nuestro pecado favorito, muy relacionado con nuestro proverbial complejo de inferioridad: la envidia.

Y es que casi todo anglicismo en el cine y la televisión, y en general casi todo anglicismo, tiene su equivalente en castellano, así que la única explicación tiene que ser esa. O que somos gilipollas. Lo difícil de entender es por qué envidiamos a los hijos de la Gran Bretaña. ¿Serán sus dorados cabellos? ¿Desearíamos lucir su misma tez nívea? ¿Admiramos la gracia que exhiben en los balcones cuando se someten a la voluntad del dios Baco? Para eso no tengo respuesta, pero sí que puedo proponer alternativas a varios anglicismos. Como el tema da para mucho, en este artículo, el primero de unos cuantos, me voy a centrar en dos de los medios que más están haciendo por extender estos términos bárbaros: el cine y la televisión.

Anglicismos en el cine y la televisión, un breve listado

Biopic.

Este anglicismo deriva de la expresión inglesa biographic picture y se puede sustituir por película biográfica o, simplemente, biografía. Vale, admito que biopic es más corto. A ver si inventamos algo…

Celebrity.

Esta palabra les encanta a los tertulianos de los programas de cotilleo. Es un anglicismo en el cine y la televisión muy innecesario, porque puedes decir famoso/a o celebridad. So easy, babys.

Fake news.

Con la crisis del coronavirus,  se ha puesto más de moda que nunca este anglicismo en el cine y la televisión. En la Fundeu proponen cambiar este anglicismo por noticias falsas o noticias falseadas.

Fashion.

Si algo es muy fashion es que está de moda. ¿Tanto cuesta decirlo en cristiano?

Indie.

Si decimos película o cine independiente evitamos el anglicismo.

It-girl.

Aunque este anglicismo es propio del mundo de la moda, otro sector muy agilipollado en este sentido y que probablemente también merecerá un artículo, los medios lo repiten hasta la saciedad. Hace referencia a una chica que está a la última; es decir, a una chica de moda o chica icono.

it girl

Late night.

Si vas a ver un late night, vas a ver un programa nocturno. Lo sé, seguirás diciendo late night.

Magazine.

Este anglicismo hace referencia a un programa de variedades. Pero si esta expresión es demasiado larga para ti y te gusta más el nombre en inglés, estás de enhorabuena: la RAE admite escribir en redonda su adaptación al castellano: magacín o magazín.

Making of.

Para esta expresión os dirijo directamente a un artículo de la Fundeu que lo explica muy bien (como siempre).

Pay per view.

Traduce, que es sencillo: pago por visión.

Performance.

En este caso, si el término hace referencia a ese espectáculo de improvisación e interacción con el público propio de artistas como Marina Abramovich, entonces utilizaremos la voz inglesa escrita en cursiva, pues no está adaptada a nuestro idioma. Sin embargo, si nos referimos a cualquier historia que nos montemos delante de un público, tenemos palabras como espectáculo, representación o actuación, como bien nos recuerda la Fundeu en este artículo.

Prime time.

El Diccionario panhispánico de dudas lo explica muy bien. En vez de este anglicismo es mejor utilizar horario estelar u horario de máxima audiencia.

Reality show.

Este va a ser uno de los anglicismos más difíciles de erradicar, pero intentadlo: programa de telerrealidad. Si no lo conseguís, probad a utilizar el castizo chou en vez de show. Es todavía más ridículo, pero también mucho más auténtico (esto último es broma, ¿eh?).

Remake.

Es una nueva versión o adaptación. Utilizar el anglicismo es tan innecesario como la mayoría de versiones y adaptaciones.

Remake. Anglicismos

Script.

Es el guion o libreto de toda la vida. Por cierto, guion se escribe así, sin tilde.

Share.

Este anglicismo en el cine y la televisión es el que más les quita el sueño a la gente de la tele, que también podían preocuparse de llamarla cuota de pantalla o porcentaje de audiencia.

Show.

Ya aparece en el diccionario de la RAE como espectáculo de variedades. Si queréis escribir el anglicismo, tenéis que hacerlo en cursiva, pero también podéis utilizar la palabra espectáculo o cualquiera de las propuestas en este artículo de la Fundeu.

Showman o show-woman.

Otro anglicismo en el cine y la televisión que podéis utilizar en cursiva, pero que tiene sus equivalentes en castellano, como animador (a), presentador (a) u hombre o mujer espectáculo.

Sitcom.

Seguro que todo el mundo ha visto series de humor en las que suelen repetirse lugares y personajes, como Friends, El príncipe de Bel Air, Los problemas crecen, Cosas de casa o Modern Family, Pues a ellas se refiere este anglicismo, a una comedia de situación.

Soundtrack.

Esta sí que no os la paso, ¿eh? ¡Banda sonora siempre!

Spin-off.

Es una serie basada en algún personaje o lugar de otra serie de gran éxito, como Joey (que salió de Friends) o Aída en España (hija de 7 vidas). Si la gente se acostumbró  a etiquetarlas con ese anglicismo, también puede aprender a llamarlas series derivadas.

Spoiler.

Lo de este anglicismo es heavy (¡Uy!). En la Fundeu proponen «destripe» en su lugar, y destripar la película en vez de hacer spoiler. Hay otras propuestas menos escalofriantes en este artículo.

Spot.

Anuncio o cuña. Nada más que añadir.

Streaming.

Para sustituir este anglicismo, la Fundeu sugiere emisión o trasmisión en directo, si efectivamente es en directo, o emisión en continuo si estamos viendo algo grabado.

Tablet.

Quien utiliza este anglicismo en vez de tableta para ahorrarse la -a, su pecado, además de la soberbia, es una pereza de caballo.

Talk Show.

Es un programa de entrevistas o de debate.

Target.

Si una serie se dirige a un target adolescente, quiere decir que se dirige a un público o público objetivo adolescente.

Target. anglicismos en el cine y la televisión

Thriller.

Hitchcock era el maestro del suspense, no del thriller.

Trailer.

Esta palabra ya aparece en el diccionario de la RAE, pero escrita según las normas españolas; es decir, tráiler, con tilde en la -a. Si la escribes así, no es necesaria la cursiva.

Trending topic.

Curiosamente, el uso del anglicismo trending topic se ha convertido en sí mismo en un trending topic. O, mejor aún, tema del momento, tendencia… Os sugiero este artículo de la Fundeu.

TV movie.

Este anglicismo en el cine y la televisión a veces se refiere a un telefilme y otras veces a una miniserie. Ya veis que los términos en castellanos son más específicos.

Western.

Se admite su uso en redonda si españolizamos su escritura y ponemos la tilde: wéstern. Pero en el Diccionario panhispánico de dudas recomiendan utilizar película del Oeste en su lugar. Vamos, una de vaqueros de toda la vida…

Bueno, dejamos aquí el tema de los anglicismos en el cine y la televisión. ¿Se os ocurren más ejemplos de anglicismos en el cine y la televisión? Porque seguro que me he olvidado de unos cuantos. Podéis dejarlos en los comentarios, como vuestras sugerencias y reprimendas. Nos veremos muy pronto en otro artículo.

RSS
Instagram