Hola de nuevo y bienvenido a un nuevo artículo de la guía de autopublicación. En este segundo paso hablaremos sobre cómo buscar ilustradores para autopublicar una novela. Además, te contaré mi experiencia con la ilustradora de mi libro y algunos detalles más que hay que tener siempre en cuenta.

Si bien es cierto que para ciertos géneros de novela no suele ser habitual, hay otros como la ciencia ficción o la fantástica en los que los mapas o los dibujos suelen hacer acto de presencia de forma frecuente. Y, por supuesto, no debemos olvidarnos de la portada y la contraportada, piezas clave de toda publicación para dar una buena primera impresión de nuestra obra.

Pero antes de sumergirnos en el artículo, quiero recordarte que, en el primer paso, hablábamos de la importancia de la corrección del texto una vez terminado nuestro manuscrito. Si lo deseas, puedes echarle un vistazo las veces que quieras en este enlace.

Y sin más preámbulos, retomemos el camino que iniciamos para poder conocer los pasos necesarios para la autopublicación de nuestra novela. ¡Vamos allá!

Salto al vacío

Como ya he comentado anteriormente, mi experiencia en la autopublicación se basa en un álbum ilustrado. Sin embargo, aun guardando las distancias, tanto álbum ilustrado como novela conservan un gran abanico de similitudes en el momento de la publicación.

Durante la creación de mi historia tuve la oportunidad de poder realizar por mi cuenta una serie de ilustraciones. Sinceramente, jamás he tenido mano para el dibujo, pero en aquel momento lo llevé a cabo como mejor pude, ayudándome de Illustrator y un sinfín de movimientos con las herramientas del pincel y la pluma.

Al final logré algo llamativo, quizá hasta decente, pero para nada era algo que hubiera puesto a la venta en ningún sitio. Ni tan siquiera habría tenido el valor de regalarlo, así que se quedó en una edición única que conservo a buen recaudo. Es por eso por lo que llegamos al segundo paso de la guía de autopublicación: cómo buscar ilustradores para autopublicar nuestra novela.

Cómo buscar ilustrador para publicar una novela: la idea.

 

Descarga eBook aquí
Cómo buscar ilustradores para una novela

Si ya lo tenemos claro, hay numerosos caminos para poder buscar ilustradores para autopublicar nuestra novela. Si bien es cierto que, quizás, debas tomártelo con cierta calma e ir poco a poco. Yo reconozco que, en algunos momentos, llegué a aturullarme de tanto buscar y buscar, de tantas posibilidades de golpe, así que calma. Los pasos lentos pero seguros son los mejores para no echarse las manos a la cabeza más adelante.

Aquí te dejo algunas vías para poder buscar ilustradores:

Cómo buscar ilustradores para una novela: la toma de contacto

Personalmente, tuve la oportunidad de cruzarme con la ilustradora perfecta al apoyar uno de sus libros, a través de un crowdfunding. A partir de ese momento, lo que hice fue contactar con ella, comentándole quién era, cómo la había conocido y qué es lo que necesitaba. Enseguida me respondió, interesándose por el libro y preguntándome por detalles del mismo: si era algo que tenía pensado publicar o era para tenerlo yo, en cuántas ilustraciones había pensado, el tamaño.

A partir de ahí todo fue rodado. Había comenzado a hacer suyo mi proyecto, y eso era muy emocionante. Le gustó mucho la idea, así que habló de enviarme algunos bocetos, aconsejándome para hacer algunos cambios y ampliaciones en algunas partes del texto. Creo que siempre es interesante atender a la visión de un ilustrador, aunque luego no realices ningún cambio. La forma en la que ven nuestros manuscritos cambia por completo, y descubren cosas que nosotros quizá no percibíamos de buenas a primeras.

Durante varios años trabajé diseñando páginas web, y en varias ocasiones sufrí cómo algunas personas me decían de bajar el precio de un trabajo, tratando así de minusvalorarlo. Por esta razón, decidí adelantarme y consultarle por su forma de trabajar: si necesitaba que le pagara una parte al principio, la mitad, o lo que considerara para iniciar el proyecto. De esta forma, no solo te informarás de su forma de proceder, sino que además estarás estableciendo una confianza más sólida entre ambas partes, algo muy importante durante el proyecto.

Con el paso de los días, las ideas fluían de un lado para otro, nos retroalimentábamos con ejemplos de libros, cambiando esto o dejando aquello. Al poco tiempo, comenzó a enviarme varios bocetos de algunas de las ilustraciones hasta finalizar el encargo.

Amor a primera vista

A diferencia del primer paso de la guía, donde hablamos de la corrección de nuestro texto, el buscar ilustradores para autopublicar nuestra novela no es un paso obligatorio. Es algo opcional, aunque debes sopesar seriamente seguir adelante sin alguien que sepa hacer algo que tú no sabes hacer. Cómo de sensato sería pasar por la creación de todo un libro sin haber prestado la atención suficiente a lo primero que los ojos de los lectores van a ver, que son la portada y la contraportada.

No debemos olvidar que, en una obra autopublicada, la responsabilidad es absolutamente nuestra. Cada movimiento hacia delante, hacia atrás, quitando esto o añadiendo aquello debe ser sinónimo de mejora. Toda pieza que ahora pongamos en su sitio, bien encajada y pegada, no nos garantizará el éxito absoluto, pero sí que hayamos hecho todo lo posible para lograrlo. Siempre existirán factores externos dispuestos a ponernos obstáculos, pero que no quede que nosotros no hayamos dado todo por conseguirlo.

Cómo buscar ilustrador para publicar una novela

El camino sigue…

Hasta aquí este artículo sobre cómo buscar ilustradores para autopublicar nuestra novela. Antes de dejarte, párate un momento y piensa en esto: ¿cuándo fue la última vez que hice una copia de seguridad? Si tu respuesta es un montón de niebla, corre y haz una en cuanto acabes de leer este artículo. Recuerda: no backup, no party.

Ojalá haya arrojado algo de luz a la hora de buscar ilustradores para tu novela autopublicada. Recuerda tomártelo con calma y mantener la seriedad en alto cuando encuentres a un artista con un estilo que te guste. Déjate ayudar, aconsejar, consulta todas tus dudas y decide bajo tu criterio, pero siempre con cabeza y con tendencia a mejorar.

No olvides que puedes comentarme cualquier cosa que se te pase por la cabeza: preguntas, dudas, sugerencias, consultas… Avanzamos con rumbo firme hasta el próximo artículo, donde continuaremos con la guía de autopublicación.

Si te ha gustado el artículo, me alegraré mucho. Y si te apetece compartirlo, tendrás en mí un amigo para siempre.

Muchas gracias por tu seguimiento y tu lectura. Nos vemos en el próximo. Hasta entonces, buena escritura.

RSS
Instagram