Cómo utilizar los puntos de giro en una historia

por | Nov 15, 2021 | Consejos para escritores

Todas las novelas están estructuradas a partir de una forma muy simple que se utiliza desde la Antigüedad: la introducción, el nudo y el desenlace o resolución. Esta es la clásica separación de la historia en tres partes. Sin embargo, existe un elemento que añade un condimento muy interesante a la historia. Se trata del punto de giro.

También conocido en inglés como “plot twist”, es una herramienta narrativa que consiste en otorgarle un giro inesperado a la trama. Esto genera que la historia cambie completamente. De esta manera, la novela adquiere un nuevo panorama y significado. Es un hecho clave que hace que la historia adquiera un nuevo rumbo. También es útil a modo de explicación cuando existe una situación donde el autor ha decidido revelar poca información. Entonces, aquí aparece el punto de giro, que logra desentrañar sucesos que habían quedado inconclusos. 

Reconocer los puntos de giro

A partir de este punto de giro, la historia va a tomar un camino diferente, a “girar”, para ser justos. Es importante aclarar que puede haber otro tipo de puntos en la trama de una novela, no obstante, el punto de giro tiene ciertas características para que se pueda distinguir fácilmente. 

Como primera característica, el punto de giro genera un nuevo rumbo en la historia y hace que esta vire en otra dirección. Debe llevar consigo una fuerte carga simbólica, que ocasiona un cambio importante en el personaje, o los personajes; luego de este evento, o sea, de este punto, ya nada será igual. La contundencia del hecho no puede darle lo mismo a los personajes, por eso, también es frecuentemente conocido como “punto de no retorno”. Luego de dicho suceso, la historia no podrá volver a ser lo que era antes. 

Los puntos de giro pretenden una transformación en el comportamiento de los sujetos y de la historia porque el giro implica que deban seguir adelante con sus vidas, como puedan, ya que no se puede volver hacia atrás. Se debe crear un impacto sobre el protagonista, que luego va a repercutir en la trama.

Además, se pueden diferenciar fácilmente los puntos comunes de los de giro porque, si se recuerda algún momento de una historia, por lo general, es la parte en la que suceden hechos emocionantes, y que nos han dejado con las ganas de seguir leyendo. Generalmente, son los puntos de giro los que marcan el ritmo. Es decir: la historia se estaba desarrollando de una manera y, de forma repentina, la dirección es otra. 

Son los instantes más memorables y los que provocan que la gente recomiende un libro. Un giro argumental bien empleado produce ese ir de boca en boca, en el que la gente aconseja a sus amigos, familiares, y a otras personas dentro de su círculo, leer esa historia. 

Estructura general de los puntos de giro

Estas herramientas narrativas son importantes, ya que sirven para conectar las distintas partes que forman una historia. Un hecho X repercute en un hecho Y, y este, a su vez, en un hecho W, y el punto de giro aparece como conector de estos tres. Es útil a la hora de explicar por qué se dieron ciertos acontecimientos en la historia y ayuda a aclarar el panorama. Si las escenas y las acciones están debidamente conectadas, forman parte de un todo integral que da sentido a la novela. 

La estructura general que mencionamos anteriormente (introducción, nudo y desenlace), contempla los puntos de giro. Se suele dar de la siguiente forma: luego del primer acto, tenemos un punto de giro que introduce un cambio a la historia, pero este es sutil. Por ejemplo, una novela que tiene como protagonista a un personaje que realiza su día a día de forma normal, es decir, a la mañana, se levanta para trabajar, vuelve a su casa por la tarde y, los fines de semana, ve a sus amigos.

Esta historia presenta la vida de un personaje con una rutina establecida. Un primer giro podría ser que, en el trabajo, deciden enviarlo a otro país por un viaje de negocios. La historia tomará un rumbo distinto, pero no cambia lo esencial de la trama. Se trata de un desencadenante, ya que, a partir de este hecho, sucederán otros eventos, y de mayor impacto. 

Luego se encuentra el segundo acto, y aquí se halla el conflicto y el giro que tendrá mayor peso en la historia. Siguiendo con el ejemplo anterior, una vez que el personaje llega al destino y comienza a trabajar, uno de sus colegas le dice que tiene algo que contarle de ese trabajo y que no es como cualquier otro: lo han enviado para cumplir con una misión secreta y lo han elegido a él porque nadie sospecharía de su personalidad tan tranquila y de su vida rutinaria.

El punto medio

Retomo lo que estaba explicando en el título anterior para explayarme más en el punto de giro. El más importante de la historia, es el punto medio, también conocido como “midpoint”. Se caracteriza por presentar un desafío para el protagonista, en donde él, o ella, irremediablemente, debe ser valiente y enfrentar un suceso particular. Esto lo hará más fuerte y preparado para afrontar los próximos desafíos que se desarrollen en la trama. 

También se conoce como punto de no retorno. Es un instante en el cual la historia culmina, es decir, el protagonista se ve afectado por él a nivel emocional y, a partir de esto, vivirá la historia de forma diferente. Tiene que ser una escena inolvidable, que quede grabada en nuestra mente. Es el momento que tanto ansía el público y que todos estaban esperando que suceda. Por ejemplo, un beso romántico entre dos protagonistas, o cuando un detective encuentra una pieza fundamental de la investigación para desenmascarar al delincuente. 

Sucede con frecuencia que, el punto medio, puede llegar a ser tan intenso que incluso logre transformarse en otro género literario. Una novela de amor puede convertirse en una de terror si uno de los amantes tiene un accidente fatal, o se vuelve loco, por ejemplo. Se trata de un giro completo en la historia. Este tipo de cambios debe realizarse de forma tal que la historia mantenga una línea argumental coherente y sea capaz de resolver el conflicto principal. 

Una herramienta que atrapa

Los puntos de giro sirven para hacer la historia más emocionante y terminar por atraparte. Un evento inesperado sucede y el lector muere por saber qué va a pasar después, manteniéndose al filo de la hoja. Sin los puntos de giro, las novelas seguirán su transcurso y serían muy obvias y fáciles de descifrar.  Lo apasionante de este elemento es que sucede algo repentino y la trama cambia, y el, o la, protagonista se ve inmerso en una situación que jamás hubiera imaginado.

El lector se siente parte de la historia al acompañar al protagonista en sus aventuras y en el futuro desenlace. Lo conocido ya no es tal, y el personaje debe adaptarse a un nuevo entorno, completamente distinto. Usarlo de forma correcta supone crear una historia original. Si se le saca el máximo provecho al punto de giro, el autor será capaz de crear una historia innovadora y memorable. 

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

La ambientación en la novela histórica. ¿Es tan importante?

La ambientación en la novela histórica. ¿Es tan importante?

Ambienta, luego existe. O lo que es lo mismo: si quieres que tu novela sobreviva de camino al éxito debes focalizarte muy mucho en la ambientación. De ahí la necesidad de trabajar en ello cuando aún estamos forjando nuestra historia. Y si esta es una cuestión de vida...

La sociedad espartana en “Hijos de Heracles”

La sociedad espartana en “Hijos de Heracles”

En artículos anteriores, he compartido con vosotros argumentos relacionados con la sociedad espartana. Una sociedad en la que los roles estaban bien definidos y los hombres tenían como deber convertirse en fuertes guerreros. La ciudad-estado de Esparta, al estar...

Elementos fundamentales del worldbuilding para tu novela

Elementos fundamentales del worldbuilding para tu novela

Hoy proseguimos, aún a riesgo de contrariar a cierto dicho en lo referente a la calidad de las segundas partes, con la continuación del primer artículo de esta serie de escritos sobre «cómo diseñar el worldbuilding de una novela», que puedes leer aquí. Tal y como ya...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

2 Comentarios

  1. Isabel

    A los aprendices nos surgen muchas ideas y tendemos a unir unas con otras dentro de la misma historia. Tomar una sola idea y exprimirla o dilatar la es lo realmente difícil. Cómo se logra uniformidad y coherencia? Gracias

    Responder
    • TeoPalacios

      Con trabajo y mucha planificación. Aquí la técnica es importante, y por eso te invito a que puedas buscar un buen programa formativo que te ayude a crecer como autora.

      Responder
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.