Cuando la imagen narra: el álbum ilustrado

por | Feb 19, 2018 | Mundo Editorial

Aunque todavía se sigue incluyendo el álbum ilustrado en la sección infantil y juvenil, sus temáticas e ilustraciones a menudo distan de limitarse a un público en concreto.

Vivimos en una era visual y quizás sea por ese motivo que la imagen va tomando un papel importante, pasando de ser un mero complemento del texto, a cómplice indispensable de la narración.

Y es que cuando las imágenes se ponen a danzar con las letras, el espectáculo está servido. Sus formas, gamas cromáticas y pinceladas, comparten escena y protagonismo con el texto, creando una atmósfera mágica y envolvente capaz de transportarnos a mundos maravillosos. He aquí lo especial de los álbumes ilustrados.

El álbum ilustrado: arte y emoción

Ya desde la portada nos seduce: colores, texturas, tipografía del título… Todo está pensado para llamar nuestra atención y empezar a ganarnos.

Al abrirlo, encontramos las guardas, las páginas que separan la portada y la contraportada del resto del álbum ilustrado, siendo a menudo una obra de arte en sí mismas, con motivos repetidos o imágenes predecesoras de lo que encontraremos en el interior.

Los álbumes ilustrados estan hechos para despertar nuestra curiosidad, para hacernos pensar, para hacernos sentir emociones que quizás teníamos olvidadas y,  sobretodo, para disfrutar.

Hoy en día, en la era digital, parece que todo debe ser inmediato. Lo queremos todo para ya, y podría decirse que a menudo se nos olvida disfrutar de la lentitud. Estas obras de arte nos recuerdan el placer que produce tomarnos el tiempo necesario para admirarlas y emocionarnos.

Algunos dicen que tan sólo son libros con dibujitos, pero nada dista más de la realidad que esa afirmación. Detrás de cada obra hay un laborioso trabajo de planificación. Hay que determinar el número de páginas, el discurso de la narración, la relación que va a tener el texto con la imagen, la gama cromática utilizada en cada escena según la dramatización que se le quiera dar, la estructura de la imagen, su punto de vista, y un largo etcétera.

Y todo esta labor culmina en la belleza de los resultados.

¿De qué están hechas las ilustraciones?

Las técnicas pictóricas utilizadas dependen de cada ilustrador, pudiendo ser las más comunes el collage, la acuarela, la ilustración digital, el dibujo a carboncillo, los lápices de colores, la pintura al óleo o el gouache, entre otras.

Dependiendo de la tipología del texto, será más adecuado utilizar una técnica u otra. De esta manera, el trabajo conjunto y armonioso es más que necesario entre autor e ilustrador. Entre los dos deben moldear el esqueleto y el alma de la obra, y embellecerla para que sea atractiva y gustosa.

Los comienzos de la utilización del término álbum ilustrado para denominar este tipo de obra data de 1960, siendo uno de sus grandes precursores Maurice Sendak, creador de Dónde viven los monstruos. En aquel entonces, Sendak intentaba reproducir las ilustraciones de antiguos grabados coloreados, típicos de los siglos XIII y XIX, aunque después fue desarrollando su técnica y experimentando con otros medios.

Un autor con un marcado estilo de ilustración es Eric Carl, autor e ilustrador estadounidense criado en Alemania que utiliza el collage para crear imágenes sencillas y coloridas. Su primer libro fue Oso pardo, oso pardo, ¿qué ves?, aunque a mí me gusta especialmente El camaleón camaleónico, que narra la historia de un camaleón que estaba cansado de ser camaleón, y ansiaba ser como los animales que se iba cruzando en el camino, y termina… Mejor no os lo cuento y lo descubrís por vosotros mismos.

Rienda suelta a la creatividad

La riqueza creativa que despiertan los álbumes ilustrados es infinita: hay tantas posibilidades como creadores existen. Tanto es el volumen actual de obras que podemos encontrar en el mercado, que es necesario hacer una buena selección según nuestras preferencias.

Lo más común es que el álbum sea el resultado de un trabajo conjunto entre escritor e ilustrador, como el ejemplo de Julia Donaldson y Axel Scheffler, que suelen trabajar juntos, teniendo todos sus libros un estilo literario y de ilustración muy característico y fácilmente reconocible.

Pero también hay reconocidos autores que ilustran sus propios cuentos, como es el caso de Oliver Jeffers, para mí uno de los grandes creadores de álbumes ilustrados para niños, y no tan niños, con ilustraciones acuareladas y textos con mensajes de valores universales tales como la amistad, la aceptación de uno mismo y la importancia de aceptar las diferencias que nos hace especiales.

Si bien los álbumes ilustrados suelen ir, principalmente, destinados a los niños, son los adulltos quienes tienen la responsabilidad de elegirlos. Así pues, los creadores deben tener en cuenta que ha de gustar tanto a los pequeños como a los adultos.

En la amplia variedad de álbumes ilustrados que podemos encontrar actualmente en las librerías, muchos de ellos pueden ser utilizados en el ámbito pedagógico, ya que cada vez más los autores tratan temas sociales de actualidad y valores para la convivencia.

Es un recurso cada vez más utilizado por pedagogos y docentes para introducir diferentes situaciones de una forma amena y divertida. Abrir un álbum ilustrado en una clase es como sacar un paquete de caramelos. Los niños se muestran interesados en la historia al instante, intentando adivinar lo que va a suceder mientras admiran las imágenes que acompañan al texto. Es maravilloso ver sus ojitos llenos de curiosidad y cómo se sumergen en la historia, para después sacar sus propias conclusiones. ¡Les hacen pensar!, y eso es lo importante.

 

En los siguientes artículos hablaré de los álbumes ilustrados para adultos y de autores destacados en el panorama actual, y profundizaremos más en las técnicas de ilustración y las estructuras literarias más utilizadas en la creación de estas joyas creativas.

Espero que os haya gustado el artículo, y si tenéis alguna aportación, duda o pregunta, sería un placer leeros. No dudéis en comentar. Y si queréis, también podéis compartirlo con esa personita a quien le gusta tanto leer en imágenes.

Hasta la próxima.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Sandalias romanas en “Muerte y cenizas”

Sandalias romanas en “Muerte y cenizas”

"Corría para salvar la vida. Las sandalias golpeaban el suelo con fuerza mientras intentaba escapar de sus perseguidores, a los que podía oír cada vez más cerca." Así empiezo mi novela "Muerte y cenizas", con una de las imágenes más emblemáticas de los habitantes del...

La novela y su estructura fundamental

La novela y su estructura fundamental

Ya sabrás que la práctica es lo que hace florecer un buen escritor, aunque conocer los elementos teóricos de la escritura también es de gran ayuda a la hora de determinar cómo será nuestra próxima novela. Ser conscientes de cuáles son las fundamentas de una obra es un...

Elementos de la novela histórica

Elementos de la novela histórica

La novela histórica es el género que más he amado como lector y al que me he dedicado, y me sigo dedicando, como escritor. Como ya sabéis, existen muchos elementos clave en este género literario, pero hay algunas nociones que nos pueden ayudar a ordenar sobre qué...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.