¡Hola de nuevo, contumaces pecadores ortográficos! En este artículo, seguiremos ilustrando a quienes tengáis las manos más vagas para que continuéis reposando en vuestra propia pereza. Y es que hay detallitos sobre las abreviaturas que se quedaron esperando en el tintero desde el artículo anterior sobre el tema.  Vamos a echar un ojo a las limitaciones a la hora de escribir las abreviaturas, veremos cómo hay que leerlas y también aprenderemos a adaptarlas según el género y el número. Y es que los pecados se disfrutan más con pleno conocimiento de todos los aspectos de su naturaleza.

Cómo escribir las abreviaturas. Restricciones

Como ya comentamos en el artículo anterior, la Santísima no suelta el látigo ni en aquellos casos en los que nos permite gozar de inocentes pecados. Hay una serie de restricciones a la hora de utilizar las abreviaturas que debemos respetar:

escribir las abreviaturas

  1. No podemos escribir las abreviaturas donde nos salga de las narices. De hecho, en su manual de ortografía, la RAE nos dice que el uso «suele limitarse a contextos muy determinados, como listas, fórmulas de tratamiento, saludo o despedida, y referencias o indicaciones escuetas de muy diversa índole». Por poner un ejemplo, sería incorrecto sustituir en un enunciado cualquiera la palabra calle por su abreviatura (Me pasaré por tu c/ un poco más tarde), pero sí estaría bien cuando la abreviatura forma parte de una dirección (Ella vive en la c/ Pastor nº 2).
  2. Las abreviaturas de tratamiento solo pueden utilizarse cuando acompañan al nombre o apellido de una persona: Jorge Pérez, Sra. Fernández. Pero no se podrán abreviar estas palabras si forman parte del nombre de una ciudad, un pueblo u otra cosa que no sea una persona: San Sebastían (y no S. Sebastián), San Miguel de la Escalada (y no San Miguel de la Escalada).
  3. Las abreviaturas de unidades de medida solo pueden acompañar a una cantidad escrita en cifras, nunca en letra: 50 pts. (y no cincuenta pts.), 20 kg. (y no veinte kg).

Lectura de las abreviaturas

Las abreviaturas son solo un recurso de escritura para ahorrarnos trabajo a los que tenemos los dedos vagos, pero la palabra que representan ha de ser leída completa (D. Carlos se lee don Carlos).

Sin embargo, las abreviaturas de expresiones con más de una palabra, como S. A. o bien S. L., pueden leerse pronunciando las palabras enteras, es decir, sociedad anónima o sociedad limitada, o deletreándolas (ese a; ese ele). En estos casos, como es más común deletrear que leer las palabras completas, la Santísima nos permite ser todavía un poco más vagos y prescindir de los puntos: SA, SL.

Lectura de abreviaturas

Cómo escribir las abreviaturas. El género

En el caso de palabras que puedan ser masculinas o femeninas, normalmente reflejaremos el género también en sus abreviaturas. Hay dos posibilidades:

  1. Que la abreviatura en masculino acabe en vocal. La abreviatura acabará en –o o en –a: o dcha. (por derecho y derecha), excmo. o excma. (por excelentísimo y excelentísima).
  2. Que la abreviatura en masculino acabe en consonante. En este caso, si creamos la abreviatura mediante truncamiento, el femenino se creará añadiendo una a volada después del punto: Prof. y prof..ª (abreviaturas de profesor y profesora). Pero si la creamos por contracción, es preferible que se escriba la a normal, aunque volada tampoco sería incorrecto: (contracción de señor) y Sra. (de señora); Dr. (de doctor) y Dra. (de doctora). No obstante, hay abreviaturas como Lic. o Ing. que sirven para ambos géneros (licenciado/a o ingeniero/a).

Cómo escribir las abreviaturas. El plural

Si formamos las abreviaturas por truncamiento y, por lo tanto, acaban en consonante, añadimos –s para formar el plural, como en págs. (abreviatura de páginas) o en advs. (de adverbios), pero las abreviaturas formadas por una sola letra forman el plural duplicándola: AA. (abreviatura de Altezas), ss. (de siglos) o AA.VV. (de asociaciones de vecinos).  Respecto al último ejemplo, la expresión en singular sería asociación de vecinos, pero aunque la segunda palabra vaya en plural, la abreviatura sería A.V., no se tiene en cuenta que vecinos vaya en plural.

Si formamos la abreviatura por contracción, añadiremos una –s si acaban en vocal o no conservan la parte final de la palabra, como en almtes. (contracción de almirantes) o en rvds.. (de reverendos), o bien con –es  cuando conservan el final de una palabra que haría el plural de esa manera, como en cneles. (de coroneles). Si tienen letras voladas, el plural se hará también con este tipo de letras, como en B.os, (de barrios).

Las abreviaturas formadas con una barra en vez de un punto son siempre invariables en cuanto a número.

Escribir las abreviaturas en plural

Varias cosillas a tener en cuenta

  1. Hay que separar con un espacio las abreviaturas que acompañan a cifras: 25 pts., 11 págs.
  2. Las abreviaturas no se pueden dividir con un guion al final de una línea (Almte, nunca Alm-te); si no se pueden escribir enteras en esa línea, se escribirán en la siguiente. Lo mismo pasa con las abreviaturas compuestas de varios elementos (como E. P), todos ellos tienen que escribirse en la misma línea.
  3. Una abreviatura no puede ser la única palabra de una línea. Si esto pasa, hay que escribir la palabra entera. Veamos un ejemplo:

Necesitamos material de oficina, haz un pedido: folios, bolígrafos, grapadoras,

etc.

En el caso anterior, no podemos escribir la abreviatura, tendríamos que escribir la palabra etcétera completa.

Bueno, ¡esto es todo, amigos! Por ahora dejaremos la pereza de lado, pero seguro que pronto encontramos otro maravilloso pecado ortográfico en el que aliviar nuestros impulsos más primarios. Mientras tanto, podéis dejar vuestras sugerencias y comentarios un poco más abajo. ¡Hasta la próxima!

RSS
Instagram