Cómo empezar a escribir novelas históricas

por | Ago 31, 2022 | Notas autobiográficas, Novela histórica

¿Te apasiona leer novelas históricas y te gustaría escribir una? Me alegro, porque he preparado esta entrada justamente para ti.

La novela histórica, de la que ya os he hablado aquí y en muchos otros artículos de mi blog, es un género a veces difícil de abarcar. Con tanta información, o falta de ella, a veces, uno no sabe por dónde empezar.

Así que si esta es la primera vez que decides sumergirte en la escritura de este género y te sientes un poco abrumado, o si ya lo estás intentando y buscas una guía de referencia para no perderte nada en el proceso, no desesperes: ¡la ayuda está en camino!

En este artículo encontrarás consejos concretos para avanzar en tu labor de escritor de novela histórica. Nos enfocaremos en las cosas útiles, como, por ejemplo, lo que considero, por mi experiencia personal, que sí podrías aplicar a tu proceso de escritura, y todo aquello que no deberías incluir, también desde mi punto de vista.

Elige un tema, investiga y planifica tus novelas históricas

Este es, probablemente, el primer paso en la creación de toda novela, y en esto las novelas históricas no se diferencian de la regla general.

Elige un tema que te apasione, un periodo histórico o un personaje que te intrigue, e investígalo a fondo para desarrollar tu idea. No pares hasta conocerlo tal y como si estuvieras viviendo tú mismo en esa época y en su piel. Ve apuntándolo todo, de manera ordenada en un documento de ordenador o en una libreta si lo prefieres. Subraya los elementos más importantes, y mientras te vayan viniendo nuevas ideas no olvides escribirlas para que no se te pasen. Incluso si encuentras elementos que quieres investigar con más detalle como, por ejemplo, una construcción antigua o una ciudad desaparecida, abre un apartado aparte sobre ese aspecto en específico.

Ten en cuenta que vas a recopilar mucha información histórica y que, durante esta investigación, es posible que se te vayan olvidando elementos a lo largo del camino. Por eso la regla de oro es: apunta todo de forma organizada y sitúalo cronológicamente.

Cuando ya tengas todos los elementos necesarios para formar un mapa conceptual de tu novela habrá llegado el momento más crucial de todos: la planificación. No saltes este paso porque es de gran importancia. Sé que es mucho trabajo, pero una novela, especialmente una novela histórica, requiere paciencia y una gran labor.

Planifica el inicio, los eventos durante el desarrollo, y la dirección hacia la cual irá tu novela, su desenlace, teniendo en cuenta los conflictos a los que se enfrentarán tus personajes, su efecto en ellos y su evolución a lo largo de la historia. Cuando ya tengas la historia bien definida y hayas hecho un desarrollo más profundizado de tus personajes, podrás empezar con el worldbuilding.

Rompe las convenciones y las normas de la época

¿Cómo? A través de la creación de personajes que no siguen las reglas de su tiempo, como hice yo mismo con la princesa Wallada.

Para lograrlo contarás con la investigación previa, ya que la historia está repleta de excepciones: mujeres que rechazaron los dictámenes de su época; hombres que iban en contra de lo que, en aquel entonces, se pensaba que era la normalidad; parejas que vivían amores prohibidos; pensadores ilustres que superaban las barreras económicas y políticas de sus clases sociales; sabios científicos que rompieron paradigmas…

Con tanta multitud de personajes anticonformistas podríamos incluso argumentar que sería una inexactitud no incluir un personaje como este en tu obra histórica.

Crea un personaje inconformista, presentándolo como algo excepcional y, lo más importante, persuade al lector para que perciba que sus anomalías son realmente auténticas. Para ello no olvides aportar un contexto a la historia de este personaje, mostrando qué obstáculos tiene que superar por ser diferente. De hecho no deberías ni siquiera decir que es un personaje que rompe las convenciones: demuéstralo a través de sus actos, pensamientos y reacciones. De esta manera reconocerás implícitamente que el personaje tiene un carácter inusual para su época y será percibido de forma realista.

Juega mezclando los hechos con la ficción

Una novela histórica no tiene solo hechos estrictamente verídicos: esta es una de las partes más divertidas de escribir este género.

Los escritores de novelas históricas siempre jugamos con la sutil línea que hay entre hechos y ficción, mezclándolos de manera equilibrada y sensata. Aunque estés escribiendo sobre hechos reales estás en todo tu derecho, como escritor, de tomarte algunas libertades creativas.

Puedes introducir personajes ficticios para complementar los personajes históricos que realmente existieron; volver a construir lugares desaparecidos sobre los que no hay suficiente información arqueológica; imaginar y construir las relaciones entre los varios personajes de la época histórica que has elegido…

Trabaja utilizando como base las verdades históricas fundamentales y empieza a decorar, sin exagerar, los elementos alrededor de ellas. De esta manera crearás un mundo histórico con algunos elementos de tu propia ficción creativa. Un lugar único, visto desde tu perspectiva, que solamente aparecerá en tu novela histórica.

No escribas como si vinieras del pasado

Imagínate viviendo en ese siglo que caracteriza tu historia, pero no escribas como si estuvieras en él. Las formas de escribir de otro siglo no se aplican a los escritores del presente, y mucho menos a los lectores.

Aunque pienses que le pueda dar cierto toque interesante, la realidad es que la mayoría de las veces termina saliendo mal. Las escrituras de otras épocas resultan poco fluidas para la mayoría de los lectores de hoy en día, excesivamente complejas y con terminologías olvidadas.

Esto no quiere decir que no puedas utilizar ciertas palabras del pasado, sobre todo si hacen referencia a objetos o lugares de una determinada cultura del mundo antiguo. Puedes emplearlas, pero manteniendo tu estilo de escritura actual.

Como estás viendo, escribir una novela histórica tiene sus dificultades, pero también te permite aprender nuevas cosas mientras estimulas tu creatividad al escribir. Para mí es uno de los mayores placeres de esta vida.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

El poeta y visir de “La predicción del astrólogo”: Ibn Ammar

El poeta y visir de “La predicción del astrólogo”: Ibn Ammar

En artículos pasados he profundizado en la vida de algunos personajes de mi novela "La predicción del astrólogo", como por ejemplo el rey Al-Mutadid, la poetisa Wallada y el príncipe Ibn Zaydun, Como ya sabréis, la creación de los personajes es una de las partes más...

Los conflictos en las novelas

Los conflictos en las novelas

Los conflictos son elementos narrativos del que ninguna obra, sea del género que sea, puede prescindir. Por ello, es indispensable que definas desde el primer momento cuál va a ser el conflicto principal de tu obra. De qué tipo será y cómo se va a desarrollar a lo...

Sandalias romanas en “Muerte y cenizas”

Sandalias romanas en “Muerte y cenizas”

"Corría para salvar la vida. Las sandalias golpeaban el suelo con fuerza mientras intentaba escapar de sus perseguidores, a los que podía oír cada vez más cerca." Así empiezo mi novela "Muerte y cenizas", con una de las imágenes más emblemáticas de los habitantes del...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.