¿Qué es la LIJ? ¿Qué es la literatura infantil y juvenil?

La literatura infantil y juvenil es la literatura escrita pensando en los niños de cualquier edad, los preadolescentes y los adolescentes.

Se subdivide en literatura infantil y literatura juvenil que, aún compartiendo algunas características, van dirigidas a diferentes grupos de edad y, por tanto, los temas tratados, las tramas, las formas narrativas y los tipos de personajes que aparecen en las historias, van a ser distintos.

Según a qué edad vaya dirigida la historia, las variables a tener en cuenta cambiarán; no escribiremos igual si nos dirigimos a niños de  6 -7 años que si queremos dirigirnos a adolescentes de 15 años de edad. Los intereses son muy diferentes, así como el desarrollo cognitivo y la comprensión lectora de cada grupo de edad.

Los comienzos de la LIJ (Literatura infantil y juvenil)

Los textos antiguos de la Edad Media y el Renacimiento poco tenían que ver con los libros actuales dirigidos a niños y público juvenil. El acceso a la literatura estaba limitado a las clases adineradas y la literatura infantil constaba más de textos instructivos tales como abecedarios, silabarios y manuales de caligrafía que de historias que pudieran resultar interesantes para los niños y adolescentes.

Podría decirse que la aparición de las novelas ligeras de aventuras en el siglo XVII y el auge de la fantasía durante el Romanticismo en siglo XIX, propició que la Literatura infantil y juvenil fuera ganando importancia.

Fue en esa época cuando Jacob y Wilhelm Grimm dieron a conocer muchos de los personajes del ideario popular que sigue tan presente actualmente. Blancanieves, La bella durmiente, Hansel y Gretel, entre otros muchos cuentos, relatan historias que se han adaptado, modificado e ilustrado de mil formas diferentes en la actualidad.

Blancanieves, de Benjamin Lacombe

Blancanieves, de Benjamin Lacombe

El motivo principal de dichas modificaciones y versiones es que tanto la sociedad como el entorno han cambiado, y la realidad que rodea a niños y adolescentes actualmente es muy distinta de la que los rodeaba cuando nacieron los cuentos clásicos. Así por ejemplo, en algunas adaptaciones, el miedo a lo desconocido dentro del bosque se ha sustituido por la precaución necesaria al transitar por el bullicio de una ciudad. Probablemente una de las adaptaciones modernas más radicales en esta línea de un cuento clásico sea “La niña de rojo” de Roberto Innocenti y Aaron Frisch.

“La niña de rojo”, Roberto Innocenti y Aaron Friosch (2013)

“La niña de rojo”, Roberto Innocenti y Aaron Friosch (2013)

Temáticas

Los temas que se tratan en la literatura infantil y juvenil no distan de los temas tratados en literatura para adultos, siendo a veces la línea que separa estos dos tipos de literatura muy delgada. Lo que sí varía es la manera de expresar dichas temáticas dependiendo del público al cual se dirige, adaptando el vocabulario y  las estructuras gramaticales a cada rango de edad.

Las temáticas comunes tratadas en la literatura infantil y juvenil son:

  • Sentimientos y emociones: amor, soledad, felicidad, ira, rabia, miedo, celos, frustración…
  • Condición humana: búsqueda de la propia identidad, vivir entre los adultos, el paso de la niñez a la adolescencia, sexualidad, enfermedad, muerte…
  • Vida cotidiana: entorno social y afectivo, la amistad, el amor, las costumbres, las adicciones…
  • Contexto: la naturaleza, el medio ambiente, la vida urbana y la vida rural, los acontecimiento históricos…
  • Fenómenos o conflictos políticos y sociales: el exilio, la migración, la guerra, la multiculturalidad…

Subgéneros

Literatura infantil y juvenil. Harry Potter

Al igual que las temáticas, los géneros suelen corresponderse con la clasificación de literatura de adultos, con algunas pequeñas diferencias:

  1. Narraciones de aventuras: a lo largo de la historia los protagonistas suelen pasar de la niñez a la adolescencia, suelen descubrir el amor, pierden la inocencia, aprenden a valerse por ellos mismos y se dan cuenta que el mundo que los rodea a veces puede ser hostil. En ocasiones se mezclan situaciones reales e imaginarias. El ritmo de la narración es rápido y en la resolución del conflicto, el protagonista aparece transformado por todo lo sucedido.
  2. Narraciones fantásticas: tratan temas como la magia, hechos sobrenaturales o fenómenos que no tienen una explicación lógica. Suelen situarse en mundos reales y fantásticos, fuera de lo cotidiano. Los protagonistas son seres con poderes mágicos que pueden rodearse de otros personajes poseedores de poderes o por seres comunes.
  3. Narraciones de ciencia ficción: suelen situar la narración en una sociedad futura con un gran desarrollo tecnológico. Podemos encontrar viajes en el tiempo o intergalácticos. A menudo critican el orden social, económico o político.
  4. Narraciones policíacas: comienza con un crimen, robo o desaparición que el protagonista ha de resolver. Éste suele estar acompañado por un ayudante y la acción suele suceder normalmente en grandes ciudades. La narración crea una expectativa al lector y se le dan pistas para poder deducir posibles finales, y sigue el esquema de investigación-descubrimiento.
  5. Narraciones de misterio y terror: Temas como lo sobrenatural, lo desconocido, la locura, el asesinato…Los escenarios descritos son oscuros; las acciones crean misterio e intriga, que se resuelven en parte sin llegar a poder explicarse racionalmente.
  6. Narraciones de la vida cotidiana: tratan temas como valores sociales, relaciones personales, conflictos de identidad y construcción de la personalidad, amistad, ser diferente, muerte… Son protagonizadas por personajes jóvenes en proceso de maduración que se relacionan con adultos de los cuales aprenden y con los cuales tienen lazos afectivos.
  7. Narraciones históricas: Desarrollan sucesos históricos como guerras, descubrimientos y revoluciones. También narran las hazañas de héroes o personajes con papeles importantes en la historia. En otras ocasiones hablan de culturas antiguas como el Antiguo Egipto, Roma o la Edad Media. Los personajes pueden ser reales o ficticios, y reflejan las costumbres, valores y visión de la época en la que se desarrolla la historia.

Rangos de edad de la literatura infantil y juvenil

Definir los rangos de edad al cual pertenece un libro de literatura infantil y juvenil puede resultar difícil en algunas ocasiones debido a la diferencia entre el la edad biológica y el desarrollo cognitivo y la madurez lectora de los niños. Mientras que la edad biológica es determinante en algunos aspectos ajenos a la lectura, no lo es cuando se trata de determinar la edad adecuada para leer un libro de literatura infantil y juvenil.

Por lo general la edad biológica corresponde con unos estándares de madurez que permiten comprender estructuras gramaticales y vocabulario determinados. Aún así, actualmente está demostrado que dependerá también de otros factores tales como el hábito lector del niño, del gusto por la lectura y de su madurez lectora. Teniendo en cuenta estos aspectos podremos determinar las lecturas adecuadas para nuestros pequeños.

Por ejemplo, si el pequeño lector tiene una madurez lectora superior a la que se esperaría en a determinada edad biológica, podremos encontrar niños de 8 años leyendo libros del rango de edad ”de 9 a 12 años”.

Solamente observando los rangos de edad de la literatura infantil y juvenil determinado por las editoriales se puede observar este hecho, puesto que los intereses de una niña de 5 años serán muy diferentes a los de un niño de 8, aún estando dentro del mismo rango de edad recomendada para la lectura.

Rangos de edad

– De 0 a 4 años

– De 5 a 8 años

– De 9 a 12 años

– Literatura Juvenil

Espero que os haya gustado el artículo, y si tenéis alguna aportación, duda o pregunta, sería un placer leeros. No dudéis en comentar. Y, si queréis, también podéis compartirlo.

En los siguientes artículos, os hablaré de algunas cositas más relacionadas con escribir literatura infantil y juvenil.

¡Os espero!