Con mucha probabilidad has llegado hasta aquí porque quieres ser escritor. Puede que aún no hayas empezado a redactar tu primera novela y que lleves años con esa historia dentro de tu cabeza, ahí se ha quedado y no sabes como dejarla salir. O a lo mejor ya la has escrito e incluso has buscado una editorial para publicarla. En ambos casos puede ser que tus expectativas no hayan terminado cumpliéndose del todo, sigues con dudas y preguntas que comienzan con algún cómo y muchos porqués.

Si te ves reflejado, no te preocupes, querido autor novel: el oficio del escritor requiere tiempo, es trabajo y es arte, pero sobre todo es aprender, planificar y darle vida a tu escritura. Recuerda lo que dijo Stephen King en su autobiografía Mientras Escribo:

«Las palabras crean frases, las frases párrafos, y a veces los párrafos se aceleran y cobran respiración propia.»

En este artículo voy a darte unos recursos para que puedas empezar a desarrollar tu carrera como escritor, pero antes necesito que te liberes de estos 5 mitos que todo autor novel, antes o después, ha terminado creyéndose.

 

Primer mito: No tengo suficiente talento

Este es un clásico que echa para atrás a un gran número de aspirantes a nuevos escritores que a menudo terminan dejando de lado su sueño por esta razón.

Si tú también te lo has creído tengo una buena noticia para ti: la mayoría de las personas no nace con una capacidad innata, o lo que se le llama un talento. Lo que sí es cierto es que todos los que quieren escribir tienen una pasión en común, la escritura, y eso hace que pasen gran parte de su tiempo escribiendo y mejorándose hasta dar con el punto. De esto se trata.

Saber escribir no es un don; como todas las cosas, se aprende a través de la práctica, probando una y otra vez, analizando los errores y corrigiendo la técnica narrativa. La constancia es la clave que necesitas tener y cultivar.

Recuerda, nadie nace sabiendo.

Segundo mito: Necesito estudiar una carrera en la universidad

La decisión de estudiar en la universidad reside en diferentes razones, como aprender algo nuevo, favorecer capacidades que sentimos tener dentro de nosotros o el deseo de adquirir un conocimiento más profundo sobre un tema específico, aunque para muchos la causa principal suele ser conseguir un título oficial que les dé acceso a un nicho laboral y les permita ejercer una profesión en concreto. Sin embargo, es importante recordar que no todos los trabajos se aprenden en la universidad.

Es común pensar que para escribir una buena novela es necesario estudiar una carrera como Comunicaciones, Literatura, Lenguas, Letras… y que sin ello sería imposible, o muy difícil, ser un escritor. Bien, ¡no es así!

Para ser escritores y escribir novelas la universidad no es un requisito indispensable, porque ninguna carrera enseña a ser escritor.

Si te interesa enriquecer tu cultura y quieres tenerla como guía, adelante; es muy buena idea. Pero si tu objetivo es ser escritor necesitas «tan solo» enfocarte en aprender y aplicar los conceptos de una asignatura en concreto: la narrativa. Para ello, fórmate a través de cursos de escritura que te ayuden a trazar tu camino.

Si aún estás pensando que a lo mejor te vendría bien la universidad para ser escritor, piensa en las historias de grandes escritores que demuestran lo contrario, como Michael Crichton o Sir Arthur Conan Doyle. Ninguno de los dos estudió en la universidad para ser escritor, sino para ser médicos; sin embargo, ¡escribieron novelas reconocidas mundialmente!

Tercer mito: Ya nadie lee 

Puede que sea cierto que hoy en día se lee mucho menos con respecto al pasado, pero también es cierto que el número de personas alfabetizadas que tienen acceso a la cultura es mucho mayor. En cada una de ellas hay un potencial lector al que puedes llegar. No se trata de que lo que escribes le guste a todo el mundo, sino de que haya gente a la que le guste lo que escribes.

Las personas leen cuando se siente inspiradas por un libro que se cruzan en el escaparate de una librería, cuando un amigo les cuenta la historia de una novela que lo ha cautivado. O incluso navegando por internet al dar con los comentarios de un blog que terminan convenciéndolo. Hay infinitas maneras en las que los lectores pueden encontrar tu novela, pero si nunca la escribes ese encuentro jamás se dará.

Citando al poeta Pier Paolo Pasolini, recuerda que el rol del escritor es extremamente relevante para la sociedad. Aportar creatividad e inspiración con lo que se escribe es algo indispensable, que trae nueva vida y estimula el ambiente en el que vivimos de maneras directas e indirectas. Por esto la profesión del escritor nunca va a morir, y por las mismas razones siempre habrá voraces lectores en la espera de novedades.

Necesitamos cultura, necesitamos escritores, necesitamos libros para leerlos.

Cuarto mito: Las editoriales no publican nuevos autores 

Este probablemente sea el punto más difícil de aceptar para un autor novel y es un tema muy importante que hemos tratado con más detalle en este artículo.

Es verdad que muchos aspirantes a escritores envían sus novelas a las editoriales y reciben un «no» como respuesta. Precisamente alrededor de esta experiencia compartida por la multitud se ha creado esta falacia que enreda a un gran número de escritores noveles. Pero entonces, si esto pasa realmente ¿por qué lo llamamos un mito?

La razón que hace que la mayoría de las novelas de los autores noveles sean rechazadas no reside en el hecho de que las editoriales no quieran publicar a un nuevo autor emergente, sino en la escasa calidad de ese trabajo. Cuando las novelas son de calidad y tienen potencial de venta las editoriales no dudan ni por un momento y las publican, ya que para ellas se trata de un negocio.

Tienes que buscar el verdadero origen del rechazo de tu trabajo. Sé que esta es una verdad que duele, pero si lo piensas bien, todos los escritores, al inicio de su carrera, hemos sido autores noveles. Si tú no lo estás consiguiendo, muy probablemente tienes que cambiar algo.

Si tu novela ha sido rechazada por una editorial o tienes miedo de que eso pase, no te enfoques en tu ego dañado, sino en como puedes mejorar. Piensa en qué puedes hacer para escribir una novela mejor, y una vez que lo tengas claro vuelve a intentarlo con todo tu potencial. Verás que si lo haces de la forma correcta ese «no» se transformará en un «sí».

Quinto mito: No se gana dinero con la escritura

Escribir es un trabajo como cualquier otro. Es cierto: requiere un largo periodo de aprendizaje y ciertas habilidades que necesitas desarrollar, pero como cualquier trabajo es necesario que acumules conocimiento y que aprendas las técnicas adecuadas para poder hacerlo y ganarte la vida con ello.

Si analizamos la cuestión basándonos en una de las leyes que rigen nuestra economía, probablemente sea verdad que la oferta supera la demanda de los libros que existen en el mercado, pero, como has visto, un buen libro llamará la atención de una editorial y sucesivamente de los lectores.

Recuerda, apostar por un trabajo siempre es un desafío, pero si es lo que amas hacer y sabes que vas a poner todo tu empeño en ello, vale la pena ¿o prefieres quedarte con la duda del ¿qué hubiera pasado si…?

Sigue tus propios tiempos y constrúyete como escritor paso tras paso: estudia, aprende, escribe. Verás que los resultados no tardarán en llegar. Y tal vez tardes en lograrlo, pero empezarás por aportar algo de dinero a tu cuenta bancaria y, con el tiempo, y un poco de suerte, tal vez consigas vivir de tu faceta como escritor.

¿Quieres ser escritor?

¡Enhorabuena! Te has liberado de los mitos que alimentaban tus miedos e inseguridades. Como pudiste comprobar, existen una gran cantidad de mitos sobre el éxito y aún más sobre el mundo de la escritura. Muchas personas piensan que nunca lo van a lograr, pero ya sabes que eso no es cierto, confía en ti mismo.

Ahora viene la pregunta del millón. Aunque si has llegado hasta el final ya sabemos cuál será tu respuesta, es importante que te la vuelvas a plantear una y otra vez hasta que estés convencido del todo: ¿quieres ser escritor?

Si has contestado «sí» ¡tengo algo que contarte y estoy seguro de que te va a interesar!

Para ser escritor no es suficiente la pasión por la escritura, aunque sí es un elemento indispensable. Necesitas formarte y aprender otras herramientas para lograrlo.

La semana del autor novel

¿Quieres aprender las herramientas que necesitas para poder conseguir tu sueño y publicar tu primera novela? ¿No sabes por donde empezar o en dónde te equivocas?

Debes saber que todas las novelas de éxito se caracterizan por compartir ciertos elementos. Una vez que los hayas aprendido podrás ponerlos en práctica en tu escritura. Por ejemplo, es esencial generar en el lector la expectativa, utilizar un conflicto central que mueva la historia de tu novela y desarrollar adecuadamente cada apartado.

Todo esto y mucho más lo puedes aprender conmigo en la semana del autor novel.

La semana del autor novel comienza el 25 de enero y termina el 29 de enero. ¡Cinco días en los que podrás aprenderás todo lo que necesitas para escribir tu próxima novela!

Recuerda que todos aquellos que lo lograron no lo hicieron por arte de magia, sino gracias al esfuerzo y al trabajo personal. Es esencial aprender de nuestros errores y darnos espacio para mejorar cada día más. Esta es la semana para empezar a hacerlo.

¿Te animas?

 

Descubre la Semana del autor novel