Mujer y protagonista de la novela histórica

por | May 5, 2021 | Consejos para escritores, Novela histórica

Estamos en la era de las reivindicaciones, el feminismo, el auge de los derechos de la mujer en igualdad de condiciones al hombre… Pero esto no es nada nuevo. Durante la historia, ha habido multitud de mujeres luchadoras, rebeldes, adelantadas a lo establecido para ellas en su época. Aunque aquí no os voy a hablar de personajes reales, sino de mujeres desempeñando un papel protagonista de novela histórica. Un elenco de intérpretes femeninas con las que se han tejido relatos memorables.

Pero antes de hablar de alguna de ellas, veamos qué debe tener un personaje para ser un buen candidato a protagonista de nuestra historia. Y como esto va de mujeres, me vais a permitir que hablemos solo de personajes femeninos.

Empecemos.

Cualidades para una protagonista de novela memorable.

Antes de decidir qué personaje femenino vamos a crear, debemos tener claro el tipo de historia que queremos contar. Es sumamente importante que esta protagonista de novela sea la idónea para llevar a cabo las tareas que le encomendaremos. Necesita tener la capacidad de dirigir nuestra historia a buen puerto. Enamorar a los lectores, lograr que empaticen con ella, lloren sus penas, se alegren de los méritos alcanzados y acaben metidos en su piel. Una mujer protagonista de novela debe tener una personalidad atrayente, siempre enmarcando ese carácter en el tipo de relato que vamos a escribir.

Pensemos, por ejemplo, que queremos centrarnos en una novela histórica romántica. Quizá tenemos que dotar a nuestra protagonista de mayor sensibilidad, de una capacidad sobresaliente para amar y ser amada. Debe anteponer los sentimientos por encima de todo, siendo capaz de cualquier cosa para acabar felices y comiendo perdices. Pero ¿y si lo que quiero escribir es una novela histórica policiaca? Entonces, recurriremos a una mujer inteligente, con una desarrollada intuición, capaz de ver lo que otros no ven, para poner al culpable de las fechorías novelescas entre la espada y la pared, salvando a todos de un terrible final.

Pienso que ha quedado claro el modo en que debemos plantearnos a nuestra mujer protagonista de novela, antes de crearla. Tenemos multitud de recursos, aunque las preguntas son un método imprescindible para lograrlo. Hagámosle un interrogatorio a esa mujer que queremos forjar: características físicas, emocionales, psíquicas, entorno, familia, educación, sueños, etc… Si queréis, aquí tenéis un artículo genial sobre la creación de personajes usando el eneagrama.

Pues, visto lo visto, vayamos al asunto que nos interesa.

Ejemplos de protagonistas femeninas en la novela histórica.

Hace años, leí Forjada en cobre, de Katia Fox. Este libro narra una proeza imposible para una mujer en el siglo XII: el apasionante mundo de la forja de espadas.Una historia que me encandiló, por la fuerza y el carácter del personaje principal, Ellen.

Desde el inicio, nos encontramos con una mujer que posee una extraordinaria habilidad para el arte de la forja y una firme voluntad para aprender un oficio que, en una Edad Media dominada por las más rígidas tradiciones, sabe que le está prohibido. Todo un ejemplo de empoderamiento femenino medieval. Pero su vida está llamada a dar un vuelco cuando descubre las infidelidades de su madre con un caballero del poblado y se ve obligada a huir disfrazada de muchacho. A partir de entonces, esta protagonista de novela se entrega sin descanso a su gran pasión: llegar a ser forjadora de espadas y crear algún día un arma sin igual.

Siempre bajo el disfraz de un muchacho, esta mujer descubre el peligroso mundo de los caballeros y los torneos, donde conoce a dos poderosos hombres que, desde ese mismo instante, quedan ligados a su destino: Guillaume el Mariscal, el mítico caballero, de quien se enamora perdidamente, y Thibaullt, un iracundo noble, de cuyo deseo y odio se ve obligada a huir por todo Flandes y Francia. Forjada en cobre nos descubre, en esta protagonista de novela, una mujer singular, heroína en el descubrimiento de oficios tan ajenos a la condición femenina de la época, como las forjas y las justas caballerescas.

Y si con este aperitivo no os he abierto el apetito por conocer a esta fabulosa mujer de novela, apaga y vámonos. O, mejor, os doy otro ejemplo más.

Amelia, protagonista de Dime quién soy, novela histórica de Julia Navarro.

Nos adentramos en las entrañas de la vida de esta mujer, a través de los descubrimientos que va haciendo su biznieto, encajando las piezas del puzle que es el pasado de Amelia. Un pasado lleno de espionajes, intrigas, amores y desamores, donde seguimos los caminos trazados por los cuatro hombres que marcaron su destino. La vemos sufrir, en carne propia, los horrores del nazismo y la cruel dictadura soviética. Nos encontramos ante una protagonista de novela que es una antiheroína. ¿Por qué? Porque por culpa de sus propias contradicciones, cometerá errores terribles, tales como el abandono de su hijo pequeño, de los cuales pagará las consecuencias hasta el final de sus días.

Con estos dos ejemplos, queda más que demostrado el juego que una mujer protagonista de novela puede darle a nuestra historia. Por supuesto hay muchos más. Y seguro que vosotros tendréis a vuestra mujer de bandera en mente, pero este artículo debe finalizarse en algún momento y creo que ya he logrado el objetivo que buscaba con él: demostraros que las mujeres tienen la misma fuerza dentro que fuera de la literatura.

Conclusiones

Para concluir, tan solo puedo rematar este artículo animándoos a que cuando os estéis planteando quién va a llevar las riendas de vuestra novela, ampliéis el gusto por darle a ellas un papel protagonista. Un rol más amable que el que la historia en sí les ha adjudicado a muchas mujeres, como el de simples brujas y, lograr así, tener mujeres de capa y espada derribando prejuicios y estereotipos.

Y con esto me despido hasta el próximo artículo.

¡Gracias por leerme!

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.