Cuándo y cómo nace la novela histórica

por | Jul 6, 2022 | Géneros literarios, Notas autobiográficas

Para responder a la pregunta sobre cómo nace la novela histórica, creo que debemos hacer antes un paso atrás y enfocarnos en cuándo y por qué nació la novela en general.

Podría parecer algo trivial, pero para ser buenos escritores necesitamos también comprender cómo se da la evolución del tiempo y cómo esta ha afectado las herramientas literarias con las que trabajamos hoy en día.

Por ello, te pregunto: ¿Te has planteado nunca si siempre existieron las novelas? ¿Desde cuándo empezamos a escribir este tipo de obras? ¿Con qué finalidad se originaron? Y la novela histórica, ¿cuándo y cómo nació?

A todas estas, y a muchas más preguntas, responderé a lo largo de este artículo. Así que prepárate a descubrirlo todo sobre la evolución de la novela, así como sobre la novela histórica y su verdadero origen. ¡Allá vamos!

Las primeras novelas de la historia

Las sociedades de la Antigüedad grecolatina fueron las primeras precursoras de esta obra literaria, aunque el verdadero desarrollo de las novelas como tales no se da hasta la Edad Moderna. Es a través de la novela moderna que el hombre, por primera vez, puede expresar por escrito, y de forma creativa, su propio punto de vista y su actual estado de conciencia sobre todo lo que lo rodea y percibe.

Si os paráis a pensar por un momento, os daréis cuenta de que, en efecto, la mayoría de los temas relevantes en la existencia del hombre fueron tratados por escritores de novelas a lo largo de la historia. Ya sea este un argumento, parte del mundo exterior y del mundo interior del hombre, todo lo que nos pasa a los seres humanos está grabado con puño y letra en las páginas de una novela. Lo más interesante de todo esto es que podemos expresar las mismas situaciones, pero de mil maneras diferentes, porque lo que cambia es la unicidad del autor y su modalidad de entender la realidad.

Así que el objetivo de la novela es el conocimiento y la exploración de la verdad según un punto de vista único: el del autor. Como decía el mismo Milan Kundera, citando al escritor austriaco Hermann Broch:

“Descubrir lo que solo una novela puede descubrir es la única razón de ser de una novela. La novela, que no descubre una parte hasta entonces desconocida de la existencia, es inmoral. El conocimiento es la única moral de la novela.”

Además, es curioso observar que, aunque hoy nos parezca claro este objetivo, en el pasado, escritores como Virginia Woolf tuvieron dudas sobre el sentido de escribir novelas:

“Tenemos que admitir que somos exigentes y, además, que nos resulta difícil justificar nuestro descontento explicando qué es lo que exigimos. Nos planteamos la cuestión de forma diferente en cada momento. Pero la pregunta aparece con más insistencia cuando dejamos pasar la novela terminada en la cresta de un suspiro: ¿merece la pena? ¿Qué sentido tiene todo esto?”.

Algunas excepciones anacrónicas

Aunque hayan existido algunos escritores antes de la Edad Media que crearon textos parecidos a las novelas, el concepto en sí no apareció hasta el siglo XIX, tratándose de una modalidad moderna de expresión del hombre. Antes de que la novela moderna se estableciera como forma, probablemente hubo una etapa de transición en la que se desarrollaban historias siguiendo el estilo del poema épico en ciertos casos.

Algunos de estos ejemplos, que vale la pena mencionar, de escritores pioneros que se adelantaron a sus tiempos, fueron:

  • Genji monogatari“, una obra japonesa escrita por Murasaki Shikibu en el siglo XI. Se dice que fue la primera novela de la historia.
  • El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha” ha sido definida, por muchos, como la primera novela moderna. Escrita por Miguel de Cervantes en 1605, entra, sin ninguna duda, dentro de las excepciones atemporales del género.
  • Robinson Crusoe“, la obra del autor inglés Daniel Defoe, que fue escrita en 1719, según el crítico literario de Stanford Ian Watts, fue la primera obra en romper el clásico protocolo de escritura de la época, introduciendo elementos novelescos a su escritura.

¡Pero estos no fueron los únicos!

El nacimiento de un género: la novela histórica

Como ya hemos visto en otros artículos, la novela histórica es un género literario, mi favorito, y quizás también el vuestro. Es un género especial, ya que es capaz de transportar a los lectores a otro tiempo y lugar, mezclando principios históricos con elementos de ficción. Es como un viaje en el tiempo, pero con un poco más de creatividad.

El género de la novela histórica nace de la mano con las primeras novelas, en el siglo XIX, durante el Romanticismo.

Seguramente, ya me habréis escuchado mencionar a los grandes escritores y novelistas que exploraron el escenario histórico como concepto propio de una novela. Estoy hablando de nombres como Sir Walter Scott, James Fenimore Cooper, Honoré de Balzac y León Tolstoi. Ellos fueron los primeros escritores de lo que hoy llamamos la novela histórica.

El auténtico padre verdadero de la novela histórica es el recién nombrado autor escocés Sir Walter Scott, como ya sabréis, uno de mis escritores favoritos. Con su novela “Waverley”, y la sucesiva más famosa, “Ivanhoe“, en 1814, le da vida a este apasionante género literario que es la novela histórica.

¿Por qué es importante conocer la evolución de la novela?

Lo cierto es que la novela, como hemos visto, no es algo estático. Es un concepto que va cambiando a lo largo del tiempo. Sigue una pauta con respecto a los usos y costumbres de la sociedad de escritores a la que pertenece, y con ella evoluciona. Por esta razón, la novela, de cualquier género que se trate, es algo en perpetuo cambio, y comprender mejor en qué momento de ese cambio nos encontramos es nuestra labor como escritores.

De hecho, una visión cronológica y conceptual sobre el desarrollo de la novela y de la novela histórica, nos permite ir mejorando y adaptando nuestra forma de escribir, basándonos en esa misma evolución, aprendiendo del pasado y generando nuevas pautas lógicas para la creatividad del presente.

Considero que conocer la evolución de la novela hace que seamos mejores escritores, ya que del tiempo se aprende.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

La adecuación: piensa en tu lector

La adecuación: piensa en tu lector

Cuando los escritores hacemos una entrevista o hablamos en una presentación, rara es la ocasión en que no decimos que para nosotros el lector es lo más importante. Y en la mayoría de casos os puedo asegurar que somos totalmente sinceros. ¿Pero hasta qué punto pensamos...

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

Hace unas semanas compartí con vosotros un artículo sobre la historicidad de uno de los dioses mitológicos por antonomasia. En «¿Existió un Heracles histórico?» utilizaba para mi argumentación la similitud entre nuestro conocido semidiós con otro héroe mitológico muy...

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

No es la primera vez que hablamos de uno de los elementos más importantes en toda novela, el detonante. Ya sabéis, es ese punto de la historia en que el mundo del personaje salta por los aires y da comienzo al conflicto que nuestro protagonista tendrá que superar (o...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

1 Comentario

  1. LM MUNOZ

    muy interesante, la novela histórica es apasionante

    Responder
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *