Han pasado tres semanas desde que se dejó ver en una librería el primer ejemplar de Hijos de Heracles. Y no lo voy a negar, los primeros días fueron de una tensión tremenda. Estaba terriblemente nervioso. No es que ahora no lo esté, que sigo en ello, pero la ansiedad ha desaparecido, al menos, un poco. Comienzo a disfrutar con algunas buenas noticias y a dejar de estar pendientes de otras cosas.

 

Para empezar, desde la editorial me han comentado que la distribución está siendo excelente, El libro se puede encontrar prácticamente en todas partes: Casa del Libro, Fnac, Corte Inglés, Carreffour, Alcampo, algunos Mediamarkt e incluso algunos Hipercor. Hace unos días, un amigo me llamaba desde Madrid, donde la había visto perfectamente colocada bajo la estantería de TOP LIBROS, con un buen número de ejemplares, en un centro VIP´s.

 

En definitiva, que no hay excusa para no comprarlo. La gente lo está viendo, y ese es el primer paso para que se venda bien: que esté a la vista.

 

Otra buena noticia me ha llegado desde CELESA. No tenía ni idea de qué era celesa hasta que he visto su catálogo on-line. Celesa es una empresa, cuyas siglas significan Centro de Exportación de Libros Españoles, perteneciente a las editoriales españolas más importantes y del Ministerio de Cultura. Pues bien, en su catálogo de Marzo, Hijos de Heracles aparece como uno de los libros del mes, junto a Carmen Posadas, Enrique Vila-Matas, o mi buen amigo Federico Axat.

 

Pero una de las grandes noticias de la semana (y fijaos que digo “una de”, y no “la”), me la he encontrado hoy en la página web de Fnac. En el género de Histórica y Aventuras, se encuentra en el Top-Ten de ventas, custodiada nada más y nada menos que por La Catedral del Mar, en el puesto 8, y Los Pilares de la Tierra en el puesto 10.

 

¡¡¿Quién iba a imaginar que algún día desbancaría al todopoderoso Ken Follett?!! Por supuesto, es algo anecdótico, y jamás se me ocurrirá compararme con ese supermegahiperventas. Pero la ilusión no me la quita “naide”. Lo que es evidente es que parece que el libro está empezando a funcionar bien. Ojalá coja velocidad, porque si es así, a ver quién es el guapo que lo para.

 

Para terminar, desde la editorial me dieron otra buena noticia. Un periodista la ha leído y ha pedido una entrevista. Según palabras textuales: “es una de las novelas que más le han enganchado en su vida”.

 

¡Miel para mis oídos!

RSS
Instagram