Los conflictos en las novelas

por | Oct 2, 2022 | Consejos para escritores

Los conflictos son elementos narrativos del que ninguna obra, sea del género que sea, puede prescindir.

Por ello, es indispensable que definas desde el primer momento cuál va a ser el conflicto principal de tu obra. De qué tipo será y cómo se va a desarrollar a lo lago de la historia dentro de la vida de tus personajes.

La primera cosa en la que os aconsejo que os enfoquéis es en conocer los tipos de conflictos que existen en literatura. Para sucesivamente, ¡identificar cuál de ellos encaja mejor en vuestra novela!

Tipos de conflictos para tu novela

Existen diferentes maneras en las que se pueden crear categorías para que encajen los diversos tipos de conflicto. Se trata solamente de distintos puntos de vista sobre el mismo tema, pero a veces ayuda verlos desde varias perspectivas.

De hecho, en el pasado os he hablado de nueve tipos de conflictos narrativos. Pero hoy os quiero dar un nuevo enfoque. Os presento una organización diferente de los tipos de conflicto que podréis utilizar en vuestra próxima novela.

Solitario, hacia uno mismo

Este primer tipo de conflicto está marcado por una pauta puramente interna. Ya que el personaje se enfrenta a sí mismo. De hecho, es el conflicto interior por excelencia en el que se mezclan la razón y los sentimientos. Suele estar caracterizado por emociones negativas fuertes como la vergüenza, los miedos, la culpa, pero también por contradicciones y delirios internos propios que se desarrollan dentro de la mente del personaje.

Si eliges emplear este conflicto en tu novela, tendrás que trabajar de manera introspectiva en tu personaje. Puesto que los problemas y las soluciones del mismo suelen encontrarse dentro de él. O mejor dicho, en su psique.

Un gran ejemplo en la literatura de este tipo de conflicto lo encontramos en la novela de Dostoievski, “Crimen y Castigo”.

Por regla general, muy a menudo los problemas cotidianos de la humanidad se encuentran dentro de uno mismo. Lo que hace que los lectores puedan identificarse y empatizar fácilmente con este tipo de conflicto, siempre y cuando esté bien construido a lo largo de la obra.

Baile entre dos o más

Otro clásico es el conflicto que se desarrolla entre dos o más personajes dentro de una obra. De hecho, este es uno de los conflictos más empleados en literatura.

En él los oponentes suelen ser individuos o grupos que se caracterizan por luchar por objetivos opuestos e incompatibles. Por ende, si la balanza de la suerte va hacia un lado u otro, pueden generarse ganadores o perdedores. Si en vez de eso la historia toma una ruta inesperada, puede que nadie salga ganando o perdiendo de ella.

Me gustaría aclarar que el desarrollo de un personaje antagonista no tiene por fuerza que buscarse en dinámicas más elaboradas como la del héroe y el villano, ya que se pueden desarrollar entre cualquier tipo de relación entre personas. Y que además este tipo de conflicto puede ser tanto físico como psicológico.

Tomando como ejemplo la homónima obra de Shakespeare, “Romeo y Julieta”, podréis observar como se desarrolla este tipo de conflicto entre grupos de personajes.

Circunstancias desconocidas

Un personaje puede también tener que ir en contra de un entorno físico en el que nunca antes ha estado. En donde, por lo tanto, no sabe cómo sobrevivir de la mejor manera y tiene que apañárselas para dar con un método que le permita salir, posiblemente ileso y con vida, de ese lugar.

Puede tratarse de espacios en la naturaleza, como el mar abierto, un bosque, o un desierto. Aunque también puede desarrollarse en una ciudad, un monasterio, una casa… cualquier lugar que le resulte innatural al personaje y que le cree dificultades por su mera forma de ser.

Conflictos del mundo sobrenatural

Este conflicto, como ya habrás entendido por el nombre, está caracterizado por el mundo sobrenatural. Los personajes de tu novela tendrán que lidiar con un conflicto de índole desconocida que pertenece al mundo oculto.

Se trata de un conflicto que se emplea a menudo en las novelas de terror, pero que no tiene que ser exclusivo de estas. Quizás estés describiendo una historia en un mundo fantástico, o simplemente los personajes descubren que existe un mundo más allá de lo material.

Estoy seguro de que uno de los primeros ejemplos que te habrá venido a la mente es la saga de Harry Potter y el temido Voldemort.

Tecno fobia distópica

Como se intuye por el nombre, este conflicto es emblemático de las novelas distópicas y de ciencia ficción.

En él, los personajes suelen enfrentarse a formas de Inteligencia Artificial de las que se ha perdido el control, así como con las consecuencias que esa situación ha generado dentro de la historia.

Aunque no tiene por qué representar únicamente situaciones extremas, ya que se pueden dar conflictos con la tecnología sin la necesidad de crear mundos paralelos enfocados en una distopía absoluta.

En contra de la sociedad

Otro tipo de conflicto que suele darse en situaciones muy diferentes. Ya sea por cuestiones ideológicas o por pertenecer a una determinada realidad social, en este tipo de conflicto el personaje se encuentra enfrentado con la sociedad que lo rodea.

Puede desarrollarse, por ejemplo, en situaciones en las que los personajes se sienten oprimidos por las reglas de su entorno social. O incluso si desconocen las reglas y se sienten desplazados por ello.

O sea que la sociedad y sus reglas son el factor que genera el conflicto en el personaje o en su alrededor.

¿Cómo identificar los conflictos en tu novela?

Aunque el conflicto siempre se determina por la existencia de una lucha, ya sea interna o externa, es categórico que lo definas de la manera correcta. En tu obra existirán muchos conflictos secundarios, no te confundas con ellos a la hora de identificar el conflicto principal de tu novela.

Piensa que absolutamente todo gira en torno al conflicto principal, por ello en un primer momento puede parecerte incluso obvio. Mi consejo es que no lo des por hecho, busca lo que saca tus personajes de su zona de confort y entiende cómo esa situación afecta a cada uno de ellos.

Cuando ya tengas claro cuál es el conflicto en tu historia, podrás trabajar con mayor nitidez sobre la parte más estructural relacionada al conflicto: cómo construir un buen conflicto narrativo.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

Hace unas semanas compartí con vosotros un artículo sobre la historicidad de uno de los dioses mitológicos por antonomasia. En «¿Existió un Heracles histórico?» utilizaba para mi argumentación la similitud entre nuestro conocido semidiós con otro héroe mitológico muy...

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

No es la primera vez que hablamos de uno de los elementos más importantes en toda novela, el detonante. Ya sabéis, es ese punto de la historia en que el mundo del personaje salta por los aires y da comienzo al conflicto que nuestro protagonista tendrá que superar (o...

Servio Tulio, el rey esclavo de Roma

Servio Tulio, el rey esclavo de Roma

Cuando pensamos en los protagonistas de Roma siempre nos vienen a la mente sus grandes emperadores. Julio César, Adriano, Tiberio o Marco Aurelio aparecen en infinidad de novelas históricas, de hecho Nerón fue el emperador del Imperio Romano en la época en que se...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *