Seguramente eres un apasionado de la escritura que va iniciando su carrera en este maravilloso mundo y aún no sabe qué tipos de novelas debería escribir para cautivar a sus lectores y captar la atención de los “comelibros” que se encuentran ahí afuera, esperando historias que les cambien hasta su forma de pensar.

Considerando que la novela es un género literario que permite reflexionar, conocer, adentrarse en una historia (ya sea real o no), necesita que el autor haga un muy sutil trabajo al escribirla, que los personajes, sus acciones, la trama, el argumento y los demás componentes de la historia, logren cautivar a quien decide página por página conocer el desenlace de estos relatos.

En este sentido, la libertad narrativa permitida para los autores debería ser capaz de hacerlos brillar y si bien es casi imposible contar algo nuevo, al menos sí poder hacerlo desde un prisma novedoso.

Es por esto que podemos encontrar muchos géneros de novela, algunas más comunes que otras, pero que existen básicamente para poder clasificar los diferentes tipos de relatos que un escritor puede crear.

Entonces, ¿sobre qué escribir?, ¿qué tipo de novela se acerca mucho más a lo que te apasiona?, ¿con cuál rama de este género literario te sientes más identificado? Responder a estas preguntas te permitirá acercarte mucho más al resultado que anhelas.

Por cierto, antes de adentrarnos en algunos tipos de novela, quisiera dejarte de forma gratuita este material descargable que he preparado para ti, en el que podrás conocer 9 pasos para escribir una novela que enamore al público y a las editoriales. Solo debes hacer click en la imagen de abajo y podrás descargarlo.

    Descargar Ebook aquí

    Ahora sí, continuemos… con el propósito de que tengas más información al respecto, en este artículo conoceremos con un poco más de detalles tres tipos de novelas que dejan una huella en el lector, ya sea por la forma en la que son narradas o por el tipo de historia que cuentan. ¿Cuál es tu preferida? ¡Tendrás que decidirlo!

    Tipos de novelas que impactan

    Existen diferentes tipos de novelas que pueden servirte como punto de partida. Sin embargo, este artículo empezaremos con dos que suelen ser muy interesantes (prometo que en una segunda entrega, entraremos en el detalle de otros tipos de novelas).

    Novela policíaca: la intriga de un crimen

    ¡Uff! Sin duda, de las historias más atrapantes que existen. ¿O es que acaso alguien se resiste a los relatos cargados de suspenso, misterio y crímenes? Definitivamente, son pocos.

    Este género literario caracterizado por la narración de historias en los que se resuelve un crimen o algún misterio logra entretener a los lectores que suelen involucrarse muchísimo con la historia, casi como si formaran parte del relato.

      Tipos de novela: policíaca

      “El protagonista en la novela policíaca es normalmente un policía o un detective, habitualmente recurrente a lo largo de varias novelas del mismo autor, que, mediante la observación, el análisis y el razonamiento deductivo, consigue finalmente averiguar cómo, dónde, por qué se produjo el crimen y quién lo perpetró”, tal y como lo describe perfectamente la Biblioteca Nacional de España en su página web.

      El inicio de este género literario pudiera decirse que nace con  “Los crímenes de la calle Morgue”, de Edgar Allan Poe, y tiene entre sus exponentes destacados a Arthur Conan Doyle (creador de Las aventuras de Sherlock Holmes) , Agatha Christie, Dashiell Hammett y Patricia Highsmith.

      Si quieres conocer algunas novelas destacadas de este género, en este artículo titulado “Diez novelas policiales para conocer el género y todos sus estilos”, de Infobae, podrás hacerlo.

      Características de la novela policíaca 

      La novela policíaca tiene algunas características muy marcadas, entre las que se encuentran: 

      • El planteamiento de un caso, generalmente un crimen, a través del cual gira la historia.
      • Un personaje principal que se encarga de investigar, de llegar al fondo de todo lo que sucede. No solo utiliza todos los recursos que tiene a la mano, sino que su capacidad para descubrir misterios y resolver problemas suele ser impresionante. 
      • El Método Científico  (observación, análisis y deducción) generalmente se encuentra presente para dar con el culpable y cómo cometió el crimen. 
      • La violencia, la investigación científica y hasta el sexo tienen presencia en las novelas policíacas de hoy en día. 
      • Los casos suelen resolverse al final de la obra. 

      Si te interesa profundizar en este género, recuerda que tendrás que…

      • Plantear un caso criminal, mejor si es un asesinato.
      • Construir un buen personaje investigador.
      • Resolver quién es el criminal y cómo efectuó el crimen.
      • Introducir ciertas dosis de violencia.
      • Resolver todos los flecos del caso.

      Tal y como lo planteo en mi artículo “Cómo escribir una novela. La guía completa para conseguirlo”.

      Novela histórica: el arte de recrear el pasado 

      Hay quienes no dudan un segundo en teletransportarse con relatos en los que la magia del pasado predomina.

      Se trata de un género literario en el que los hechos de una historia, sea o no de ficción, se desarrolla en una época histórica que suele ser relevante. ¿Qué quiere decir esto? Que aunque la trama sea inventada, los hechos históricos reales suelen ser importantes dentro de la trama.

        Novela histórica

        En este tipo de relatos, un personaje ficticio (que suele ser el protagonista) puede tener perfectamente algún tipo de acercamiento o relación con personajes reales de la historia, como Felipe II o Isabel I de Castilla, “La Católica”.

        Por la veracidad de algunos de los acontecimientos que ocurren dentro de la trama, es importante que la investigación sea exhaustiva para que se acerque lo más posible a la veracidad de los hechos.

        La guerra del fin del mundo, de Mario Vargas Llosa;  Águilas y cuervos, de Pauline Gedge; y El asirio, de Nicholas Guild, son algunos ejemplos de este tipo de novela, cuyo origen suele asociarse a El Romanticismo, en el siglo XIX, con Walter Scott, tal y como lo confirma la Biblioteca Nacional de España.

        ¿Te gustaría escribir sobre este interesante género? Entonces debes… 

        • Elegir bien la época, el momento y el lugar en el que vas a desarrollar tu novela.
        • Ahogarte en documentación y elegir luego lo que vas a introducir eliminando todo lo demás.
        • Caracterizar con mucho cuidado a los personajes.
        • Ambientar adecuadamente los lugares en los que se desarrollan las escenas.
        RSS
        Instagram