Hoy vamos a seguir analizando una novela de la que ya hemos hablado. En este caso vamos a hablar de Dune y el viaje del héroe, un sistema que ya analizó Rober Rodriguez con El señor de los anillos hace unos meses.

Dune y el viaje del héroe

Empecemos con una breve explicación sobre que puñetas es eso del Viaje del Héroe. El antropólogo Joseph Campbell creó ese término para demostrar que en las historias mitológicas se repetía una y otra vez la misma estructura. Estableció que ese patrón se podía dividir en doce etapas.

Estas son:

1) El mundo ordinario

2) La llamada a la aventura

3) El rechazo de la llamada

4) El encuentro con el mentor

5) La travesía del primer umbral

6) Las pruebas, los aliados, los enemigos

7) La aproximación a la caverna más profunda

8) Prueba suprema

9) La recompensa

10) El camino de regreso

11) La resurrección

12) El retorno con el elixir

El viaje del héroe, según Campbell

Esquema del viaje del héroe expuesto por Joseph Campbell

Esta estructura se repite en el 90% de las historias que la humanidad ha ido relatando a lo largo de la historia. Un patrón que puede hallarse en La Odisea de Homero, por poner un clásico y en El Hobbit por mencionar un ejemplo algo más moderno.

Joseph Campbell

Joseph Campbell

Franl Herbert: los peligros de seguir a un héroe

En las entrevista que le hicieron a Frank Herbert, a parte de mostrar su postulado ecológico y defensor de la naturaleza, en cuanto le planteaban temas de cariz político no dudaba en afirmar que no éramos muy conscientes de los peligros que conlleva el seguir a un solo héroe, mesías, líder, etc. Puesto que olvidamos que esos “héroes” son humanos y en consecuencia pueden tomar decisiones erróneas, lo que lleva a sus seguidores a repetir ese mismo error solo que multiplicado de forma exponencial. Y por tanto las repercusiones de ese error del héroe son mucho mayores.

Bien, una vez conocemos de forma resumida el pensamiento del autor, vayamos a por el tema que nos ocupa.

Frank Herbert, autor de la saga Dune

Frank Herbert autor de la saga Dune

Dune y el viaje del héroe: aprender las técnicas para desmontarlas

Frank Herbert usó la estructura del Viaje del Héroe para Dune, solo que, siendo fiel a su forma de pensar, no dudó en plasmarlo en ella. Es decir, en Dune se cumple la estructura salvo en la parte final.

¡¡ALERTA DE SPOILER!! ESTÁS AVISADO.

Paul Atreides, protagonista principal de la historia, se ve abocado a una aventura que le llevará a convertirse en el emperador del universo conocido. Para ello se verá sumergido de lleno en ese viaje del héroe, veamos un poco como Herbert lo expone:

1) Mundo ordinario: Paul Atreides vive en Caladan, su planeta natal. Es el hijo del duque, y futuro heredero de la Casa Atreides.

2) La llamada a la aventura: Por orden del emperador Shaddam IV, los Atreides se hacen cargo de la explotación de Arrakis, fuente de la codiciada especia melange.

3) El rechazo de la llamada: Desde un principio Paul no desea ir a Arrakis, detesta abandonar su planeta, es decir abandonar el mundo ordinario. Su zona de confort.

4) El encuentro con el mentor:  A su llegada al planeta, Paul se encuentra con su mentor Ducan Idaho, que le instruirá acerca de los fremen, los nativos del desértico planeta Arrakis.

5) La travesía del primer umbral: Poco después de su llegada, descubren que todo ha sido una trampa urdida por el emperador, que se vale de la Casa Harkonnen y de sus soldados Sardaukar, para intentar exterminar a la Casa Atreides.

6) Las pruebas, los aliados, los enemigos: Paul y su madre, se ven abocados a una serie de pruebas y enfrentamientos con los Harkonnen, que los llevará a adentrarse en el desierto sin apenas medios de supervivencia y expuestos a los temibles gusanos de arena. Allí descubrirán a los fremen, que se convertirán en sus aliados.

7) La aproximación a la caverna más profunda: Desde su contacto con los fremen, Paul se va enfrentando a diferentes pruebas que a medida que las supera, va abriéndose paso entre ellos, hasta que es finalmente aceptado. Ya está listo para la prueba definitiva.

8) Prueba suprema: Paul se enfrenta a un reto que pone en peligro su vida. Debe someterse al ritual del agua de la vida. En ella se decidirá su destino y el de su madre.

9) La recompensa: Al superar la prueba, y convertirse en el mesías que liberará a los fremen de la opresión de los Harkonnen. Paul es recompensado con la capacidad de ver el futuro a corto y a muy largo plazo.

10) El camino de regreso: Paul y su madre regresan a la capital del planeta, ayudados por los fremen y se enfrentan a los Harkonnen y al emperador.

11) La resurrección: Paul se enfrenta contra su enemigo en un combate a muerte. Al salir victorioso se proclamará nuevo emperador.

12) Retorno con el elixir: Y aquí es donde Frank Herbert nos la juega. Pues esta etapa la extiende hasta su segunda novela, El Mesías de Dune. Y no solo eso, convierte a Paul en un tirano, que cada vez se vuelve más y más cruel. Bajo su mandato nace la Yihad de Muad’Dib. Que llevará el culto a su figura por todo el universo y quien no se someta es eliminado. Todo eso ocurre, porque tiene una visión sobre el futuro y cual es el mejor camino para llevar la paz al universo, pero requiere de un gran sacrificio por su parte, uno que si asumirá su hijo Leto II, Paul rechaza sacrificarse y opta por permanecer junto a su familia. Llevándolo a convertirse en el tirano que extiende la sanguinaria cruzada que asolará el universo.

Conclusiones

Como se aprecia, la decisión de Paul es reforzada por sus fanáticos seguidores y la extienden por todas partes. Que como ya comenté, Herbert expone de este modo su advertencia ante lo peligroso que es el seguir ciegamente a un solo líder, olvidando e que es un ser humano como todos los demás y que puede cometer errores graves, teniendo terribles consecuencias. La historia está repleta de ejemplos de héroes revolucionarios que acaban por convertirse en los tiranos más terribles.

De este modo, Frank Herbert usa el viejo mito del héroe, del mesías salvador, para desmontarlo y convertirlo en todo lo opuesto a lo habitual en esta estructura. El mejor modo de jugar y lograr verdaderos giros inesperados es conociendo las técnicas habituales y usarlas para romperlas en el momento menos esperado, puesto que al hacerlo así sabemos con antelación qué expectativas tendrá el lector y por tanto podremos usarlo en nuestro favor para sorprenderle.

Por supuesto, reducir Dune a esto no es hacerle justicia, puesto que la novela es mucho más que eso: para algunos la saga de Dune es el equivalente en ciencia-ficción a El Señor de los Anillos de Tolkien, una opinión con la que estoy completamente de acuerdo.