Grandes Autores Españoles: Miguel de Cervantes Saavedra

por | Mar 23, 2017 | Libros aconsejados

Miguel de Cervantes Saavedra

Miguel de CervantesCuando me plantean escribir sobre grandes autores clásicos de la literatura española, Miguel de Cervantes fue el primero que vino a mi cabeza. Evidentemente hablar de él a estas alturas es complicado, han corrido verdaderos ríos de tinta de mentes sesudas y extremadamente cultas que lo han analizado por todos los lados. Y a su obra cumbre, El Quijote, mucho más. Así que yo, simplemente, intentaré facilitaros algunos datos de su biografía y época en la que se movió uno de nuestros escritores más famosos e influyentes de la literatura mundial con el propósito de que todos lo conozcamos un poquito más. Y os aseguro que no es una vida normal. Vamos a por ello.

Biografía de Miguel de Cervantes

Sus primeros años

Me ha resultado curioso comprobar que la fecha de nacimiento de D. Miguel de Cervantes Saavedra es todo un misterio. Lo único cierto es que fue bautizado, en la parroquia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares, un 9 de Octubre de 1547. Algunos aventuran que nació el 29 de septiembre del mismo año, día de San Miguel, simplemente por la costumbre existente en la época de poner el nombre al recién nacido del santo del día. Pero lo único cierto es la fecha del bautismo.

Hijo de Rodrigo Cervantes (cirujano sangrador) y de Leonor (hija de un abogado de la época), es el cuarto de siete hermanos. Sus primeros años son casi un enigma. En 1551 se trasladan a Valladolid, donde su  padre es encarcelado tras confiscarse sus bienes por tratos con usureros. Consigue ganar el juicio de hidalguía y, tras ser liberado, solo se sabe que debió de andar a caballo entre las ciudades de Alcalá de Henares, Córdoba y Sevilla hasta 1561, año en que Cervantes comienza a estudiar gramática con Juan López de Hoyos en Madrid:  lo único cierto. Estudiosos de su biografía no tienen claro ni qué estudió, ni dónde, ya que la escasez de recursos económicos de su familia hace poco creíble su paso por la universidad de Salamanca, tal y como se ha especulado.

Miguel de Cervantes, soldado y viajero

Miguel de Cervantes fue un héroe de la batalla de LepantoEs conocida de sobra su participación en la guerra y su cautiverio en Argel, pero lo realmente curioso es cuándo comienza su aventura viajera y el motivo. Se sabe que, en 1569, Cervantes se encontraba en Roma. El motivo, una supuesta trifulca con Antonio de Sigura, al que llegó a herir, y por la que tuvo que solicitar “limpieza de sangre e hidalguía” con el fin de restituir su honor y quedar libre de la sentencia a la que tenía que responder en España. Los cardenales Gaspar de Cervantes (familiar) y Giulio Acquaviva tuvieron mucho que ver en la resolución a su favor. Para entonces, 1571, Cervantes ya era soldado de la compañía de Diego de Urbina, participando en la Batalla de Lepanto en 1571 bajo las órdenes de D. Juan de Austria. El resultado es conocido por todos: un arcabuzazo  en el pecho y la inutilidad de su mano izquierda. Lo que quizás no sea tan conocido es la actitud heróica de Cervantes en la batalla, que queda refrendada por las declaraciones de sus superiores en Madrid a requerimiento de su padre.

Hasta 1575 sirve como soldado, siendo en este momento, y mientras regresa a España con su hermano y cartas de recomendación de D Juan de Austria, cuando es apresado por el corsario albanés Arnauti Mamí tras una corta batalla. Éste los entrega como esclavos en Argel, donde estará cinco años preso debiendo su vida a las cartas de recomendación, ya que consideraron que era persona importante y buscaron obtener rescate por su entrega. No obstante, Cervantes intentó fugarse cuatro veces sin éxito. No fue hasta la llegada de los padres trinitarios Fray Juan Gil y Fray Antonio de la Bella que fue liberado tras la entrega de 500 escudos de rescate en el año 1580.

Regreso a España de Miguel de Cervantes: boda y encarcelamiento

Cuando Miguel de Cervantes llega a España tras once años de ausencia, se encuentra con una familia empobrecida a la que intenta rescatar buscando un trabajo que dura poco en Orán, intentando marchar a América sin obtener permiso para ello.

Es en 1584 cuando Cervantes comienza su labor como escritor al vender su obra Galatea por 1336 reales a Blas de Robles por el privilegio de impresión. Seis meses después, contrae matrimonio con Catalina de Salazar y Palacios.

Las desgracias no le abandonarían y le siguieron amargando la vida durante muchos años. Un ejemplo, lo acontecido  tras conseguir el cargo de comisario real de abastos en 1587, por el que recorría Andalucía con la desagradable misión de requisar cereales y aceite para la expedición naval que Felipe II pretende contra Inglaterra, labor que realiza hasta 1594, no sin antes pasar por la prisión en 1592 al ser acusado de vender 300 fanegas de lo requisado para provecho propio. Este hecho se demostró que era falso. A quién se le ocurre requisar al clero parte de sus reservas de cereal y aceite… Más tarde, en 1594, se le encomienda el cobro de los atrasos de tercias y alcabalas del Reino de Granada, teniendo que depositar una gran cantidad de dinero en concepto de fianza para realizar este trabajo, cantidad que consigue gracias a la familia de su mujer, y que pierde cuando, al depositar todo lo recaudado en un banco de Sevilla, este termina quebrando, por lo que, al no poder responder, Cervantes vuelve a ser encarcelado en Sevilla ese mismo año.

La vida en familia en Valladolid

Miguel de Cervantes fue rescatado por 500 escudos

Rescate de Árgel

A partir de 1603 se documenta fehacientemente su estancia en Valladolid, donde se ve obligado a convivir con su mujer, hermanas, hijas e incluso su amante en un ambiente deprimente y del todo afrentoso, pues hay pruebas escritas de que las mujeres de la familia consiguen indemnizaciones deshonrosas por las denuncias a sus amantes. Incluso hay habladurías sobre la honradez de su mujer.

No obstante, en 1604 El Quijote ya está terminado. El éxito fue fulgurante, como lo demuestra que en junio de 1605, cuando se celebran las fiestas en honor del nacimiento del príncipe Don Felipe (Felipe IV), ya hay representaciones de entremeses en los que figuraban caballeros disfrazados de Don Quijote y Sancho Panza.

En 1606 la corte se traslada a Madrid, y Miguel de Cervantes con ella. Tras varios intentos de marchar a Nápoles con el fin de encontrar de una vez la estabilidad económica que tanto necesita, termina aceptando su sino, resignándose y quedándose en Madrid.

El éxito merecido y la incógnita de su muerte

Para entonces, el éxito de El Quijote es evidente, dándole la fama que ya le tocaba y haciendo que el público se interese por el resto de su obra. Frecuenta el mundillo literario de la ciudad asistiendo a las reuniones de la Academia del Conde de Saldaña, según queda reflejado en algunas cartas de su “archienemigo literario”, Lope de Vega.

Un veintidós de abril (algunos dicen que el veintitrés) de 1616 muere Miguel de Cervantes en su casa de Madrid, atendido por su esposa y su sobrina Constanza. Lo triste es que el autor de la novela más conocida de la literatura española tuvo que recibir la ayuda de la Venerable Orden Tercera para realizar su sepelio debido a su pobreza.

El destino final de sus huesos sigue siendo una incógnita.

Una vida reflejada en sus obras

Resulta muy ilustrativo ver que todas sus obras están impregnadas de su historia, especialmente El Quijote. A destacar su heroísmo en la batalla de Lepanto y su inquebrantable valor y moral en los años de cautiverio en Argel, que recordará constantemente con orgullo, y como no, tras estos años de exaltación de la valentía y el honor, su regreso a España y a la triste y cruda realidad. Una realidad llena de pobreza, usureros, deudas y dificultades económicas que, acompañados de los problemas familiares que provocan la licenciosa vida de sus hermanas, sobrinas y esposa, le acompañarán hasta el día de su muerte.

Ana María Matute dijo: “En la literatura, como en la vida, se entra con dolor y lágrimas”.  Cervantes lo hizo cuatrocientos años antes de que Matute hiciera celebre esta frase.

Espero que hayáis disfrutado con este personaje que, por conocido, no me deja de sorprender cada vez que me adentro en los acontecimientos que inundaron su vida. De hecho, si queréis conocer algo más aquí tenéis un estupendo documental emitido en TV.

Su obra, variada y extensa, va más allá de El Quijote, y de ella hablaremos dentro de un mes.

Sed buenos y no olvidéis leer mucho.

 

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.