Hace
tiempo que estoy muy orgulloso de decir que Sandra Bruna es la agente que me
representa. Hace poco leía en un periódico que empiezan a llamarla “la nueva
Carmen Balcells”. Pues bien, la agencia cumple ya diez años desde que se puso
en marcha, y han preparado una fiesta en Barcelona para celebrarlo. ¡Y para
allá que me voy! Es de esas cosas que no se puede uno perder. Además, tendré la
oportunidad de darle un abrazo enorme a Montse para felicitarla por su
Minotauro, a Lola para que me cuente qué viene después de su Katmandú, a Care,
que hace tiempo que no hablo con ella o a Jordi, que es el tío más apañado de
toda Barcelona con un “Astrolabi” que no se puede dejar de visitar.

 

 

Tengo
además pendiente conocer a algún que otro autor más de la agencia, como por
ejemplo a Silvia Adela Kohan, que espero esté en la fiesta porque llevo una
maleta entera cargada de saludos para ella. En fin, que la cosa promete y
promete mucho y bien.

 

 

Pero,
además, los dos días, 29 y 30 (miércoles y jueves de la semana que viene) que
voy a estar en Barcelona estarán repletos de actividades literarias… Para
empezar, el mismo miércoles a primera hora de la tarde me reuniré con mis
editores, y al día siguiente, por la mañana, con Sandra, que hace mucho que no
podemos sentarnos a hablar tranquilamente, así que espero volver cargado de
noticias,¡ y espero que sean buenas!

 

 

Pero…
tengo huequitos, concretamente dos, a la hora de comer tanto el miércoles como
el jueves. Así que, teniendo en cuenta que más de uno de los que solían pasar
por aquí cuando no tenía el blog tan abandonado sois de Barcelona, ¿qué os
parece si quedamos para comer? Mi horario en cualquiera de los dos días sería
el mismo: de 13.30 a 15.30 aproximadamente. Sí, un poco pronto, pero es lo que
tengo.

 

 

¿Alguien
se anima a una comida de charla?