Cómo usar cursivas o comillas en títulos de obras de creación

por | Jul 24, 2018 | Ortografía & Gramática

Seguimos con nuestro estudio para saber cómo usar cursivas o comillas que iniciábamos en el artículo anterior. Este artículo será algo más cortito, porque nos centraremos en algo tan concreto como son los títulos de las obras de creación, sean artísticas o de otro tipo, obras completas o solo partes de ellas. La cosa tiene bastante miga, pero con este artículo vais a tener una guía a la vez breve y completa que despejará cualquier duda que tengáis al respecto. Vamos a enumerar los diferentes casos para diferenciar cómo usar comillas o cursivas.

Cómo usar cursivas o comillas en títulos de cualquier obra completa de creación artística, como un libro, una película, un disco, un cuadro, un cómic, etc.

Estos títulos se escribirán con cursiva y mayúscula en la primera palabra y nombres propios:

Tengo entradas para el musical de Los miserables.

Quiero leer Orgullo y prejuicio, de Jane Austin, en su idioma original.

El estreno de la película La última tentación de Cristo supuso un gran escándalo

Cómo usar cursivas o comillas en títulos de libros sagrados, o de los diferentes libros o partes que contienen

Los títulos de estas obras no llevan ni comillas ni cursiva, solo mayúscula en sus palabras significativas:

La Biblia, el Antiguo Testamento, el Éxodo.

Cómo usar cursivas o comillas en títulos de libros que contienen a su vez el título de otra obra

El título entero se escribirá en cursiva, respetando las normas de las mayúsculas comentadas en el apartado uno, y el título incluido dentro de él se resaltará también con comillas, aunque solo si aparece completo. Además, la primera palabra de este título interior también tendrá que ir en mayúscula, igual que los nombres propios y apellidos que contenga, si es el caso:

Te recomiendo que le eches un vistazo a Para leer «El capital» de Althusser.

Voy escribir un ensayo llamado Una explicación de «Esperando a Godot».

Sin embargo, el entrecomillado será opcional si el título incluido en el principal no aparece completo:

Es interesante el estudio titulado La psicología y el Quijote que se publicó el año pasado (o «el Quijote»).

Cómo usar la cursiva o las comillas en títulos de revistas, periódicos y otras publicaciones periódicas

Estos títulos se escribirán siempre con cursiva y, a diferencia de lo explicado en el apartado uno, irán en mayúscula todas las palabras significativas, no solo la primera (es decir, todas menos los artículos, las preposiciones o las conjunciones, salvo que sean la primera palabra):

El Mundo, La Voz de Galicia, Jara y Sedal

Cómo usar la cursiva o las comillas en títulos de canciones, relatos, poemas, capítulos, artículos o cualquier obra artística que forme parte de un todo

Si estos títulos se mencionan de forma aislada, pueden ir entre comillas o en cursiva, al gusto del consumidor, y solo la primera palabra y los nombres propios irán en mayúscula:

Estoy escuchando «Smoke on the water» todo flipado (o Smoke on the water).

Sin embargo, si se menciona el título de la parte junto a la obra en la que está incluida, la parte irá entre comillas y la obra en cursiva. Es decir, en este caso la canción se entrecomillará y el álbum se pondrá en cursiva:

Estoy escuchando el «Smoke on the water» del Made in Japan todo flipado.

Pero el nombre del grupo, al considerarse un nombre propio, no se resaltaría ni con cursiva ni con comillas, solo con mayúsculas en las palabras significativas:

Estoy escuchando el «Smoke on the water» del Made in Japan de Deep Purple todo flipado.

Cómo usar la cursiva o las comillas en títulos de colecciones editoriales

Estos títulos no llevan ni cursiva ni comillas, solo mayúscula en todas las palabras significativas:

Me encantan los libros de la colección Divulgación Científica.

Cómo usar la cursiva o las comillas en títulos de leyes, proyectos, decretos, cursos, asignaturas y similares

Si los títulos, por su gran longitud, solo llevan mayúscula en la primera palabra, al ser nombrados dentro de un texto irán entre comillas. No obstante, en el caso de las leyes (y solo en este caso) podemos también utilizar la cursiva:

Me matriculé al curso «Estudio de la relación indiscutible entre el estudio concienzudo de las normas ortográficas del castellano y el desarrollo de diferentes taras mentales».

Pero si los títulos no son muy largos, se prescindirá de las comillas y de la cursiva y se escribirán en mayúscula todas las palabras significativas: Acta Única Europea, Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, Análisis Matemático I.

Cómo usar la cursiva o las comillas en títulos de ponencias, discursos, exposiciones y similares

Para escribir estos títulos utilizaremos siempre comillas:

Mañana se abrirá al público la exposición «El mundo según los impresionistas».

Y con esto es todo. Hay cosas peores, ¿verdad? Seguro que se os ocurren temas mucho más densos y complicados que este. Si queréis que os hable de alguno de ellos o tenéis algo que opinar sobre este artículo, vuestros comentarios serán bien recibidos. Mientras tanto, me despido hasta el artículo que viene. ¡Saludos!

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

La adecuación: piensa en tu lector

La adecuación: piensa en tu lector

Cuando los escritores hacemos una entrevista o hablamos en una presentación, rara es la ocasión en que no decimos que para nosotros el lector es lo más importante. Y en la mayoría de casos os puedo asegurar que somos totalmente sinceros. ¿Pero hasta qué punto pensamos...

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

Hace unas semanas compartí con vosotros un artículo sobre la historicidad de uno de los dioses mitológicos por antonomasia. En «¿Existió un Heracles histórico?» utilizaba para mi argumentación la similitud entre nuestro conocido semidiós con otro héroe mitológico muy...

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

No es la primera vez que hablamos de uno de los elementos más importantes en toda novela, el detonante. Ya sabéis, es ese punto de la historia en que el mundo del personaje salta por los aires y da comienzo al conflicto que nuestro protagonista tendrá que superar (o...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *