La tercera semana de enero. Esa es la fecha fijada para que Hijos de Heracles comience a verse por las librerías. No quiere ese decir que el día 21 vaya a poder encontrarse en cualquier librería, no. El tema de la distribución de los libros es un proceso paulatino, que poco a poco va llegando a todas partes. No me preocupo en absoluto por la distribución del libro; Edhasa tiene una red de distribución estupenda y el libro estará en todos lados antes de que me de cuenta.

 

En estos momentos está ya en imprenta, así que supongo que para finales de mes, o tal vez a principios de año, me lleguen mis ejemplares. Un regalo estupendo para comenzar el 2011. Mientras tanto, procuro ir haciendo cosas para soportar mejor la espera.

 

Como ya dije, estaba remodelando por completo mi página web. La creé a principios de 2007, justo cuando empezaba a escribir, y desde entonces no la había tocado para nada. Así que le he dado un aire mucho más actual y, en mi opinión, bastante elegante. Precisamente el cambio en la imagen del blog se debe a integrarlo con el aspecto general de la web. Aún quedan algunos detalles por retocar, pero básicamente está terminada. Si queréis podéis visitarla en www.teopalacios.com

 

Por otro lado, he estado trabajando en la página web de la novela. Ya está prácticamente finiquitada. La pondré en marcha a finales de mes o principios de enero, un poco antes de que el libro llegue al mercado. Y también he preparado un trailerbook para darle publicidad. También está listo, pero lo voy a retener durante unos días más, por aquello de ir generando expectativas… Creo que el resultado no defraudará a nadie.

 

Y mientras tanto, a tragarse los nervios, cosa que se lleva especialmente bien con un buen turrón. Aunque mucho me temo que mi cintura sufrirá los devastadores efectos de este compás de espera…

RSS
Instagram