Mis películas históricas favoritas y la épica

por | Feb 17, 2021 | Cine & literatura

La épica en nuestros tiempos modernos a menudo ha sido representada en películas históricas. Esta distinta representación del género le ha permitido llegar un público aún más amplio. Pero, más allá de esto, el gran logro está en la representación de los paisajes y de los personajes.

En este artículo quiero contaros cómo este género enlaza la literatura con el mundo de Hollywood a través de inolvidables producciones cinematográficas. Y de paso os dejaré algún título que podréis añadir en vuestra filmoteca: se trata de películas bélicas que dejaron una profunda huella en mi visión del séptimo arte.

Pero antes de comenzar nuestro recuento filmográfico quiero contaros algo más sobre el género épico y su trascendencia en la literatura histórica.

El género de la épica en la literatura, antes de las películas

La épica siempre se ha nutrido de hechos históricos para contarnos las hazañas y proezas realizadas por personajes que con el tiempo adquieren el status de leyendas populares. Es por esto que las figuras principales de estos relatos son los héroes, quienes son la culminación de las virtudes de un pueblo y su encarnación en un determinado momento histórico.

El arquetipo de narración épica es La Ilíada. En la concepción de esta obra inmortal de la literatura antigua, el poeta Homero se servirá del trasfondo de la guerra de Troya para relatar la cólera de Aquiles luego de la muerte de su amigo Patroclo. Aquiles no solo personifica el ideal de guerrero griego, sino que también representa los ideales de excelencia de la cultura griega; ideales expresados en la destreza guerrera, la nobleza y la aristocracia marcial.

Otro ejemplo del género, esta vez en forma de poesía, lo tenemos en las letras españolas con el Cantar del mío Cid. El trasfondo histórico de las gestas heroicas de Rodrigo Díaz de Vivar es la baja edad media y los conflictos de frontera que tenían lugar en la península entre cristianos y musulmanes. Este poema épico, además de describir situaciones particulares de la época como el ascenso social a través de las armas, también resalta valores actuales como el esfuerzo, el mérito y la honra. En este contexto, el Cid Campeador constituye la perfecta encarnación del heroísmo y del espíritu caballeresco de la raza.

Ha llegado el momento de pasar a las películas que he elegido para tratar este tema. ¡Espero que las disfrutéis!

1. Ben-Hur (1959)

Mi primera selección es un clásico de la edad dorada del cine americano basada en la novela de Lewis Wallace titulada Ben-Hur: A Tale of the Christ que, a su vez, constituye una de las obras más importantes de la literatura estadounidense que une las películas y la épica.

En cuánto a la película, se trata de la primera superproducción a gran escala realizada en Hollywood. Con un presupuesto inusitado en aquel tiempo, más de 15 millones de dólares, este ambicioso proyecto narra la historia del príncipe judío Judah Ben-Hur y la enemistad con quien fuera alguna vez su amigo de la infancia, el militar romano Messala. Tras una disputa entre ambos rivales, el protagonista resulta falsamente acusado de traición y termina exiliado de Judea. Ben-Hur volverá a su tierra natal en búsqueda de venganza, pero su plan cambiará tras conocer un predicador llamado Jesús de Nazareth.

La obra alcanza niveles espléndidos de detalle en su ambientación de la provincia romana en tiempos imperiales y en su desenlace a través de una espectacular carrera de aurigas.

2. El último de los Mohicanos (1992)

La siguiente película también encuentra su fuente de inspiración en el mundo literario, en este caso, se basa en el libro de James Fenimore Cooper titulado The Last of the Mohicans: A Narrative of 1757. La acción tiene como contexto internacional la guerra de los Siete Años, y en particular, la guerra franco-india que enfrentó a británicos y franceses, involucrando también a diversos grupos de nativos de Norte América, quienes se alían a estos últimos.

El protagonista de esta historia es Nathaniel “Hawkeye” Poe, un indio caucásico adoptado por la tribu de los mohicanos, que tras rescatar a la hija de un coronel inglés se verá involucrado en las guerras intestinas que consumen a las potencias europeas en el nuevo continente.

3. Salvar al soldado Ryan (1998)

Otro clásico del cine bélico, esta vez bajo la dirección de Steven Spielberg, es Salvar al soldado Ryan. La película transcurre en la segunda guerra mundial durante la ocupación aliada de Normandía. La obra, además de ser un éxito tanto comercial como artístico, recibió varios galardones, entre ellos, el Óscar a mejor director. La trama tiene como evento desencadenante la batalla de Omaha que tuvo lugar en las costas francesas. Fue uno de los encuentros más violentos de la guerra debido a la gran cantidad de vidas que se cobró. El hecho es también conocido como bloody Omaha por la particular brutalidad y ferocidad del conflicto.

En el curso de este enfrentamiento, el protagonista de la historia, James Francis Ryan, resulta desaparecido en combate. Tras recibir la noticia de que los tres hermanos del soldado Ryan habían muerto en combate, los altos mandos militares de los Estados Unidos designan un grupo especial de soldados para ir a buscarlo y rescatarlo.

La película tiene presente una fuerte carga dramática. Nos muestra con crudeza el desarrollo de los combates entre el ejército aliado y alemán. Además, nos enseña que la familia, el sacrificio y la camaradería son valores siempre actuales.

4. 300 (2006)

En el siglo V a.C. los desfiladeros y acantilados que se derraman sobre el mar Egeo fueron testigos de una batalla decisiva. Los guerreros espartanos liderados por Leónidas combatieron contra el ejército persa bajo el mando de Jerjes I.

Os estoy hablando de la batalla de las Termópilas. Este encuentro quedó marcado en la historia de Occidente por el alto grado simbólico de la contienda. La memoria colectiva lo recuerda como una lucha entre la libertad de las polis griegas y la tiranía del imperio persa. Este inmemorable acontecimiento fue traído al mundo de las historietas. En 1998, el célebre guionista y dibujante Frank Miller publicó su novela gráfica llamada 300. En esta publicación, el conflicto entre espartanos y persas tiene como figura central al rey Leónidas. Junto con sus 300 espartanos buscarán impedir el avance de Jerjes I sobre el resto de Grecia.

En 2006 entre la película fue llevada a la pantalla de los grandes cines bajo la dirección de Zack Snyder y con la producción de su creador Frank Miller. No os podéis hacer una idea de la cantidad de veces que vi esta película mientras escribía Hijos de Heracles para inspirarme en el tono y la voz narrativa.

Otras películas históricas y de épica

Espero que hayáis disfrutado este tema que enlaza las películas y la épica. Además si queréis algún título más os aconsejo que visitéis mi página de Instagram, pues ya os había hablado anteriormente en una publicación de mis 9 películas históricas favoritas.

Si aún no habéis visto alguno de estos títulos os los recomiendo. ¡Ahora os toca a vosotros! ¿Cuáles son vuestras películas históricas favoritas?

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.