¡Enhorabuena! Ya has terminado tu primer manuscrito, o tal vez no es el primero… En todo caso, has llegado al final de la historia y sientes el síndrome del nido vacío. Lo has dado todo escribiendo. Has vaciado tu alma en ese fajo de papeles que miras con orgullo. ¿Qué te pasa ahora?  Hay una mezcla de cansancio, satisfacción y un agujero donde antes habías tejido ese mundo imaginario. Reitero mi enhorabuena, has parido una novela. Como buen padre, te preguntas qué es lo mejor para ella, cómo ayudarle para que crezca en condiciones, para que desarrolle ese potencial que tú sabes que tiene. En definitiva, cómo presentar tu libro a una editorial.

¿Qué haces con esa obra recién nacida? Es hora de que vea mundCómo presentar tu libro a una editorialo. Quizá seas uno de los que escribe para sí mismo. En ese caso,  no sigas leyendo este artículo porque no te va a aportar nada. El propio hecho de haber concluido eso que tenías en la cabeza ya es suficiente motivo de orgullo. Sin embargo, si deseas que otros lean lo que has escrito, si tu fin es que los lectores se sumerjan en ese mundo y valoren tu trabajo y tu esfuerzo, estás en ese punto en el que los papeles te queman en las manos.

IMPORTANTE: Antes de nada, y para evitar disgustos innecesarios, registra tu obra en la propiedad intelectual. Puedes estudiar cada caso con más detalle en estos dos artículos: ¿porqué debes registrar tu obra? Y cómo realizarlo por internet.

Una vez estés tranquilo en ese sentido, debes decidir el destino de tu novela. Que yo sepa, hay tres posibles (el cuarto, el de mantenerla solo para ti, ya lo hemos descartado antes):

  1. Enviarla a las editoriales
  2. Presentarla a concursos
  3. Autoeditarla

Empecemos por la primera opción: Presentarla a las editoriales.

Cómo presentar tu libro a una editorial

Todo aquel que ha presentado algo a las editoriales sabe que no es nada fácil. Pero he dicho que íbamos a comenzar por el principio…

¿Cómo selecciono las editoriales idóneas?

Género:

Busca una editorial que publique el género en el que está etiquetada tu novela. Por ejemplo, Edhasa publica novela histórica, no le envíes un manuscrito infantil. Dar una vuelta por las librerías, leer revistas literarias (por ejemplo, windumanoth en género fantástico y de terror, o Desperta ferro en histórico) o investigar en internet son buenas ideas para apuntar algunas editoriales que sean afines a tu obra.

Antes de enviarles nada, investiga un poco el buen nombre y las prácticas de dicha editorial. Buscar en foros opiniones de otros escritores, leer reseñas de libros publicados por ellos o la disponibilidad de sus publicaciones.

Una de las cosas que puedes hacer también es comprobar que la editorial esté dada de alta como tal. En el siguiente enlace del ministerio de cultura se puede buscar la editorial elegida (si ni siquiera cumple este requisito, huye muy lejos).

La nube es una herramienta sorprendente, hay un portal llamado  Todosloslibros.com  en el que puedes buscar la distribución en papel de las editoriales. Por ejemplo, mi librito infantil (Tres pulgas de biblioteca y el tesoro de la tierra muerta) está presente en papel en siete librerías porque he publicado con una editorial pequeña, pero por lo menos, puedes encontrar allí el librito. Si la editorial que estás evaluando no tiene libros en formato físico, o solo tiene en un par de librerías, puedes hacerte una idea del tipo de distribución que te vas a encontrar.

También puedes darte una vuelta por foros donde los escritores cuentan sus experiencias con las distintas editoriales, como el foro de literatura Ábrete libro. Es cierto que cada uno cuenta de forma personal su historia y los hechos tienen dos caras, pero si las historias se repiten, tienes un patrón.

Cómo presentar tu libro a una editorial: haz una buena selecciónSi ya has seleccionado unas cuantas editoriales que te dan confianza, date una vuelta por su página web. La mayoría tienen un apartado en el que se especifica el tipo de envío que aceptan (físico o digital, fragmento, sinopsis, etc… ) o si tienen abierta la recepción de manuscritos o no.

Este mundillo es como todos, si conoces el nombre propio de quien edita y le puedes enviar el proyecto directamente, ganas un paso. Las grandes editoriales suelen estar saturadas de manuscritos, es mucho fácil llamar la atención de empresas más modestas.

Editoriales grandes versus editoriales pequeñas

Editoriales grandes

Pros: la distribución es nacional y llegan más fácilmente a los lectores

Contras: los criterios de selección para autores nóveles son más rigurosas porque están saturados de manuscritos.

Editoriales pequeñas

Pros: apuestan más fácilmente por autores poco conocidos

Contras: la distribución raramente es nacional y las tiradas son bastante menores.

Prácticas:

huid de los timos o de las coediciones encubiertas. Por ejemplo:

Pagar por la maquetación, corrección y distribución de tu novela. Eso se llama coedición, pero habría que llamarlo autoedición con intermediario. En realidad el autor paga por todo el proceso y los libros acabarán en el trastero sin posibilidad de salida. No los van a mover y toda la carga económica recae sobre el autor.

Compromiso de venta de X ejemplares. La editorial te pide un esfuerzo por ser autor novel y así demostrar tu valía. Necesitan que te ganes su confianza, así que después de dorarte la píldora en un correo en el que exaltan las bondades de tu obra, te exigen una serie de condiciones para continuar.

Te comprometes a vender un número X de ejemplares en una presentación que te organizan, pero tú debes llenarla con tus amigos y conocidos. Si en esa presentación no se venden los ejemplares pactados, el autor debe comprarlos haciéndose cargo de un porcentaje (es decir, te los venden al precio que le hacen al autor, pero los pagas). Por supuesto, si no agotas la tirada inicial, no hacen una segunda (y aunque la agotes, es raro que hagan esta segunda tirada).

-Editoriales online de autoedición e impresión bajo demanda. El autor paga para la maquetación y la impresión. El coste para la editorial es cero, porque lo único que hacen es incluir la obra en su web con un ISBN y ya. Ni promoción, ni visibilidad, ni nada de nada.

¿Está mal optar por una de estas modalidades? No, si sabes lo que estás firmando y accedes. Es decir, si lo que quieres es quitarte de encima la maquetación y la edición, y que lo hagan por ti, adelante. Pero que no te engañen con las condiciones, ni te prometan cosas que no van a cumplir. Huye del fraude.

[bctt tweet=»Si buscas la editorial idónea para tu obra, ten en cuenta su género y huye del fraude. » username=»Nievesmdelucas «]

Bien, has elegido tus opciones y estás preparado para la puesta de largo. Ahora…

¿Cómo presento mi obra?

Preparad un buen “paquete”.

Es decir, curraros una carta de presentación y la selección de las primeras páginas. Si os piden la sinopsis, construid una que no olviden. Sed profesionales. Y sobre todo, respetad las indicaciones de lo que os piden. No enviéis el manuscrito completo. Prestad especial atención al formato, sed atractivos con lo que ofrecéis. Sois los comerciales de vuestra obra. Hay que venderla bien. Y no solo eso, también sois los comerciales de vuestra marca como autor, también tenéis que vender bien vuestra imagen y valía. En esa línea, es interesante presentar un pequeño estudio de mercado para demostrar que sabéis el terreno que pisáis (público que puede estar interesado, obras bien posicionadas en ventas con temática similar…)

Agentes literarios:

Mención aparte merecen los agentes literarios. Son los intermediarios entre el escritor y las editoriales. En ocasiones es más difícil que te represente alguien, que contactar con las editoriales, pero también es una marca de calidad que las editoriales demandan. Es decir, no es lo mismo valorar un manuscrito presentado por el autor, que por un agente. Para presentar una propuesta editorial a un agente, valen las mismas indicaciones que para buscar editorial.

[bctt tweet=»El escritor es el comercial de su obra frente a la editorial: sé profesional y cuida cada detalle en la presentación. » username=»Nievesmdelucas «]

Espera.

No desesperéis con la espera. Yo también he comprobado el correo cada día para ver si había respuesta favorable. Las editoriales tardan meses en contestar. Y algunas ni lo hacen. Cuando me propusieron el contrato con mi editorial actual, reenvié correos a las editoriales grandes que no me habían contestado (por si acaso). Recibí otras cuantas negativas que no me habían llegado antes.

Respuesta.

Cómo presentar tu libro a una editorial: pelea por tus sueñosEvidentemente, solo hay dos respuestas posibles.

-No: recibirás una breve carta explicándote que tu obra no encaja en su línea editorial, o simplemente que no les interesa publicarla. Calma, hay más peces en el mar.

-Sí: de nuevo, calma. Lee atentamente la respuesta afirmativa, estudia las condiciones y huye si algo no encaja. Si decides seguir adelante, estudia con detenimiento el contrato que te envíen. Hay cosas que se pueden negociar… pero eso será otro tema.

 

¿Me contáis vuestra experiencia? ¿Queréis aportar algo a este artículo? Ya sabéis que mi puerta está abierta para vosotros; yo no necesito ninguna propuesta editorial, podéis pasar sin llamar. ¡Hasta el próximo mes!

RSS
Instagram