Detectives femeninas en la literatura (1ª parte)

por | May 12, 2021 | Géneros literarios, Libros aconsejados

Hola, amigos. Hoy os voy a hablar de la figura de la mujer como detective dentro de la novela policiaca. Porque, al igual que en la televisión o en el cine, con Jessica Fletcher o Los ángeles de Charlie, entre otras, en la novela también hay detectives femeninas, desde el siglo XIX. Así que vamos a conocer a algunas de ellas.

¿Empezamos?

 

Detectives femeninas: ¿G. o la señora Pascal?

Fue en 1864 cuando apareció la primera detective femenina de la historia. Pero, según donde busques información, se considera que esta fue G. y, en otras fuentes, la señora Pascal. Sea una o la otra, el caso es que ambas son interesantes.

 

G.

Es obra del escritor británico James Redding Ware, quien publicó la novela La mujer detective bajo el seudónimo de Andrew Forrester.

En ella, se muestra a una detective femenina inteligente e ingeniosa, lo que le permitía inspeccionar la escena del crimen y buscar pistas sin que nadie se diera cuenta. Se dice de ella que ya utilizaba los métodos de deducción de Sherlock Holmes y que, al igual que él, no tenía buenas relaciones con la policía.

 

La señora Pascal

Comparte con G. el honor de ser considerada la primera detective femenina. Fue creada por William Stephens Hayward, en la novela Revelaciones de una mujer detective.

Stephens creó a una detective femenina de unos cuarenta años y viuda que, debido a la difícil situación económica en que la deja la muerte de su marido, decide sacar partido a sus dotes de observación y deducción para resolver casos de robos, secuestros y asesinatos. Astuta, intuitiva, atrevida y, a veces, violenta, no le importa ir por las calles, pistola en mano. Incluso aparece fumando en la portada de la novela, algo que no estaba bien visto en aquella época.

 

Loveday Brooke

En 1893, aparece Loveday Brooke, la primera detective femenina creada por una mujer, Catherine Louisa Pirkis, en The Experiences of Lovedy Brooke, Lady Detective.

Inglesa, como sus predecesoras, Loveday logra trabajo en una agencia de detectives en Fleet Street, junto al señor Ebenezer Dyer, al encontrarse sin dinero ni amigos. Pero, en vez de venirse abajo por las circunstancias, y la forma injusta con la que ha sido tratada por la alta sociedad de Londres, aprovecha su sentido común y su valentía para resolver delitos.

 

Sarah Fairbanks

La siguiente detective femenina de la lista fue creada en 1895 por la autora Mary E. Wilkins, en El brazo largo (The long arm).

Sarah Fairbanks, una humilde maestra de escuela, que cuenta con todos los recursos que hacen falta para ser detective, decide investigar el enmarañado caso de la muerte de su padre, sin tener en cuenta la opinión de una sociedad conservadora y religiosa.

 

Más detectives femeninas: Amelia Butterworth y Violet Strange

Amelia Butterworth y Violet Strange, fueron dos detectives femeninas creadas por Anna Katherine Green, conocida como la Agatha Christie de la época victoriana.

 

Amelia Butterworth

La primera en aparecer fue Amelia Butterworth, en 1897, en El misterio de Gramercy Park.

En esta novela, una simpática solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a la suya. Es, sin duda, la antesala de Miss Marple.

 

Violet Strange

Años más tarde, en 1915, salió a la luz Violet Strange en La zapatilla dorada y otros problemas para Violet Strange (The Golden Slipper and Other Problemas for Strange).

Violet Strange, la primera «chica detective», tiene un secreto: investigar el lado oscuro de la sociedad neoyorquina. Entre excursiones adineradas a la ópera y cenas fabulosas, Violet, la detective privada más buscada de Nueva York, resuelve los crímenes de Manhattan. Desde la hija de un importante hombre de negocios acusado de robo a gran escala, hasta el presunto asesinato-suicidio del esposo e hijo de una mujer de sociedad, Violet investiga, con pericia, pistas ocultas, mientras protege su identidad secreta.

Por la misma época, apareció la detective femenina Mollie Delamere, la heroína de Beatrice Heron-Maxwell, en el relato The Adventures of a Lady Pearl-Broker, que se publicó en la revista Harmsworth Magazine.

Mollie, una viuda que ha tenido que salir adelante por sí sola tras la muerte de su marido, se convierte en una mujer de negocios que, además, resuelve crímenes.

Hubo muchas más detectives femeninas antes de la llegada de la encantadora Miss Jane Marple. Entre 1910 y 1911, conocimos a Lady Molly, de Emmuska Orcy; la investigadora Judith Lee, de Richard Marsh, o Ellen Buntin, de Marie Belloc.

Y, en pleno auge de la novela detectivesca, es cuando aparece Miss Marple, en 1930, de la pluma de Agatha Christie, en la novela Muerte En La Vicaría.

De ella ya hablaremos en otro artículo, dedicado a la «reina de la novela policiaca».

Es imposible nombrar, en un solo reportaje, a todas las detectives femeninas que nos ha dado la literatura, con sus novelas y su carácter. Pero no podemos olvidarnos de Kate Fansler, de Amanda Cross; Cordelia Gray, de P,D, James; Kinsey Millhone, de Sue Grafton; Helen West, de Frances Fyfield; Saz Martin, de Stella Duffy; Kay Scarpetta, de Patricia Cornwell.

~~~~~~~~~~

Y hasta aquí llegamos por hoy. Nos quedan muchas detectives femeninas de las que hablar, pero será en próximos artículos. Como siempre, te animo a que, si te ha gustado el artículo, lo compartas, comentes o preguntes lo que quieras. Y no me despido sin antes aconsejaros que, si queréis aprender a escribir bien, os apuntéis al Método Pen, de Teo Palacios. No os defraudará.

Nuestra biblioteca

En esta sección, hoy os recomendamos uno de los libros de los que hemos hablado: El misterio de Gramercy Park, de Anna Katherine Green.

Sinopsis

La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero, al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella, aplastando su cara y, aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer sobre ella el aparador?…

En El misterio de Gramercy Park, una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.

 

 

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.