La transición del papel al digital

por | May 14, 2021 | Notas autobiográficas

Desde la invención del papel y la imprenta, hasta nuestros días, los escritores han encontrado una manera rápida y eficaz de comunicar sus hallazgos al mundo, así como para cuestionar, criticar injusticias, crear revoluciones o, simplemente, compartir historias a gran escala para un público más amplio. Todo esto hubiera sido imposible antes de la invención de tal artefacto.

En el pasado, se solía escribir primero a mano; sucesivamente, se pasó a la máquina de escribir, y, en la actualidad, hemos llegado al avance del mundo tecnológico con el empleo del ordenador. El salto que supuso este artefacto del siglo XXI, tuvo un impacto en la vida de los escritores y vino de la mano con una transición que constó en diversos dispositivos, hasta llegar al portátil o fijo que todos utilizamos hoy en día. Algo así como una evolución de la máquina de escribir, pasando por procesadores de texto, hasta los ordenadores modernos.

Un cambio global

Más allá de una cuestión tecnológica, la transición del papel a lo digital supuso un cambio en otros aspectos que hay que tener en cuenta. Con la globalización de nuestro lado, los escritores de todas partes del mundo hemos podido difundir aún más nuestra obra. Muchas veces se hace difícil conseguir libros de autores extranjeros en formato papel, pero casi siempre es posible obtener las versiones digitales de esos mismos libros, desde los clásicos hasta escritores que, en donde nos hallamos, sus obras aún no han llegado y podemos recurrir a una copia digital llamada e-book.

No obstante, todo este avance ha permitido un desarrollo de distintas posibilidades, demostrando que es cierto que cada autor tiene sus preferencias y su estilo a la hora de escribir. A continuación, os contaré, según mi punto de vista, cuáles son las ventajas y desventajas de uno y otro método en mi experiencia personal. 

El buen viejo papel

Para algunas personas, hay pros y contras de escribir en papel o directamente desde el ordenador. Por ejemplo, si vamos a escribir en un cuaderno, es mucho más fácil de transportar. Es más económico, ya que solo precisamos de un bolígrafo y un trozo de papel, al cual le dejamos marcado nuestro puño y letra, o sea, nuestro sello personal.

Por otro lado, también encuentro algunas dificultades al utilizar este método. Es algo más sucio que el ordenador; a veces puede ocurrir que nos manchemos con tinta los dedos, y, si llevamos más de una hoja, puede ser más desorganizado el trabajo de escritura. También lleva más tiempo escribir a mano, si borramos o tachamos la hoja se verá desprolija, y si nuestra escritura está alejada de ser una caligrafía bonita, también puede que nos cueste entender que quisimos escribir. Muchas veces, uno no entiende ni su propia letra. 

El nuevo mundo digitalizado

Con la llegada de la era digital, muchos escritores terminaron por utilizar el ordenador para escribir sus novelas. Las ventajas de este objeto tecnológico son múltiples, poseyendo practicidad, ya que al escribir directamente en un editor de texto digital tenemos todo en el mismo lugar. Aún más hoy en día, con los servicios en la nube. Por ejemplo, algunos autores, al escribir en papel, anotan sus ideas en páginas sueltas que luego pueden perder u olvidar dónde las han dejado, sin conseguir nunca más recurrir a ese material. 

Asimismo, uno escribe con mayor velocidad en el ordenador, no solo porque lleva menos tiempo teclear que escribir a mano, sino también porque las correcciones se dan de forma instantánea y uno no tiene que estar borrando manualmente, realizar tachaduras, sacar flechas, o escribiendo palabras por encima. De esta manera, se evita un gran desorden.

Es pulcro, prolijo y, al escribir directamente, nuestras ideas ya quedan plasmadas en la pantalla y no corremos el riesgo de perderlas en un papel que escribimos y dejamos olvidado Dios sabe dónde. Se agrega a la lista de beneficios los programas y programas de escritura que son de gran ayuda para que los escritores organicen y planifiquen de qué manera llevarán a cabo su obra. 

Entonces ¿cuál es mejor?

En lo personal, no creo que existan pros y contras, sino momentos para una cosa u otra. Yo disfruto de la lectura en cualquier tipo de formato y, ocasionalmente, me apetece tener un libro físico, y otras veces me resulta más cómodo en digital, para cuando realizo viajes largos, por ejemplo.

Con respecto a la escritura, es lo mismo. Hay personas que sienten la necesidad de escribir en papel, unas en máquina de escribir y otras en el ordenador de forma más directa, como es mi caso. Al final, uno debe hacer aquello con lo que se sienta más cómodo y a gusto.

En mi caso personal, yo suelo ser algo híbrido y tengo una primera fase de anotaciones a mano, a modo de borrador para apuntar mis ideas allí. Luego traslado esas ideas al ordenador. La segunda parte constituye la planificación de la novela y, por último, la escritura de esta. ¡Puede ser que sea más trabajoso, pero es mi rutina de escritor y me ha dado muy buenos resultados!

Mi experiencia personal

Como he mencionado anteriormente, escribo en el ordenador mis textos y la planificación de la novela. Estos siempre son digitales. Escribo el texto que les llegará a los lectores en el Word, y, para la planificación, utilizó un programa llamado Scrivener. Funciona de maravilla para esquematizar y plasmar mis ideas en la pantalla; sin embargo, no me encuentro cómodo usando este programa para el desarrollo de la escritura. Por lo tanto, planifico con un programa y escribo con otro. 

Lo que realizo en papel son las primeras anotaciones acerca de la cronología; es lo que primero trabajo cuando escribo una novela. Se trata de los hechos que quiero relatar, que me sientan mejor en el papel. Acostumbro a realizar las lecturas de documentación en mi sillón favorito, con un libro, ya sea papel o electrónico, y me resulta confortable tener una libreta a mano. En ella escribo los primeros apuntes, los que luego pasan a la planificación en Scrivener, y luego al Word, donde escribo el primer texto de la novela.

Esta es mi forma de escribir: una combinación de ambas herramientas que, según los gustos de cada uno, tienen distintas funciones y propósitos. Uno puede ir probando y ver con cuál se encuentra mejor para lo que desea hacer. Al final, es algo que depende mucho del gusto personal de cada uno, y, de hecho, lo importante es que encuentres tu estilo y explotes al máximo el método que te dé mejores resultados. 

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.