¿Quieres terminar tu novela con éxito? ¡Has llegado al artículo indicado!

Un cocinero que triunfa (sea en el hogar o en la alta cocina) no halla el éxito en la felicitación tras realizar un delicioso plato. Entendió el ritual, lo hizo suyo, tomó el tiempo para formarse, entender las recetas, conocer los ingredientes, saber dónde, cómo, cuándo y a quién comprárselos. Luego a cocinarlos, que significa dominar los elementos, el fuego, los metales, las texturas, los olores, los sabores; el éxito no es cruzar una meta, es la suma de cada paso andado. 

Como todo en la vida, las habilidades se adquieren por la práctica constante. Ya lo señalaba el refranero popular ¡lo que bien se aprende jamás se olvida! Y, sin duda, a escribir se aprende escribiendo.

Comencemos por analizar a qué te dedicas. Si no eres un escritor a tiempo completo, si debes compartir tu tiempo laboral y familiar con el oficio de escritor, como seguramente es tu realidad, llegaste al post adecuado.

Ahora bien, si deseas escribir una novela realmente exitosa debes esforzarte por tener un método que abarcará grandes ámbitos de tu existencia, que transformarán, incluso, tu estilo de vida.

¿Qué camino seguir entonces? ¿Cómo evitar el ocio, las distracciones? ¿Cómo hallar un lugar de paz para la creación en medio del barullo de familiares y vecinos?

Pues si estás decidido a conseguir resultados con tu novela, sigue estos sencillos, pero efectivos hábitos que harán de ti un escritor en toda regla. ¡Comencemos!

Elige sobre qué escribirás 

Toca comenzar. Lo primero entonces será escoger el género en el que quieres encuadrar tu obra: si será novela histórica, comedia, policiaca, romántica, de fantasía… Ubica tu posible nicho entre las múltiples posibilidades que te da la literatura. 

Debes, nunca mejor dicho, casarte con tu obra, dejar en ella todo el esfuerzo de investigación y creativo que sea posible. Perfila tu historia, desarrolla los escenarios, dale vida, caracteriza a tus personajes.

Si necesitas apoyo en la creación de personajes, este artículo puede ser muy útil para ti. 

Da estos pasos con pie firme y con la convicción de que no abandonarás el proyecto y siempre pensando en darlo todo; conecta emocionalmente con esa historia que está naciendo, ¡implícate a fondo, deja en ella tu visión! Este esfuerzo verá sus frutos, pues te permitirá establecer un vínculo emocional con los lectores. 

Terminar novela

Vence el temor

El temor paraliza, genera inactividad. Un escritor que busca el éxito no puede permitirse ese lujo. Pregúntate para quién escribes; si la respuesta es que lo haces con intención de llegar a los lectores y enamorarlos con tu historia, entonces sé fuerte y enfréntate a ese miedo con hidalguía. 

Si lo que te inquietaba hasta ahora es el “qué dirán”, suelta las amarras. Echa el barco a la mar, mantén fuerte el timón y navega según la ruta trazada. Tu obra debe erigirse ajena a las presiones de opiniones de terceros, deja que tu proceso creativo florezca. 

Sé lo que sientes, alguna vez estuve en tu posición, con papeles llenos de apuntes queriendo despuntar. Puedes leer un poco más sobre mi experiencia, quizá te veas identificado y te sirva como inspiración o te dé alguna idea a seguir. Espero que pueda ayudarte a tomar el impulso que necesitas para ponerte a escribir. 

Sé el arquitecto de tu obra

¡Sin orden, no hay éxito! Parece una obviedad, aún así, debemos señalarlo. Un escritor exitoso crea un plan, como un arquitecto diseña planos que serán ejecutados con habilidad y precisión.

La planificación es la piedra angular de toda edificación, la hoja de ruta de toda empresa; y no iba a ser diferente en tu novela. Tómate el tiempo que necesites para planificar todos los estadios de la obra y los elementos que la conformarán. 

De la misma manera, debes tener en cuenta para tu plan las herramientas que usarás (máquina de escribir, el móvil, ordenador, papel y lápiz), el espacio donde escribirás, tus horarios y demás variables que podrían influirte. Te sorprenderían los llamativos elementos dentro de los planes de trabajo de los escritores más afamados  

¡Mantente fiel!

Todos los días no son iguales; unos son lluviosos y otros soleados. Unos ruidosos cortesía del tráfico de la ciudad o de los vecinos, otros calmados por la quietud que proporciona la lluvia… Esto puede alterar tus deseos de escribir. Ahora bien, si deseas tener éxito, conectar con miles de lectores, entonces debes crear una obra sensible de alta factura.

Un escritor es un artista y como tal debe comportarse. Quienes viven del mundo del Teatro y de la Música siempre dicen que el show debe continuar y anteponen su deber profesional incluso ante tragedias o eventos personales. En tu caso, si estás interesado en iniciar una carrera real como escritor, debes dedicarte y seguir el horario que decidiste en tu plan con independencia de que, en un determinado momento, tengas más o menos ganas de hacerlo. 

Ten en cuenta que si cada día generas al menos una página (según tu ritmo de escritura), en menos de un año te encontrarás con una robusta novela de más de 300 páginas. 

De cualquier modo, ten en cuenta que no se trata de escribir mucho y mal, procura escribir con criterio suficiente para que tenga la calidad y contundencia que buscas. Y, sobre todo, asegúrate de incluir los aspectos que toda novela necesita. Este artículo puede darte una idea de los aspectos básicos a seguir.

Permanece en “modo escritura”

Si deseas subir un escalón y dedicarte a esto de manera profesional deberías intentar aumentar tu “jornada de escritura”. Algunos escritores se lo plantean como “horario de oficina” llegando a dedicar 8 horas diarias o más. En estos casos se lograría avanzar con mayor rapidez. 

Es cierto que esto puede ser un privilegio está reservado para los que ya viven de la escritura. Pero también es verdad que hace más el que quiere que el que puede. Conozco a muchos amigos escritores que se levantan a las 5 de la mañana para escribir un par de horas antes de irse a trabajar.

¿Tienes un sueño? Los sueños no se consiguen solos, hay que luchar por ellos. Así que de ti depende.

Quizás te sirva también consultar el consejo de otro gran escritor, como lo es Stephen King sobre este reto de dedicarse a tiempo completo.

Terminar novela

No dejes que nada te detenga

La persistencia, el ahínco, la resiliencia son tres palabras que como escritor deberás incorporar a tu diccionario habitual y a tu plan de acción. Los días malos no van a faltar, las nubes negras abundarán más días de los que imaginas. Tendrás detractores y haters, gratuitos unos, ganados a pulso otros; pese a ello, no debes detenerte por nada si deseas conseguir tu sueño.   

Para seguir avanzando tendrás que mantenerte en sintonía con tu obra, alimentar cada día tu estilo literario, tu marca personal; si tu razón de ser se encuentra en el mundo literario, busca la manera de encontrar alicientes cada día, busca razones para seguir escribiendo textos de calidad. 

Sé autocrítico, revisa tu trabajo

No basta con escribir y pensar que el texto estará listo en el primer intento. Los escritores afamados afirman que sus grandes obras han requerido largas jornadas de dedicación e incluso, en muchos casos, han reescrito parte de las mismas.

No te conformes con el primer borrador, no lo des por bueno a la primera. Debes convertirte en tu primer crítico literario, la autoexigencia resulta fundamental cuando se persigue el éxito 

Asesórate con los profesionales

Al fin, con tiempo y mucho trabajo, terminarás el texto. Cuando sientas que tu obra ya posee la fuerza narrativa para ver la luz, busca la opinión de editoriales que puedan apoyarte a publicar en papel (como es el sueño de la mayoría de los escritores) o en portales web, que hoy en día abundan.  

Sin duda, este no será un tránsito sencillo, y puede que no encuentres aceptación a la primera de cambio; recuerda que somos muchos los que compartimos este sueño. Y es muy probable que tu primera novela no esté a la altura. Lo habitual es que sea así y se necesiten varios años y mucho escribir para lograr una obra con la calidad suficiente. El mismo Stephen King recibió cartas de rechazo durante años antes de publicar su primera novela. 

No aceptes un no como respuesta

Muchas puertas se cerrarán. Cuando eso pase, recuerda que la vida te ha puesto en el camino que buscabas y que has trabajado duro para alcanzar la meta propuesta en la culminación de la obra. No te quedes con la opinión de unos pocos, muestra tu obra en todos los espacios posibles. Participa en concursos, foros y demás espacios donde se comparta el saber literario. Si tu obra está destinada a triunfar irá encontrando el camino. 

Pero, sobre todo, si ves que los rechazos son frecuentes, no culpes al sector editorial. Sé autocrítico. Pregúntate qué puede fallar en tu novela para que nadie quiera publicarla. Asume la responsabilidad de tus errores; no habrá nada que te haga crecer como escritor más que esto.

Cree en ti como nadie más lo haría

Al cerrar el ciclo, sigue creyendo en ti como el primer día. Nadie dijo que sería un camino de rosas; por el contrario, te he mostrado parte de las dificultades y escollos. Pese a ello, te seguiré diciendo que creas en ti. Si eres constante, planificas, logras perfilar una historia de peso, revisas tu trabajo y rehaces las partes “débiles”, si no paras, terminarás logrando lo que deseas, ¡el éxito!

Comparte conmigo tus inquietudes y comentarios sobre tus hábitos. Me interesa mucho conocer tu forma de trabajo y cómo puedo ayudarte a potenciar tus habilidades.