¿Qué necesitas saber antes de escribir una novela?

por | Ene 26, 2021 | Consejos para escritores, Psicología & escritura

Existen muchas técnicas, formas y métodos para escribir una novela.

A través de internet, los libros y las redes sociales puedes encontrar una infinidad de recursos. Y es justamente por esta gran variedad que a veces resulta complicado entender qué puede funcionar para nosotros y qué no.

Ten en cuenta que la única manera que tienes para elegir la modalidad que mejor se ajusta a tu forma de ser es probándolas todas hasta dar con la correcta.

Aunque lo más importante que necesitas para escribir una novela es algo que únicamente tú puedes darte, como dijo Albert Einstein:

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica juntas: la voluntad.”

Sabemos que suena simplista, pero es cierto, si no sostienes tu carácter sobre unos pilares firmes cualquier cosa que aprendas puede que no sea suficiente para lograr tu objetivo, ya que faltará el aspecto más importante. Si tus fundamentos no son estables es probable que aquello que construyas se derribe fácilmente, así que no descuides este punto.

Tu fuerza de voluntad, tu determinación, tu paciencia y tu constancia son los elementos que necesitas por encima de cualquier otra cosa. Solo así podrás empezar a escribir una novela.

¿Tienes estas características o las estás construyendo? Si tu respuesta es afirmativa, el paso siguiente es empezar tu formación como escritor.

Aquí van unos puntos importantes en los que es bueno que te enfoques antes de empezar a escribir tu novela.

Conoce tus malos hábitos

Casi todos tenemos malos hábitos al escribir. Puede tratarse de faltas de ortografía que hemos automatizado a lo largo del tiempo e imprecisiones gramaticales, ya por ser bilingües o por simple confusión. Pero si quieres ser escritor necesitas liberarte de ellos.

La solución es simple. Puedes mejorar tu gramática y tu ortografía estudiando y practicando sobre tus errores. Para ello puedes seguir cursos en modalidad presencial u online.

Existe una gran cantidad de recursos de pago y otros completamente gratuitos a los que puedes acceder.

Si es algo que sientes que tienes que trabajar, deja de posponerlo. No más excusas, empieza ahora mismo y libérate de tus malos hábitos lingüísticos.

Escribe, escribe, escribe

Sabemos que puede parecer la más obvia de las afirmaciones, pero para escribir un buen libro necesitas ante todo saber escribir bien.

Y ahora vienen las dudas: ¿cómo sé si escribo bien? ¿cómo mejoro mi escritura?

También en este caso existen una multitud de posibilidades que puedes emplear para evaluar tu capacidad como escritor.

Puedes empezar por lo más sencillo. Pídele a un amigo o a alguien en quien confíes que lea lo que escribes. Aunque no se trate de un experto del sector será muy útil saber su opinión. Si lo que intentas comunicar llega de forma correcta e incluso genera alguna emoción o forma de empatía, algo debes estar haciendo bien. Descubre de qué se trata para conocer tus puntos fuertes, de lo contrario descubre en qué estás fallando.

Ten en cuenta que a estas personas puede cegarles un poco su cariño por ti, así que coloca sus comentarios en cuarentena antes de emocionarte demasiado. Además, si no son lectores habituales sus opiniones no tendrán un valor muy alto, así que quizá te convendría explorar en otros lugares: grupos de lectores, etc.

Por otro lado, lee a otros autores puedes aprender de ellos qué es lo que te gusta y ver qué te gustaría tener en tu estilo de escritura. No tienes que copiarlos, pero simplemente dejarte inspirar y aprender de los mejores. Empezarás a entenderte a ti mismo y a tu forma de escribir.

Una vez que hayas comparado y editado varias veces tus textos habrás desarrollado la capacidad de ser autocrítico y de aplicar un análisis individual. Aun así puedes pedir la ayuda de expertos, seguir cursos especializados o estudiar un buen manual sobre el tipo de escritura que más te interesa para aprender la teoría.

Por último, lo más importante para mejorar en tu escritura es escribir, escribir y escribir. Solo haciéndolo podrás mejorar sin parar hasta el día en el que estés satisfecho de ti mismo y te sientas seguro para empezar tu novela.

Desata toda tu creatividad

Ser creativos es claramente uno de los requisitos indispensables para escribir historias que intriguen e interesen. Aunque como veremos en otros artículos, no es suficiente la creatividad para escribir novelas. Una vez que hayas despertado tu parte creativa, conjuntamente, tendrás que aprender la técnica con la que comunicar esa misma creatividad.

Pero no te obligues, ya que la creatividad tiene una característica curiosa: si se la fuerza se empieza a bloquear, deja de fluir y nos abandona.

Si no te sientes creativo busca algo que llame tu atención o que despierte tu curiosidad. Verás que las ideas no tardarán en llegar.

Una buena idea es anotar todo lo que te venga a la mente, incluso sin seguir un orden. Podrás darle una forma más estructurada más adelante, pero por el momento no te preocupes; disfruta de tu ser creativo.

Recuerda, el Universo tiende a la entropía, al desorden y eso mismo es el acto de crear que rige la creatividad.

Lee todo lo que puedas

Leer es una de las costumbres más importantes para un escritor.

Probablemente no es algo que te resulte difícil hacer, ya que si te gusta escribir eso quiere decir que te encantan los libros. Pero es bueno recordar que una técnica útil para mejorar tu escritura y tu capacidad de interpretación es salir de tu área de confort.

Disfruta autores que no sueles leer, cambia géneros y explora las bibliotecas de tus amigos. Leer libros diversos es una manera para estimular tu mente. Y quien sabe, quizás a través de este ejercicio terminarás incluso descubriendo algo nuevo sobre ti mismo.

No olvides que la labor del escritor requiere coraje y es un recorrido a través del cual podrás reencontrarte y conocer mejor lo que te rodea. Tu experiencia personal como lector influirá sobre tu escritura, por eso es importante que leas.

No te des por vencido

Como ya hemos repetido muchas veces al principio de este artículo, las características decisivas son aquellas que llevas dentro de ti, son las que te permitirán perseverar siguiendo el camino hacia tu objetivo. Cumpliendo las palabras del filósofo y escritor Miguel de Unamuno:

“El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.”

No te des por vencido nunca; si lo que quieres es ser escritor podrás conseguirlo, pero no te mientas a ti mismo y realmente haz lo que necesitas para llegar a tu meta.

¿Estás listo para aprender las bases de cómo puedes empezar a escribir tu novela? Te dejo el enlace a la guía completa sobre cómo escribir una novela. Recuerda, voluntad y perseverancia son la clave.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura

Paz, guerra y literatura, tres elementos que muy a menudo van de la mano, especialmente en el género de la novela histórica. Lo cierto es que las letras han abordado estos dos asuntos contrapuestos de diferentes maneras, ganándose un rol importante en la...

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Cómo diseñar el worldbuilding de tu novela. Introducción

Muchas veces habréis oído aquello de «ya está todo escrito» y, por supuesto, lo mismo ocurre con cualquier tema novelable… ¡o sobre el cual redactar un artículo! La cantidad de material publicado sobre worldbuilding es inmensa, y aún lo es más sobre teoría narrativa....

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.