Descubriendo la novela histórica

por | Sep 8, 2021 | Novela histórica

La novela histórica es un subgénero narrativo que constituye una fusión entre historia y literatura. Tiene como fin revivir el pasado, pero siendo fiel a los hechos históricos reales que ocurrieron. Por ello, busca ser un complemento de la historia en general.

Tuvo sus orígenes durante el Romanticismo del siglo XIX, y continuó perfeccionándose en los siglos XX y XXI de forma exitosa.

Utiliza un argumento de ficción, al igual que en las novelas, pero esta se encuentra situada en un momento histórico específico, los hechos suelen ser verídicos y se desarrollan a lo largo del argumento. Hay presencia de datos históricos que pueden ser explayados en profundidad o ser simplemente mencionados para dar contexto y datos de color a la historia. Habitualmente, el, o la, protagonista es un personaje real, pero los hay también ficticios. Se podría decir que se trata de un híbrido entre la historia y la ficción, que propone un problema en particular: no es estrictamente historia documentada como tal, pero tampoco es una novela pura, con la narrativa que la caracteriza.

Veamos sus principales características y recursos literarios. 

Principales características 

Hoy en día, la novela histórica es un género que ha cultivado una gran notoriedad, y existen distintos tipos y variantes del mismo. Como rasgo común, siempre se sitúa en un periodo de tiempo identificable dentro de una determinada época. Contempla una representación realista del pasado, combinada con recursos literarios de ficción y narrativos propios de la novela.

Asimismo, pueden incluirse otros recursos, como el anacronismo, omisiones e hipérboles para lograr una consciente distorsión de la historia. El anacronismo se refiere a una descontextualización de algo por estar fuera de su época. Es una situación de incongruencia que no condice con el periodo histórico en el cual se desarrolla la historia. El anacronismo histórico se refiere a un hecho que es colocado en un momento incorrecto, que no corresponde a tal.

La hipérbole es una figura literaria que consiste en aumentar o disminuir, de manera excesiva, el aspecto o propiedad de una cosa, un hecho o lo que sea de lo que se esté hablando. Busca exagerar lo verídico, con el objeto de hacer énfasis en él, para que se vea más interesante para el lector. Se espera que este sea capaz de reconocer cuándo este recurso está siendo utilizado, ya que no deben tomarse las palabras en un sentido literal, sino figurado. 

Tipos de novela histórica 

La novela histórica puede dividirse en dos grandes ramas: la Ilusionista y la Anti-ilusionista.

El primer tipo de novela, como su nombre indica, procura crear una ilusión en el lector al otorgar legitimidad y autenticidad a los sucesos descritos. Para lograrlo, utiliza material biográfico y datos verificables con pruebas para que el lector pueda reafirmarlo. Durante los pasajes del libro, el autor hace uso de estos recursos, que sirven como evidencia para apoyar la narración. El objetivo es crear en el lector una sensación de certeza y legitimidad. Además, emplea descripciones detalladas de los personajes y de los lugares en donde transcurre la historia, entre otros elementos. El final suele ser cerrado, o sea, que las vicisitudes de los protagonistas hallan una solución de manera lógica y coherente 

El segundo tipo de novela se distingue de la anterior en que los hechos reales presentan lagunas o sesgos, dado que cada historiador tiene su versión de ciertos eventos aislados y se reinterpretan de diferentes maneras. Por este motivo, la tarea del escritor es inventar una línea argumental para crear un puente entre dichos sucesos, aunque sean puramente ficticios. Establece una relación entre la historia y la ficción, y los finales son abiertos e inconclusos, en donde los protagonistas no siempre logran resolver los problemas. 

El éxito de la novela histórica 

Es importante destacar que este género persiste por el gran público que ha cultivado a través de los años.

El novelista Milan Kundera apunta a que este subgénero “no examina la realidad, sino la existencia”. Con esto se refiere no a lo que ha ocurrido, sino a miles de opciones humanas imaginarias que podrían haber ocurrido, al infinito de esas posibilidades que empiezan desde un pasado real.

Frecuentemente, la novela histórica no ha sido bienvenida. De hecho, ha sido despreciada por las elites intelectuales, ya que no es considerada un género por sí mismo, sino un híbrido entre ambos, que no termina siendo ni una cosa ni la otra. Sin embargo, desde la época del Romanticismo goza de bastante éxito. La alta cantidad de ventas indican que se ha consolidado y ha mantenido un fiel grupo de seguidores, que cada día crece más. Existe una proliferación de nuevos autores, libros y sagas.

Acorde con la escritora Ana Liarás, la novela histórica resulta atractiva para el público porque es capaz de fomentar en el lector el aprendizaje de la historia, acompañada de una buena trama.

A su vez, destaca a los autores que logran “humanizar” a ciertos personajes y héroes, sacándolos del encuadre histórico, lo cual nos permite apreciarlos como una persona común.

Los elementos imprescindibles

Se puede afirmar que la novela histórica ha generado una gran popularidad alrededor de lectores de todo el mundo. Es una manera de aprender sobre historia, pero de forma más entretenida y dinámica. 

Al tratarse de una novela, debe tener ciertos elementos, como diálogos, acción y situaciones que pertenezcan a la ficción. Por más que los protagonistas deban ser personajes históricos reales o héroes, es recomendable que se incorporen personajes secundarios ficticios que hagan la narración más divertida.

Es primordial que la novela tenga, en su esencia, una trama histórica y no de otro género literario. Esto no significa que no puedan añadirse elementos policíacos, románticos, de terror, mitología o ciencia ficción. Debe limitarse a utilizarlos en la medida justa, o se convertirá en una novela de alguno de estos géneros, dejando de ser novela histórica. 

La novela histórica es una expresión de la imaginación del autor y, a diferencia de los historiadores, puede darse el lujo de escapar al compromiso de objetividad y darse la libertad de escribir una historia distinta. El autor tiene que encontrar el equilibrio perfecto entre narración e información. 

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

El culto espartano a los dioses: Artemisa

El culto espartano a los dioses: Artemisa

El pueblo espartano ha sido famoso por tener uno de los ejércitos más fuertes en toda la historia. Desde pequeños, y con solo 7 años, los soldados iban a buscar a los niños a su casa y, desde esa edad, los preparaban para convertirse en guerreros. Como habréis podido...

Como escribir un buen libro

Como escribir un buen libro

Escribir un libro es una tarea que lleva tiempo y dedicación. Si es la primera vez que una persona se lanza a escribir, se encontrará con varios obstáculos en el camino. La mayoría de las veces, uno no sabe qué camino seguir o se encuentra ofuscado y con falta de...

El origen del agogé

El origen del agogé

Los espartanos han sido famosos por poseer, gracias a la agogé y su actitud, uno de los ejércitos más fuertes y poderosos de toda la historia. A través de un duro entrenamiento, lograron conquistar enormes territorios, a pesar de que, muchas veces, han sido menor en...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

1 Comentario

  1. Doina

    Ha sido de uliddad para mi, me aclara eltipo de novela que estoy escribiendo

    Responder
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
  • No has agregado ningún curso al carrito.