El suspense: qué es y cómo conseguirlo

por | Jul 4, 2022 | Consejos para escritores

Podría parecerte que el suspense es algo que se utiliza únicamente en las novelas policíacas y en los clásicos géneros de misterio y thriller, ¡pero no es así!

Más allá del tipo de novelas que te guste escribir, el suspense es una herramienta aplicable a todo tipo de géneros y te ayudará a crear un lazo aún más profundo con tu lector, además de una trama más elaborada. De hecho, cuando al escribir producimos suspense en nuestras historias, de alguna manera interactuamos con los lectores. A través de las omisiones y pistas que vamos dejando entre una página y otra, despertamos de forma activa la atención y el interés de aquel que nos lee con intriga y curiosidad.

En este artículo, quiero compartir contigo algunos trucos, modalidades y recursos que podrás emplear de manera práctica para añadirle un poco de suspense a tu escritura y darle el justo nivel de tensión y anticipación a tu próxima historia. 

Empecemos por lo básico.

¿Qué es el suspense?

Estoy seguro de que ya lo has experimentado como lector. Probablemente, leyendo algún párrafo que te haya dejado expectante, ansioso por saber cómo seguía esa intrigante historia que te ha llenado de dudas y que no has conseguido dejar de leer hasta saber cómo terminaba. ¿A qué te ha pasado a ti también?

El conjunto de emociones y sensaciones que te acabo de describir son generadas por el suspense. Es un elemento literario esencial, parte de toda narración, que genera incertidumbre en el lector sobre los hechos que están por pasar en una historia. La incertidumbre es la que hace que el lector se interese más por la obra, participando en ella, en su mundo mental, a través de planteamientos personales, generando preocupaciones y preguntas sobre los personajes y todo el contexto que los rodea en la obra. Es uno de los motores que hace que el lector quiera esclarecer los acontecimientos que se dan en tu historia, haciéndole desear llegar hasta el final. En pocas palabras: lo mantiene enganchado.

Como escritores, generamos estas sensaciones controlando la información que compartimos con los lectores, y si conseguimos que se planteen preguntas como “¿y ahora qué pasará?“, ¡es que vamos por buen camino!

Diferentes formas de crear suspense

Antes de entrar en la parte más práctica, me gustaría contarte sobre las diferentes tipologías de suspense que se suelen utilizar.

Estas son las dos maneras más comunes y exitosas:

  1. Le cuentas absolutamente todo lo que sabes al lector. De hecho, el lector sabe más elementos sobre la historia que tu personaje. Así, el lector se vuelve cómplice del escritor, se involucra en los eventos y se llena de expectativas sobre lo que piensa que va a suceder. A este tipo de técnica literaria se la denomina “ironía dramática”.
  2. Le cuentas al lector lo mismo o incluso menos de lo que saben tus personajes. Esto hará que se interese aún más por la historia que está leyendo. Querrá seguir adelante en su lectura para conseguir nuevos elementos y podrás ir revelando, poco a poco, las explicaciones de los sucesos que se van dando, siempre manteniendo la justa dosis de misterio.

Ahora que lo sabes casi todo sobre el suspense, pasemos a qué elementos emplear y cómo escribir para generar suspense.

Elementos para generar suspense al escribir

En su sentido más práctico, el suspense consiste en una serie de pasos graduales. Si bien toda novela tiene un argumento central que trata de responder a la gran pregunta del desenlace, el tema principal ronda alrededor de muchos pequeños componentes sobre los que puedes trabajar para generar suspense y mantener el interés del lector a lo largo de la lectura.

¿Cómo? Aquí van algunos consejos que te podrían ayudar a crear suspense al escribir tu historia:

  • Ve dejando pistas en cada capítulo de tu obra para que el lector se plantee las preguntas correctas, o quizás las incorrectas. Esto estimulará la búsqueda de esas respuestas a lo largo de la novela.
  • Plantea tú mismo las preguntas. Empezar un capítulo con una pregunta puede ser una buena idea para llevar al lector hacia la dirección que quieres.
  • Utiliza recuerdos pasados que se manifiestan en la mente de tus personajes para dar información de manera gradual.
  • Haz que tus personajes tengan monólogos internos. De esta manera, compartirán sus pensamientos, preocupaciones, emociones y sentimientos con el lector, generando expectación.
  • Crea un personaje que tenga una identidad desconocida, misteriosa y oculta. Alguien que tiene mucha influencia en la historia, pero del que no se sabe nada.
  • El pasado de tus personajes tiene que ser interesante, rico de elementos desconocidos, relatos que se van abriendo al lector a lo largo de la novela.
  • Genera problemas en la vida de tus personajes, e incluso ponlos en riesgo añadiendo obstáculos en su camino y en el de las personas que los rodean.
  • Introduce historias paralelas para que el lector empiece a plantearse cómo podrían estar relacionadas entre ellas.
  • No tengas prisa en revelar tus fuentes, termina cada capítulo con algo de misterio y revela lentamente la información.
  • Rompe las expectativas del lector. No dejes que adivinen antes del final de la historia qué pasará para que no muera el suspense.

¡Experimenta con ellos y cuéntame cómo te va en los comentarios!

Solo escribiendo puedes aprender a escribir

Por último, querría enfatizar cómo la escritura es parte de un proceso de aprendizaje que se consigue solamente a través de la práctica. Aunque te sientas bloqueado o estancado, no dejes de escribir. Busca nuevas maneras para darle forma a los escritos que residen dentro de ti. Ya sea a través del suspense o de otros recursos literarios que te puedan ayudar a desatar tu creatividad, no tires la toalla y escribe cada día que puedas.

Recursos como el suspense te pueden servir de guía para construir elementos interesantes a lo largo de tu trama, comprender cómo organizar la historia dentro de tu propia novela y entender el funcionamiento de tu forma de escribir.

¡Recorta tu tiempo, aplica lo que aprendes y, si te gusta la idea, puedes unirte a uno de mis cursos de escritura para compartir tu proceso y aprender nuevas herramientas!

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

La adecuación: piensa en tu lector

La adecuación: piensa en tu lector

Cuando los escritores hacemos una entrevista o hablamos en una presentación, rara es la ocasión en que no decimos que para nosotros el lector es lo más importante. Y en la mayoría de casos os puedo asegurar que somos totalmente sinceros. ¿Pero hasta qué punto pensamos...

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

¿Los dioses griegos fueron plagiados?

Hace unas semanas compartí con vosotros un artículo sobre la historicidad de uno de los dioses mitológicos por antonomasia. En «¿Existió un Heracles histórico?» utilizaba para mi argumentación la similitud entre nuestro conocido semidiós con otro héroe mitológico muy...

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

No es la primera vez que hablamos de uno de los elementos más importantes en toda novela, el detonante. Ya sabéis, es ese punto de la historia en que el mundo del personaje salta por los aires y da comienzo al conflicto que nuestro protagonista tendrá que superar (o...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *