Conoce a tu lector ideal

por | Abr 1, 2022 | Consejos para escritores

Entre lector y escritor existe una relación de simbiosis indestructible; sin uno no podría existir el otro. Los escritores damos vida a obras que, sin un público, quedarían estancadas en un mundo de silencio y soledad. Mejor dicho: nuestras obras desaparecerían o nunca verían la luz sin nuestros queridos lectores.

Si de esta relación depende la existencia de la literatura, es esencial enfocarnos en su importancia y detenernos a conocer mejor quiénes son nuestros lectores. Para ser más concreto: es imprescindible definir a nuestro lector ideal.

Define tu lector arquetípico

Identificar y conocer al lector arquetípico de una obra es un paso fundamental en la vida de todo escritor.

Estoy seguro de que, cuando empezaste a escribir, simplemente te dejaste llevar por tus ideas, organizaste tu material, los paisajes, te metiste en el flujo de la escritura y te enfocaste en construir la trama de tu historia, pero, muy seguramente, no hiciste “solo” esto.

Aunque no lo sepas, inconscientemente, en algún lugar de tu cabeza ya has creado el arquetipo de tu lector ideal. Quizás lo hiciste a partir de tus expectativas personales, o, probablemente, siguiendo tus propios gustos como lector. Ahora, es el momento de preguntarse, de forma consciente, “¿para quién escribo?”.

Esta pregunta la puedes responder haciendo un poco de investigación, ya sea a través de las herramientas digitales modernas o utilizando tu propia intuición. Es algo que se suele hacer continuamente en el mundillo del marketing y se le conoce como definir al buyer persona.

Detalla el arquetipo de tu lector ideal aplicándole rasgos concretos que te permitan remitirte a un tipo de persona específica. Para ello, puedes plantearte algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué edad podría tener tu lector ideal?
  • ¿Cuál es su género?
  • ¿Qué busca al leerme? ¿Aprender? ¿Emocionarse? ¿Divertirse?
  • ¿A través de qué canales descubrió mi obra?
  • ¿Qué le motiva a comprar mi libro?
  • ¿Por qué le gusta lo que escribo?
  • ¿A qué se dedica profesionalmente?
  • ¿Cuáles son sus pasiones y pasatiempos?
  • ¿Qué otros autores podría gustarle leer?
  • ¿Y géneros literarios que le puedan interesar?
  • ¿Qué lo hace sentir bien?
  • ¿A qué le tiene miedo?
  • ¿Cuáles son sus problemas cotidianos?
  • ¿Qué medios usa para informarse?
  • ¿Qué lo estimula en su día a día?
  • ¿Hay webs o blogs que suele frecuentar?
  • ¿Prefiere los libros físicos o electrónicos?
  • ¿En qué redes sociales suele participar más a menudo?

La investigación y la respuesta a este gran número de cuestiones te permitirá conocer a fondo a tu lector arquetípico, darle una cara, una vida y, sobre todo, un carácter. Podrás desplazarte con mucha más seguridad entre los espacios de tus palabras y, en especial, ¡sabrás cómo llegar a tus lectores potenciales una vez que tu novela esté lista para ser publicada!

¿Qué desea tu lector ideal? ¿Y tú?

Es importante que una vez que hayas establecido a tu lector ideal no te vuelvas esclavo de él.

¿A qué me refiero?

Es sencillo: tener conciencia de que un cierto tipo de persona nos lee puede llevarnos a la tentación de querer satisfacer todas sus necesidades, con la falsa idea que de esta manera conseguiremos un público más fiel y constante. Pero lo cierto es que un lector ideal es solo un estereotipo generalizado de tus lectores que te puede ayudar a la hora de vender tu libro o de construir determinados elementos dentro de tu obra.

Como bien sabrás, cada persona tiene su propia individualidad y es única por sí misma. Es igual de válido para los lectores y los escritores. Si todos siguiéramos los deseos del perfil de lector ideal de cada género literario, terminaríamos perdiendo nuestra propia unicidad, ¡y justamente eso es lo que atrae al que te lee!

Así que, sin olvidar que lo que tú deseas y creas como escritor es lo más importante en tu escritura, hay algo que puedes hacer para apasionar más a tu lector ideal, sin delatar tu unicidad.

Tu género literario y sus recursos

Y bien, cada género literario tiene herramientas y modalidades propias que has de aprender si lo que quieres es mejorar y darle a tus lectores lo que están buscando. Tras el ejercicio que te ha llevado a definir a tu lector ideal, es muy seguro que ya tendrás en mente cuáles son sus géneros favoritos, y, con mucha probabilidad, el tuyo está entre ellos.

Si aún no sabes cuál es tu género, hay que ponerle remedio enseguida. No me malinterpretes: no quiero encerrarte en una caja. No es necesario preocuparse, pero determinar tu género te va a traer muchos beneficios. ¡Ya lo verás!

Escoger un género no quiere decir que tengas que escribir solo temas específicos a ese género. Puedes producir interesantes fusiones literarias que harán tu historia aún más entretenida. Pero, como todo, profundizar en tu especialidad debe de ser tu foque principal.

De nada te serviría meter en tu novela elementos de todos los géneros para complacer a los gustos de todos. Sería un intento dictado por la inseguridad (esta atrapa a todo escritor en algún momento, especialmente en los comienzos). Estoy seguro de que no quieres darle vida a una mezcla poco definida que terminaría perdiendo su carácter.

Mi consejo: define tu género y aprende bien los recursos principales que lo caracterizan. De esta forma, podrás aplicarlos a tu novela, mejorarás como escritor y serás fiel a tu escritura, satisfaciendo algunas de las expectativas de tu lector ideal.

Los riesgos de no conocer a tu lector

No pasar por este proceso sería como intentar encontrar a alguien sin tener una pista de dónde puede encontrarse. Por este motivo, es comprensible que, si decidiéramos actuar de esta manera, las posibilidades de fallar en nuestro objetivo como escritores, vender y dar a conocer nuestra obra, crecerían exponencialmente.

Todo escritor quiere encontrar a su lector, pero es importante ser objetivos y entender que no todas las personas nos van a querer leer.

Tu público objetivo es lo que realmente importa. Por ende, si no lo conoces, podrías perder mucha energía sin obtener logros. La falta de foco puede llevarte a construir estrategias de venta demasiado generalizadas, y, por lo tanto, poco eficaces. Además, podría terminar afectando a tu talento y autoestima, cuando quizás el verdadero problema es que estés dando a conocer tus libros en el lugar equivocado.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

El final del Imperio español

El final del Imperio español

Hemos hablado muchas veces del esplendor del Siglo de Oro y del poderío que ostentó el Imperio español durante los años que siguieron al Descubrimiento de América y su colonización. Al fin y al cabo, además de ser una de las épocas más apasionantes de la Historia...

La coma criminal

La coma criminal

Como bien sabéis, además de escritor también soy profesor de escritura creativa gracias al método PEN, con el que muchos de mis alumnos han logrado alcanzar un nivel como escritores que les ha llevado a publicar de manera profesional. Pero todos ellos, al igual que...

Híspalis, los orígenes de Sevilla

Híspalis, los orígenes de Sevilla

Que Sevilla es importante para mí no debería sorprender a nadie a estas alturas. No sólo es mi tierra de nacimiento, si no que además forma parte de mi obra como escritor. Es el escenario central de mi novela Muerte y cenizas, y ya os hablé un poco de su pasado como...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *