La partida de ajedrez que evitó una guerra

por | Feb 6, 2013 | Libros aconsejados


Alfonso VI llegó con su ejército a las puertas de Sevilla. Quería cobrar las parias, una especie de “canon” que los reinos árabes se veían obligados a pagar al rey castellano, el problema era que quería cobrar mucho más de lo que habían pactado en años anteriores.
La situación era muy peligrosa para los sevillanos, pues Alfonso estaba dispuesto a arrasar la ciudad si no se atendían sus peticiones. Por desgracia para los habitantes de Sevilla, el ejército musulmán era muy inferior en cuanto a tamaño y poderío.
Fue entonces cuando Ibn Ammar, el visir sevillano, se erigió en un héroe y salvó a la ciudad de lo que hubiera sido un desastre total.
Y lo hizo jugando al Ajedrez.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

El detonante: reconócelo gracias a los superhéroes

No es la primera vez que hablamos de uno de los elementos más importantes en toda novela, el detonante. Ya sabéis, es ese punto de la historia en que el mundo del personaje salta por los aires y da comienzo al conflicto que nuestro protagonista tendrá que superar (o...

Servio Tulio, el rey esclavo de Roma

Servio Tulio, el rey esclavo de Roma

Cuando pensamos en los protagonistas de Roma siempre nos vienen a la mente sus grandes emperadores. Julio César, Adriano, Tiberio o Marco Aurelio aparecen en infinidad de novelas históricas, de hecho Nerón fue el emperador del Imperio Romano en la época en que se...

Personajes arquetipos: ¿Hay que huir de ellos?

Personajes arquetipos: ¿Hay que huir de ellos?

Aunque la literatura es un arte complejo y lleno de matices, todos ellos igual de importantes, estaréis de acuerdo conmigo en que los tres elementos más importantes a la hora de crear una novela son el argumento, el escenario (en el espacio pero también en el tiempo)...

Sobre mí

Conoce a Teo Palacios y su método PEN

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *