Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

Los negros literarios

«El hecho de que seas un escritor no significa que tengas que negarte a ti mismo el placer humano ordinario de ser elogiado y aplaudido». Esta frase tan significativa la encontramos en la novela The Ghost Writer, de Philip Roth. Quizás os suene más por su adaptación cinematográfica, dirigida por Roman Polanski y protagonizada por Ewan McGregor y Pierce Brosnan, y que se llamó El escritor fantasma. La historia giraba en torno a un autor desconocido que debía escribir las memorias de un ex Primer Ministro británico. Lo cuál, por supuesto, pondrá en marcha un thriller dado los secretos que oculta el político. Esto hila muy bien con el tema del que quiero hablaros. Hoy os descubriré los recovecos que se esconden tras una profesión que todo el mundo sabe que existe pero que poca gente conoce de verdad: los negros literarios.


Qué son los negros literarios

Su acepción es bastante elocuente, ¿verdad? Un negro literario, también conocido como escritor fantasma, es ese autor que es contratado para escribir un libro para otra persona. Trabajo para el cual renunciará a la autoría de ese texto y lo cederá para que quien le ha contratado lo haga pasar por suyo. Por eso se le llama «negro», porque trabaja desde las sombras, sin darse a conocer (contrato de confidencialidad por medio). Estos autores ocultos renuncian no sólo a sus creaciones, sino también a todo lo que envuelve el aspecto público de un escritor: no acuden a las ferias de libros ni hacen presentaciones, no se preocupan ni por la promoción, ni las malas críticas ni, por supuesto, por las ventas. Les da igual que el libro sea un éxito o un fracaso, porque ellos ya han cobrado por su trabajo. 

Todo ventajas, al menos a primera vista. Nada de estrés ni de estar constantemente agobiado por si aparece una mala reseña; nada de sufrir por si los libros no se distribuyen bien, por estar todo el tiempo promocionando en redes sociales… Se entrega el trabajo y, tras la corrección, a otra cosa. Pero como dice la frase de la novela de Roth con la que abro el artículo, no siempre es tan sencillo. Algunos negros literarios acaban echando de menos el reconocimiento que reciben los autores que firman con su nombre, sobre todo si también publica libros como un autor convencional y no tiene mucho éxito. Imaginad lo que debe ser que una historia que has escrito para otra persona triunfe y en cambio tus propias novelas no vendan nada.

escritor fantasma


Buscando negro literario

La existencia de los negros literarios viene de tan lejos que es posible que sea tan antigua como la propia literatura. Y no os creeríais qué autores los han utilizado, porque algunos de ellos son bastante renombrados. Por ejemplo, Alejandro Dumas, del que hablábamos en el anterior artículo sobre los mosqueteros, usó a varios nègre littéraire para escribir algunas de sus novelas de aventuras más famosas. El más conocido fue Auguste Maquet, al que se le atribuye su «colaboración» en sus obras más conocidas: Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo. Luego estaban los escritores que se vieron obligados a trabajar ellos mismos como negros literarios, como Vicente Blasco Ibáñez o Paul Auster. Sea como sea, en la mayoría de los casos tanto los escritores fantasma como los autores firmantes (o sus editoriales) guardan con celo la identidad o siquiera la existencia de estos escritores ocultos.

¿Y cómo se convierte uno en negro literario? Habitualmente se requiere tener ciertos contactos en el mundo editorial. Es muy común que sea una editorial la que contacte con alguno de sus escritores de fondo, aquellos en cuya calidad literaria confía pero que por el motivo que sea no son muy conocidos. Se elige en función de multitud de aspectos: que el estilo del autor esté en consonancia con el proyecto; que el escritor sea de fiar a la hora de mantener el secreto; su eficacia y rapidez, ya que suelen ser trabajos con fecha de publicación… No es algo que se le ofrezca a alguien que todavía está aprendiendo en un curso de literatura, sino que se busca a autores que ya están rodados.

El libro puede ser de cualquier tipo, incluso novelas, aunque lo que más abundan son las biografías. No podéis ni imaginaros cuánta gente hay que cree que su vida es lo bastante interesante para ser convertida en un libro. Gente que quiere dejar un legado escrito a sus hijos, como un album de fotos literario en el que plasmar sus recuerdos. Pero, por supuesto, cuando pensamos en negros literarios no podemos dejar de imaginar los libros de los políticos y famosos de turno. Todos los presidentes que hemos tenido en España han sacado su libro de memorias, y nadie duda de que no los escribieron ellos. O los de esas celebridades de la farándula, o de los youtubers. Sí, hay mucho trabajo como negro literario, os lo aseguro.

negros literarios


Cómo trabaja un negro literario

¿Y compensa en lo económico? Pues eso depende del tipo de proyecto. Si hablamos de, por ejemplo, un libro biográfico de un famoso, con una gran tirada y muchas ventas aseguradas, desde luego que sí. El negro literario recibe en primer lugar un innegociable adelanto, que puede rondar unos cinco mil euros, a lo que se le sumaría un tanto por ciento por ejemplar vendido en algunos casos. Este porcentaje nunca será tan alto como el que recibiría un autor firmante, obviamente, pero como las ventas sean altas, podríamos estar hablando de unos quince mil euros. Eso sí, el firmante, dependiendo de su fama, puede llegar a cobrar la de Dios. Se habla de cifras que rozan el millón de euros de adelanto. Cantidades que no se recuperan, porque para ello habría que vender millones de ejemplares.

Ahora bien, para ser justos hay un montón de trabajo detrás para el pobre negro literario. No se trata simplemente de ponerse a escribir. En el caso de una biografía, hay que documentarse. Lo habitual es que el autor se cite las veces que haga falta con el que será el autor firmante, con el que pasará horas, muchas horas, hablando, preguntando y grabando. Aunque no te caiga bien, aunque sea un tipo soberbio que te desprecia y te lo pone difícil. Luego todo ese material debe ser transcrito y adaptado al formato adecuado, en este caso de crónica biográfica. Y luego, el manuscrito debe tener el visto bueno del firmante y la editorial.

Como veis, esto de los negros literarios es un mundo apasionante. Algo así como las cloacas del mundo literario y editorial. ¿Cómo no iba a dar para un thriller como el de Roth?

entrevista escritor

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

  • Cine & literatura
  • Consejos para escritores
  • Géneros literarios
  • Historia
  • Libros aconsejados
  • Mundo Editorial
  • Notas autobiográficas
  • Novela histórica
  • Ortografía & Gramática
  • Psicología & escritura
  • Uncategorized

Sobre mí

Teo Palacios

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

  • Nicolás Santiago Aguilar

    Me gusta, el tema, he sido sin saberlo un negro literario, no sabía que se le denominaba así, durante mucho tiempo he construido textos, o documentos, artículos y ensayos por encargo de alguien, quizá no se ha publicado nada, pero si se ha compartido, socializado con más gente en el ámbito en que se mueven las personas que me han hecho el encargo. De hecho, mi primera novela apenas saldrá a la luz, participo actualmente en concurso de novela histórica y sin duda ganare el premio, ahora si a nombre mío. Saludos.

  • Liliana

    Hola y gracias por la información apasionante! Aún cuando me parece buena oportunidad de trabajo , el ser un escritor fantasma , no quita que se tenga un ápice de escrúpulo de dejar como un Dios a un burdo y pecador mortal. Saludos de Peru.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teo Palacios

Escritor y creador del Método Pen

Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

¡Sígueme en las redes sociales!