Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

María Pita, la leyenda de una heroína

La de héroes grandiosos que tenemos dentro de la historia española, ¿verdad? Podría dedicar todas las entregas de este blog a esas grandes personalidades que de un modo u otro han quedado para la posteridad por su valor y entrega. Y os aseguro que la que hoy protagoniza este artículo no se quedaría muy atrás de otras quizás más famosas. Me refiero a Mayor Fernández de la Cámara y Pita, más conocida como María Pita. Una insigne mujer del siglo XVI que, si no conocíais, es hora de ponerle solución.

María Pita, una leyenda de orígenes humildes

Sabemos muy poco de los orígenes de María Pita, más allá de que nació en La Coruña en el siglo XVI, con el nombre completo de Mayor Fernández de la Cámara y Pita. De hecho hay ciertas controversias en torno a si era de familia hidalga, aunque generalmente se asume que vino al mundo en una familia humilde. Fue hija de Simón Arnao y María Pita la Vieja, propietarios de una pequeña tienda en la ciudad coruñesa. Ni siquiera ha quedado constancia del año en que nació, entre el 1556 y el 1562.

La cosa empezó a cambiar cuando contrajo matrimonio con Juan Alonso de Rois, en 1581. Aunque seguía siendo un hombre modesto, carnicero de profesión, la situación del flamante esposo significó una mejoría para María Pita: Juan Alonso disponía de un par de viviendas y algunos viñedos en la región. Por desgracia, la unión entre ambos no duró mucho, pues él murió en el 1585, no sin antes dejarle una niña a su esposa. Y claro, con una criatura a cuestas, la mejor opción que tenía una mujer en aquella época era volver a encontrar marido cuanto antes. Y es entonces cuando conoció a Gregorio de Rocamonde, el cual, por desgracia, le brindaría la oportunidad de pasar a la historia.

María Pita

El ataque de La Coruña

Primavera de 1589. La Coruña. La Expedición Drake-Norreys, más conocida como la Invencible inglesa o la Contraarmada, es avistada en el horizonte. 180 buques conformaban la flota, y eso que más de veinte desertaron antes de llegar a su destino. No había pasado ni un año de la debacle de la Armada Invencible, así que aquel pretendía ser un golpe definitivo por parte de Isabel I para aprovechar la supuesta debilidad de su homólogo Felipe II, dentro del marco de la guerra anglo-española. Drake, pirata para los nuestros, héroe para los ingleses, deseaba a toda costa repetir su exitoso ataque a Cádiz de 1585, y La Coruña era un objetivo demasiado jugoso para dejarlo pasar: como punto de salida y entrada de la flota española que surcaba el Atlántico, disponía de grandes reservas de oro y víveres, a pesar de lo cual sus defensas no estaban a la altura.

En cuanto se avistó al enemigo las autoridades españolas movilizaron las escasas defensas que tenían: seis barcos y 1500 hombres entre soldados y milicias locales, entre los cuáles estaba Gregorio de Rocamonde, el marido de María Pita. La desventaja española era más que obvia. ¿Cómo iban a enfrentarse seis simples barcos a otros casi doscientos enemigos? Y aunque plantaron cara, no pudieron evitar que los ingleses desembarcaran el 5 de mayo en la playa de Santa María de Oza. Llegó el momento de pelear en tierra y defender las murallas de la ciudad. Una enconada batalla, en la que, al fin, los ingleses abrieron una brecha. La suerte de los coruñeses estaba echada…

Murallas de A Coruña

María Pita contra Francis Drake

El asalto de los británicos a la ciudad vieja obligó a los voluntarios civiles a entrar en combate. Y allí estaba Gregorio de Rocamonde, en primera línea, que cayó muerto durante la acometida de los de Drake. Lo que pasó a continuación forma parte tanto de la leyenda como de la historia: al ver cómo su esposo caía en el asalto, María Pita estalló de pura rabia y se unió a los defensores como si de un miliciano más se tratara. Tal era su ímpetu que todos los coruñeses, así fueran hombres o mujeres, civiles o soldados, la siguieron como si ella fuera la auténtica líder. «Quien tenga honra que me siga», gritaba, y vaya si la siguieron. María tomó una de las lanzas que llevaban la bandera inglesa, y la empuñó para alancear al alférez británico que marchaba en cabeza. Dice el mito que el pobre desgraciado que sufrió su rabia era el hermano del mismísimo Francis Drake.

La tradición gallega nos cuenta cómo aquella mujer desmoralizó a la tropa inglesa, hasta el punto de que provocó su retirada. No nos vamos a engañar: es poco probable que algo así sea real. Resulta más creíble pensar que, ante lo que se estaba prolongando el asedio, decidiera levar anclas al saber que los refuerzos venían en camino para auxiliar La Coruña y pillar la espalda de los sitiadores. Pero esto no desluce en ningún caso la ejemplar resistencia de los coruñeses ni el papel de María de Pita.

María Pita Francis Drake

María Pita, el símbolo

Era inevitable que la historia de María Pita se convirtiera en un símbolo de coraje y resistencia para los gallegos y el resto de España. Su heroísmo ha sido recordado en libros, canciones, películas e incluso cómics. Es también un ejemplo de la importancia de las mujeres en la defensa de su patria, de que ellas también tuvieron que tomar las armas en ocasiones y dar su vida por defender al pueblo. De hecho, no fue la única heroína, pues hubo muchas otras mujeres con ella, como Inés de Ben. Aunque, por desgracia, el nombre de estas valientes mujeres no ha trascendido.

Pero no creáis que tras este suceso la vida de María Pita fue plácida. Se casó hasta cuatro veces, y tuvo otros tantos hijos. Se las vio contra varias querellas e incluso estuvo en la cárcel. Afrontó una sentencia de destierro por unas falsas acusaciones de asesinato, contra las que luchó al igual que contra los ingleses: con pasión. Pues ni corta ni perezosa, se dirigió al mismísimo Felipe II, de quien consiguió una licencia real que la exoneraba y le otorgaba incluso un sueldo de alférez, reconociendo así sus méritos. Como veis, toda una luchadora, que forma parte de la historia por méritos propios.

¿Quieres ser escritor?

Te presento el Método Pen, un programa formativo online para llegar a ser escritor profesional.

Últimos artículos del Blog

  • Cine & literatura
  • Consejos para escritores
  • Géneros literarios
  • Historia
  • Libros aconsejados
  • Mundo Editorial
  • Notas autobiográficas
  • Novela histórica
  • Ortografía & Gramática
  • Psicología & escritura
  • Uncategorized

Sobre mí

Teo Palacios

Hace 10 años yo era como tú, un autor más con una novela bajo el brazo que nadie quería publicar. Hoy tengo cinco novelas publicadas por editoriales internacionales en ocho países, tengo firmados los contratos de dos novelas que aún no he escrito y ¡vivo de la literatura!

  • Euclides Fernando Angulo Palacio

    Tremenda historia. En suramerica tenemos varias de ese corte como Policarpa Salavarrieta, mas conocida como la Pola, la india Catalina, la mismisima Manuela Saenz, por solo citar el caso Colombiano.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teo Palacios

Escritor y creador del Método Pen

Formación personalizada y 100% online para ser escritor profesional.

¡Sígueme en las redes sociales!